Corte Suprema: Caridad católica puede negar niños en crianza temporal a parejas del mismo sexo

Por Matthew Vadum
17 de Junio de 2021
Actualizado: 17 de Junio de 2021

La Corte Suprema dictaminó por unanimidad que una organización benéfica católica romana en Pensilvania puede negarse por motivos de libertad religiosa a colocar a niños con parejas del mismo sexo.

El caso es Fulton vs. Ciudad de Filadelfia, expediente judicial 19-123.

Aunque la decisión del 17 de junio fue de 9-0, la Corte Suprema no habló con una sola opinión. El presidente de la Corte Suprema, John Roberts redactó la opinión de la corte, a la que se unieron los jueces Stephen Breyer, Sonia Sotomayor, Elena Kagan, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett. Los jueces Barrett, Samuel Alito y Neil Gorsuch presentaron cada uno una opinión separada coincidiendo con la sentencia.

La administración Trump respaldó a la organización benéfica Catholic Social Services (CSS), la cual está asociada con la Arquidiócesis de Filadelfia, argumentando como un supuesto amigo de la corte. CSS estuvo representada por el Fondo Becket para la Libertad Religiosa.

El exvicepresidente Mike Pence elogió el fallo y escribió en Twitter que la decisión “es una victoria para los servicios sociales católicos, la crianza temporal y la libertad religiosa para todos los estadounidenses”.

El vicepresidente de la Sociedad Thomas More y abogado principal, Thomas Olp, también elogió la decisión y enfatizó que el veredicto unánime subraya la reverencia que los jueces tienen por las libertades establecidas por los fundadores de esta nación.

“Esta ha sido una temporada de intenso desafío a uno de los derechos más preciados y queridos de Estados Unidos, el de la libertad religiosa”, dijo Olp, cuyo grupo presentó un escrito de amigo de la corte en el caso. “Esta Corte Suprema ha defendido regularmente la importancia de esta libertad fundamental. Esta decisión es un buen augurio para el futuro de los niños adoptivos de Estados Unidos”.

La representante Pramila Jayapal (D-Wash.) calificó el fallo como “decepcionante”.

“Este caso nunca se trató de la libertad religiosa, se trató de discriminar cruelmente a los padres LGBTQ +”, dijo en un comunicado posteado en Twitter, y agregó: “En lugar de fallar a favor de la igualdad de justicia ante la ley, la corte más alta del país acaba de otorgar una licencia para discriminar. Mientras haya niños que necesiten un hogar, deberían ser colocados con familias amorosas—punto final. El Congreso debe responder urgentemente aprobando inmediatamente la Ley de Igualdad”.

La Ley de Igualdad propuesta, la cual fue aprobada por la Cámara en febrero, modificaría la Ley de Derechos Civiles de 1964 para prohibir la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Los críticos conservadores como la Fundación Heritage dicen que esto iría mucho más lejos, frenando “los derechos civiles y las libertades constitucionales existentes” y obligaría a “todos los estadounidenses a estar de acuerdo con la controvertida ideología impuesta por el gobierno sobre la sexualidad o ser tratados como un proscrito”.

El caso se remonta a marzo de 2018, cuando los funcionarios de Filadelfia dijeron que la crisis de los opioides había creado una necesidad urgente de 300 nuevas familias de crianza temporal en la ciudad. Ciertas agencias religiosas de adopción y crianza temporal, como CSS, colocan a los niños solo con parejas de madre y padre, de acuerdo con sus creencias cristianas.

Filadelfia impidió que la CSS y Bethany Christian Services aceptaran nuevos casos de crianza temporal, argumentando que las organizaciones habían entrado en conflicto con la Ordenanza de Prácticas Justas de la ciudad, la cual prohíbe la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género.

CSS, la cual había estado trabajando en casos de crianza temporal con Filadelfia durante más de 50 años, demandó a la ciudad y pidió que se renovara su contrato. La agencia argumentó que su derecho constitucional al libre ejercicio de la religión y la libertad de expresión le permitía rechazar a las parejas del mismo sexo debido a que eran parejas del mismo sexo, a diferencia de cualquier motivo relacionado con su capacidad para cuidar de los niños.

La corte de primera instancia falló a favor de Filadelfia. Lo mismo hizo la Corte de Apelaciones de EE. UU. para el Tercer Circuito.

Escribiendo para la corte, el presidente de la Corte Suprema John Roberts falló en contra de Filadelfia, concluyendo que la ciudad había violado los derechos de la Primera Enmienda de la otra parte.

Las opiniones religiosas de los Servicios Sociales Católicos “informan su trabajo en este sistema”, escribió Roberts. La CSS cree que “el matrimonio es un vínculo sagrado entre un hombre y una mujer”.

“Debido a que la agencia entiende que la certificación de las posibles familias de crianza temporal es un consentimiento a sus relaciones, no certificará a las parejas no casadas—independientemente de su orientación sexual—ni a las parejas casadas del mismo sexo”.

“La CSS no se opone a certificar a individuos homosexuales o lesbianas como padres adoptivos solteros ni a colocar a niños gays y lesbianas. Ninguna pareja del mismo sexo ha solicitado la certificación de la CSS. Si lo hiciera, la CSS orientaría a la pareja a una de las más de 20 agencias en la ciudad, todas las cuales actualmente certifican a las parejas del mismo sexo”.

Ambas cortes inferiores citaron Employment Division vs. Smith, un fallo de la Corte Suprema de 1990 que permite leyes que afectan la religión, siempre que sean neutrales y de aplicación general. La CSS buscó anular ese precedente, el cual fue escrito por el difunto juez Antonin Scalia.

Sin embargo, Roberts escribió que no había ninguna razón para molestar a Employment Division vs. Smith.

“No es necesario que revisemos esa decisión aquí. Este caso recae fuera de Smith porque la Ciudad ha sobrecargado el ejercicio religioso de CSS a través de políticas que no cumplen con el requisito de ser neutrales y de aplicación general”.

Durante los argumentos orales en noviembre de 2020, el juez Alito sugirió que Filadelfia estuvo motivada por la intolerancia religiosa.

“Si somos honestos acerca de lo que realmente está sucediendo aquí, no se trata de garantizar que las parejas del mismo sexo en Filadelfia tengan la oportunidad de ser padres adoptivos”, dijo Alito. “Es el hecho de que la ciudad no puede soportar el mensaje que los Servicios Sociales Católicos y la Arquidiócesis están enviando al continuar adhiriéndose a la visión anticuada sobre el matrimonio”.

“Al final del día, lo que ha hecho la ciudad es peor que una reacción autodestructiva”, dijo Hashim M. Mooppan, de la Oficina del Procurador General de EE. UU.

“Lo que esto está haciendo es interrumpir los hogares de los niños más vulnerables de la ciudad para dañar a la Iglesia Católica”.

Los funcionarios de la ciudad han dejado en claro, dijo, “que la razón por la que ellos están haciendo eso es que ven” la política de la CSS con respecto a las parejas del mismo sexo “como una especie de anacronismo odioso en lugar de, como ha reconocido esta corte, una opinión que la gente puede reconocer y aceptar en un país comprometido con la tolerancia religiosa”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS