Corea del Norte: Tener armas nucleares es una “cuestión de vida o muerte”

22 de Octubre de 2017 Actualizado: 22 de Octubre de 2017

Pyongyang no tiene previsto mantener conversaciones con Washington sobre su programa nuclear, señaló el viernes un alto diplomático norcoreano, declarando que la posesión de armas nucleares era una cuestión de vida o muerte para Corea del Norte, informó la agencia de noticias RIA.

La tensión se disparó en la península después de una serie de pruebas de armamento por parte de Corea del Norte y por los intercambios cada vez más fuertes entre el presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong Un.

Trump, en un discurso pronunciado el mes pasado en las Naciones Unidas, advirtió con “destruir totalmente” a Corea del norte si era necesario para defender a Estados Unidos y sus aliados, y calificó al líder comunista como un “hombre cohete” en una misión suicida.

Choe Son-hui, director general del departamento norteamericano del ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, señaló en una conferencia de no proliferación en Moscú que Washington “tendría que aguantar” el estado nuclear de Corea del Norte, reportó RIA.

“Esto es un asunto de vida o muerte para nosotros. La situación actual profundiza nuestra comprensión de que necesitamos armas nucleares para repeler un ataque potencial”, expresó.

“Responderemos al fuego con fuego”, apuntó.

Pyongyang consideraría cualquier intento de estrangular al país a través de las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU como un intento de “declarar la guerra”.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, en la misma conferencia del viernes pasado, instó a las potencias mundiales a apoyar una hoja de ruta conjunta entre Rusia y China para resolver la crisis sobre el programa de armas de Corea del Norte.

“Estamos convencidos de que su implementación promoverá la disminución de la actividad y tensión militar en la península de Corea y la formación en el noreste asiático de un sistema de seguridad igual e indivisible”, agregó.

El plan propone una moratoria de las pruebas de misiles y armas nucleares de Corea del Norte, mientras que Corea del Sur y los Estados Unidos suspendan la realización de ejercicios militares.

“La tarea principal en la etapa actual es prevenir un conflicto militar que inevitablemente conducirá a una catástrofe humanitaria, económica y ecológica a gran escala”, afirmó Lavrov. “Todas las partes implicadas deben ejercer moderación”, añadió.

TE RECOMENDAMOS