Corte Suprema rechaza la demanda de una iglesia sobre las restricciones por la pandemia

Por Ivan Pentchoukov
25 de Julio de 2020
Actualizado: 25 de Julio de 2020

La Corte Suprema rechazó el viernes una solicitud de una iglesia de Nevada para impedir que el estado haga cumplir el límite en el número de asistentes a los servicios religiosos.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, se puso del lado de los jueces liberales en el fallo dividido 5-4. Tres de los jueces conservadores de la corte presentaron opiniones en contra.

Calvary Chapel, de Dayton Valley, demandó al gobernador de Nevada, Steve Sisolak, alegando que puso un límite injusto a las iglesias en comparación con los casinos, restaurantes y parques de diversiones. Nevada restringió el número de asistentes a las iglesias a 50 mientras que permitió a otros negocios operar a la mitad de su capacidad.

“La Constitución garantiza el libre ejercicio de la religión. No dice nada sobre la libertad de jugar a los dados o al blackjack, de introducir fichas en una máquina tragamonedas, o de participar en cualquier otro juego de azar. Pero el gobernador de Nevada aparentemente tiene prioridades diferentes”, escribió el juez Samuel Alito en su opinión en contra (pdf).

“Reclamando un poder prácticamente ilimitado para restringir los derechos constitucionales durante la pandemia de COVID-19, emitió una directiva que limita drásticamente la asistencia a los servicios religiosos”, añadió. “Una iglesia, sinagoga o mezquita, independientemente de su tamaño, no puede admitir más de 50 personas, pero los casinos y algunas otras instalaciones favorecidas pueden admitir el 50% de su ocupación máxima, y en el caso de los gigantescos casinos de Las Vegas, esto significa que se permiten miles de clientes”.

Una corte de distrito y una corte de apelaciones habían rechazado previamente el argumento de la iglesia. La capilla dijo que quería permitir que asistieran 90 personas  a los servicios con medidas de distanciamiento social. Nevada negó que tratara a las iglesias de forma diferente a otros negocios.

“Este es un caso sencillo”, escribió el juez Neil Gorsuch en un desacuerdo. “Bajo el edicto del gobernador, un ‘multicine’ de 10 pantallas puede albergar a 500 cinéfilos en cualquier momento. Un casino, también, puede atender a cientos a la vez, con tal vez seis personas amontonadas en cada mesa de dados y un número similar reunido alrededor de cada rueda de la ruleta allí”.

“Grandes cantidades y espacios reducidos están bien en tales lugares”, añadió Gorsuch. “Pero las iglesias, sinagogas y mezquitas tienen prohibido admitir a más de 50 feligreses, sin importar el tamaño del edificio, la distancia entre los individuos, el uso de mascarillas, sin importar las precauciones. En Nevada, parece que es mejor estar en el entretenimiento que en la religión”.

En mayo, la Corte Suprema rechazó la petición de una iglesia de California de bloquear la aplicación de un edicto estatal similar. El juez Roberts también se puso del lado de los liberales en un fallo de 5-4.

En el caso de California, los abogados de la Iglesia Pentecostal Unida de South Bay argumentaron que la orden violaba la cláusula de ejercicio religioso de la Primera Enmienda y discriminaba los lugares de culto porque “no se imponen limitaciones comparables y mucho menos iguales” a las actividades seculares como la manufactura, el comercio al por menor o los dispensarios de marihuana o licores.

Roberts opinó que no es el papel de la judicatura federal cuestionar a los funcionarios que parecen actuar de buena fe al tomar decisiones sobre la salud pública.

“Cuando esos límites generales no se superen, no deben ser objeto de cuestionamientos por parte de un ‘poder judicial federal no elegido’, que carece de los antecedentes, la competencia y la experiencia para evaluar la salud pública y no es responsable ante el pueblo”, dijo Robert.

Janita Kan contribuyó a este informe.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Película documental: Cuando llega la plaga

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS