Corte bloquea sentencia que impide al gobierno de Biden exigir censura a redes sociales

Por Tom Ozimek
15 de Julio de 2023 7:58 AM Actualizado: 15 de Julio de 2023 9:24 AM

Una corte federal de apelaciones concedió a la administración Biden una victoria temporal, aceptando suspender por un tiempo una sentencia anterior de una corte de distrito que prohibió a una serie de agencias federales y a su personal ponerse en contacto con las empresas de redes sociales para pedirles que censuren la libertad de expresión protegida por la Constitución.

El viernes, una corte de tres jueces del 5º Circuito de Apelaciones de Nueva Orleans emitió una decisión en la que accedía a la petición del gobierno de Joe Biden de suspender la prohibición de censura por delegación.

La “suspensión administrativa temporal” estará en vigor hasta que el caso se remita a un panel de apelaciones diferente, que deliberará sobre el fondo de una sentencia que prohibió a los funcionarios de la administración Biden presionar a las empresas de redes sociales para que censuraran la libertad de expresión.

El Departamento de Justicia dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que no iba a hacer ningún comentario sobre la decisión del viernes.

La decisión del viernes es el último capítulo de una saga que se desencadenó a raíz de una demanda por censura interpuesta por los estados de Louisiana y Missouri contra agencias y altos funcionarios de la administración Biden, tras la revelación de pruebas de que varias agencias federales y algunos de sus altos cargos presionaron a empresas de redes sociales para que censuraran la libertad de expresión de los estadounidenses.

Sentencia histórica

El 4 de julio, el juez Terry A. Doughty, de la corte federal del distrito oeste de Louisiana, dictó una sentencia (pdf) que prohíbe a varias agencias gubernamentales, entre ellas la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructuras, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Departamento de Estado, el Departamento de Justicia (DOJ) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), tomar una serie de medidas en relación con las empresas de redes sociales.

En concreto, prohibió a los organismos y a su personal reunirse o ponerse en contacto por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto o “entablar cualquier tipo de comunicación con empresas de redes sociales para instar, alentar, presionar o inducir de cualquier modo a la retirada, eliminación, supresión o reducción de contenidos que contengan libertad de expresión protegida”, según el requerimiento judicial.

También se prohíbe a las agencias marcar el contenido de las publicaciones en las plataformas de redes sociales y remitirlas a las empresas con peticiones de que tomen medidas, como retirarlas o suprimir de otro modo su alcance.

Tampoco está permitido animar o incitar de cualquier otro modo a las empresas de redes sociales a que cambien sus directrices para la eliminación, supresión o reducción de contenidos que contengan libertad de expresión protegida por el gobierno.

“Podría decirse que este es uno de los casos más importantes de la historia moderna en relación con la Primera Enmienda”, declaró el fiscal general de Louisiana, Jeff Landry, uno de los demandantes, al programa American Thought Leaders de EpochTV en una entrevista posterior a la sentencia.

“Si nos fijamos en la opinión que el juez expone, él toma de nuestro argumento de que esto es básicamente una de las iniciativas más masivas del gobierno federal para limitar la expresión de los estadounidenses en la historia de nuestro país”, continuó Landry. “Las cosas que descubrimos, en este caso, deberían ser a la vez chocantes, espantosas y preocupantes para todos los estadounidenses”.

Sin embargo, el Sr. Doughty hizo algunas excepciones en su orden, permitiendo a los funcionarios del gobierno ponerse en contacto con las empresas de redes sociales para alertarles de actividades delictivas o amenazas a la seguridad nacional.

También se permiten los contactos para notificar a las empresas de redes sociales las publicaciones que pretendan inducir a error a los votantes sobre los requisitos o procedimientos de votación, así como la comunicación con las empresas sobre la supresión de publicaciones que no estén protegidas por la libertad de expresión.

El requerimiento se refiere a varios organismos mencionados, así como a sus agentes, funcionarios, empleados y contratistas.

Apelación de la administración Biden

Un día después de la sentencia del 4 de julio del juez Doughty, el Departamento de Justicia presentó una apelación, solicitando a las cortes que revocaran la prohibición de contacto con las redes sociales, argumentando que la medida cautelar era demasiado amplia y difícil de implementar, y podría impedir que las agencias federales interactuar con empresas de redes sociales por motivos legítimos, como luchar contra el crimen.

El 10 de julio, el juez Doughty rechazó la solicitud del Departamento de Justicia de suspender su decisión anterior, rechazando el argumento de la administración Biden de que la orden podría poner freno a la actividad policial en línea.

“Aunque este Interdicto Preliminar involucra a numerosas agencias, no es tan amplio como parece”, escribió el Sr. Doughty el 10 de julio. “Solo prohíbe algo que los Demandados no tienen derecho legal a hacer: ponerse en contacto con las empresas de redes sociales con el fin de urgir, alentar, presionar o inducir, de cualquier manera, la remoción, eliminación, supresión o reducción del contenido que contiene la libertad de expresión protegida en las plataformas de redes sociales”.

El juez escribió además que es muy probable que los fiscales generales republicanos que presentaron la demanda prevalezcan al probar que las agencias y los funcionarios federales “alentaron significativamente”, “coaccionaron” o “participaron conjuntamente” en la supuesta supresión de publicaciones en las redes sociales que incluían información crítica de vacunas contra COVID-19 o que cuestionaron el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

En respuesta, los abogados del Departamento de Justicia de la administración de Biden presentaron una suspensión de emergencia de la orden judicial en la 5o Corte de Apelaciones de Distrito, argumentando que el dictamen del juez Doughty era demasiado vago y amplio.

Posteriormente, los fiscales generales de Missouri y Louisiana presentaron una petición para oponerse a la moción del Departamento de Justicia de suspender la prohibición inicial del Sr. Doughty sobre la capacidad de la administración de Biden para contactar a las empresas de redes sociales con solicitudes para eliminar contenido que presenta un discurso protegido constitucionalmente.

El fallo del viernes de la corte de apelaciones no dio más detalles sobre la justificación para otorgar la suspensión administrativa temporal contra la orden judicial inicial del juez Doughty.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.