Corte Suprema rechaza intento de facultar a legisladores estatales para dictar reglas electorales

Por Matthew Vadum
27 de Junio de 2023 1:47 PM Actualizado: 27 de Junio de 2023 1:47 PM

La Corte Suprema de EE. UU. falló por 6-3 en contra de los republicanos de Carolina del Norte, que argumentaban que las legislaturas estatales tienen una amplia autoridad para establecer las normas de las elecciones federales en los estados sin interferencia de los tribunales.

Se trata de la doctrina de la legislatura estatal independiente, en virtud de la cual los republicanos sostienen que la Constitución siempre ha autorizado directamente a las legislaturas estatales por sí solas a dictar normas para la celebración de elecciones federales en sus respectivos estados.

Los demócratas afirman que esta doctrina es una teoría jurídica conservadora marginal que podría poner en peligro el derecho de voto, permitir una manipulación partidista extrema en el proceso de redistribución de distritos y causar alteraciones en la administración electoral.

Los conservadores señalan dos cláusulas clave de la Constitución de EE. UU. que establecen las normas que rigen las elecciones federales en los estados.

La Cláusula de Elecciones del Artículo 1 establece: “Los tiempos, lugares y modo de celebrar las elecciones para senadores y representantes, serán prescritos en cada estado por la legislatura del mismo”.

La Cláusula de los Electores Presidenciales del Artículo 2 otorga a cada estado la facultad de designar a los electores presidenciales “de la forma que disponga su legislatura”.

Pero el tribunal rechazó la doctrina, al considerar que la Cláusula Electoral no confiere autoridad exclusiva e independiente a las legislaturas estatales para establecer las normas relativas a las elecciones federales.

La opinión mayoritaria (pdf) en Moore contra Harper (expediente judicial 21-1271) fue redactada por el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, miembro del bloque conservador del tribunal.

Los jueces conservadores Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett se sumaron a la opinión mayoritaria.

Las tres juezas liberales —Sonia Sotomayor, Elena Kagan y Ketanji Brown Jackson— también se sumaron a la opinión.

Los jueces conservadores Clarence Thomas y Neil Gorsuch disintieron de la opinión mayoritaria. El juez Samuel Alito se unió en parte a la opinión disidente.

“Los tribunales estatales conservan la autoridad para aplicar las restricciones constitucionales estatales cuando las legislaturas actúan en virtud del poder que les confiere la Cláusula Electoral”, escribió Roberts para el Tribunal.

“Pero los tribunales federales no deben abandonar su propio deber de ejercer la revisión judicial”, continuó el presidente de la Corte Suprema.

“Al interpretar la ley estatal en este ámbito, los tribunales estatales no pueden sobrepasar los límites de la revisión judicial ordinaria hasta el punto de inmiscuirse inconstitucionalmente en el papel específicamente reservado a las legislaturas estatales por el Artículo I, Sección 4, de la Constitución Federal”, en referencia a la Cláusula Electoral.

La decisión se produjo después de que los republicanos de Carolina del Norte dijeran al más alto tribunal del país, durante los alegatos orales del 7 de diciembre de 2022, que la Constitución de EE. UU. otorga a las legislaturas estatales un papel exclusivo para establecer las normas de las elecciones presidenciales y al Congreso, sin interferencia de los tribunales.

Cuando presentó el recurso, Tim Moore, republicano y presidente de la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, dijo que la Constitución es “clara como el agua: las legislaturas estatales son responsables de elaborar los mapas del Congreso, no los jueces de los tribunales estatales y, desde luego, no con la ayuda de agentes políticos partidistas”.

Pero mientras los jueces de Washington deliberaban sobre el caso Moore contra Harper, el 3 de febrero, la Corte Suprema de Carolina del Norte, anteriormente dominada por los demócratas y con una mayoría republicana recién incorporada, decidió reexaminar el caso subyacente, conocido en ese foro como Harper contra Hall.

Ese tribunal revocó entonces su sentencia anterior y sostuvo el 28 de abril que la Asamblea General —no los jueces— tiene autoridad exclusiva sobre el proceso de redistribución de distritos.

La opinión mayoritaria del tribunal estatal afirmaba que no existe “ninguna norma judicialmente manejable para juzgar las demandas de manipulación partidista” y que los tribunales “no están destinados a inmiscuirse en cuestiones políticas”.

En vista de la sentencia del tribunal estatal, la Corte Suprema pidió a los abogados de las partes que presentaran escritos complementarios en los que aconsejaran a los jueces sobre cómo proceder.

La parte de Moore instó al tribunal a seguir adelante y emitir un dictamen, mientras que el gobierno de Biden aconsejó al tribunal que desestimara el caso por considerarlo discutible.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.