Corea del Norte expresó disposición de diálogo con Estados Unidos

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
26 de Febrero de 2018 Actualizado: 26 de Febrero de 2018

Un funcionario de la delegación de Corea del Norte en visita en el Sur, declaró que el régimen comunista de Kim Jung Un está dispuesto a mantener conversaciones con Estados Unidos, destacando que la puerta para el diálogo entre ambos países sigue abierta, informó la agencia Yonhap.

La Casa Blanca dejó en claro el 25 de febrero que cualquier conversación con Corea del Norte deberá considerar el fin de su programa nuclear.

“La administración del presidente Donald J. Trump se compromete a lograr la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la península de Corea. Estados Unidos, nuestra representación olímpica, la República de Corea y la comunidad internacional están de acuerdo en general en que la desnuclearización debe ser el resultado de cualquier diálogo con Corea del Norte”, señaló en el comunicado.

El Gobierno estadounidense envió a la península coreana a Ivanka Trump, hija del presidente Trump y asesora de alto nivel de la Casa Blanca. La delegación de Corea del Norte llegó a su vez comandada por el general Kim Yong Chol. Ivanka y Kim asistieron ayer a la Ceremonia de los Juegos Olímpicos.

Foto: El Presidente de Corea del Sur Moon Jae  e Ivanka Trump en la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos Invernales de Corea del Sur. (Infobae)

Hoy el grupo de Kim se reunió con Chung Eui-Yong, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur y el principal asesor de seguridad del presidente Moon Jae-In, confirmando sus intenciones de diálogo, informó la agencia Yonhap.

“Kim dijo que la puerta sigue abierta para el diálogo con Estados Unidos”, señaló el oficial Cheong Wa Dae, de acuerdo a la agencia.

La delegación del Norte aceptó que el desarrollo de las relaciones entre las dos Coreas y Estados Unidos deberían ir de la mano.

Las intensiones de diálogo surgen luego del fallido encuentro del vicepresidente Mike Pence con la anterior delegación de Corea del Norte después de la ceremonia de inauguración de las Olimpíadas Invernales del 9 de febrero; el encuentro fue anulado a último momento por el régimen liderado por Kim Jung Un.

Si bien los Juegos Olímpicos dieron un impulso a las aspiraciones de reunificación de las dos Coreas, las tensiones por el programa de misiles del Norte, su ensayo en 2017 de un misil intercontinental de largo alcance y sus amenazas de ataque a Estados Unidos en territorio civil, no quedan en el olvido.

Estados Unidos anunció el viernes que impondrá su mayor paquete de sanciones para que Corea del Norte renuncie a sus programas misilísticos.

“La campaña de presión máxima debe continuar hasta que Corea del Norte se desnuclearice”, comunicó luego la Casa Blanca.

 

Foto: El dictador Kim Jong-Un en esta foto de archivo publicada por los medios de comunicación estatales.

Como respuesta, los medios estatales de Corea del Norte señalaron que el régimen comunista tomará “Como un acto de guerra” el anuncio de mayores sanciones. Mas tarde propuso continuar con el diálogo.

En cambio el presidente Trump en el comunicado de la Casa Blanca del 25 de febrero dijo:”Hay un camino más brillante disponible para Corea del Norte si elige la desnuclearización”.

“Veremos si el mensaje de Pyongyang de hoy, que está dispuesto a mantener conversaciones, representa los primeros pasos en el camino hacia la desnuclearización. Mientras tanto, Estados Unidos y el mundo deben seguir dejando en claro que los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte son un callejón sin salida”, aclaró el mandatario.

En tanto, el Ministro de Reunificación de las Coreas en el Sur, Cho Myoung Gyon, anunció hoy lunes que participará en un encuentro con miembros de Corea del Norte a las 2 de la tarde del 28 de febrero.

Foto: Corea del Norte, Kim Yong-Chol (L) habla durante las conversaciones generales intercoreanas en diciembre de 2007. (Jung Yeon-Je / AFP / Getty Images)

El ex jefe de inteligencia militar Kim Yong Chol, a cargo de la delegación del Norte, es un funcionario acusado de estar detrás del mortal ataque de 2010 contra un buque de guerra de Corea del Sur.

La decisión del presidente surcoreano Moon Jae In de aceptar la visita de Kim causó malestar a las familias de 46 marineros muertos en el ataque con torpedos, informó Reuters. Unos 100 legisladores y activistas conservadores de Corea del Sur realizaron una protesta cerca de la frontera con Corea del Norte por donde pasaría este fin de semana la delegación de Kim.

La delegación del Norte tomó una ruta diferente, por lo que el opositor Partido de la Libertad de Corea acusó a la administración de Moon de “abuso de poder y un acto de traición”.

TE RECOMENDAMOS