Crecen los impactos negativos por el brote de algas tóxicas en Florida

05 de Julio de 2016 Actualizado: 06 de Julio de 2016

Los impactos negativos -tanto en el plano de la salud como en lo económico- del brote de algas tóxicas en las playas de Florida, repercuten en las zonas afectadas y crece la preocupación a pesar de los intentos por mitigar el mal.

El gobernador de Florida, Rick Scott, la semana pasada declaró un estado de emergencia en los condados de St. Lucie y Martin, ambos en la costa sureste de Florida y solicitó ayuda federal para combatir el brote.

Esta alga verde azulada, es un tipo de microorganismo altamente dañino que produce toxinas que pueden llegar a envenenar a los animales que habitan el mismo medio o beben esa agua y además son destructoras del frágil ecosistema de los estuarios.

Del mismo modo este microorganismo es muy dañino para la salud de las personas ya que el contacto con agua contaminada por las algas verdes puede ocasionar afecciones respiratorias, problemas de hígado y riñones y hasta heridas cutáneas. Además desprende un olor a aguas residuales nauseabundo, según declaran vecinos del lugar.

En junio pasado, la directora de política ambiental de Audubon, Celeste de Palma, ya había advertido de la “crisis ecológica” que se estaba desatando en el ecosistema del estado, a raíz del vertido al mar de millones de litros de agua con residuos procedente del lago Okeechobee, el mayor acuífero dulce de Florida, informó El Nuevo Herald.

De Palma alertó entonces que los análisis de las descargas de agua del lago Okeechobee en los estuarios de St. Lucie habían dado positivo en “fósforo y nitrógeno procedentes de aguas pluviales, residuales, fertilizantes y residuos de la industria ganadera”. Un ambiente propicio al desarrollo- como así ha sucedido- de algas verdes tóxicas.

El pasado sábado, un manatí fue encontrado muerto en el agua de una de estas playas, una muerte causada por la falta de oxígeno, según los científicos.

Un equipo de reporteros indicó que luego de estar 4 horas al lado de estas algas comenzaron a sentir sus gargantas y fosas nasales como si se estuvieran quemando, a pesar de que utilizaron máscaras protectoras.

Playas vacías

Por otro lado los impactos económicos en las ciudades costeras se han empezado a sentir.

La tienda de Trina Langstidd, Simple Pleasures, en Stuart, normalmente está llena de compradores. Sin embargo el pasado fin de semana, la presencia de clientes se redujo en un 50 a 70 %, debido a la sustancia viscosa y maloliente que cubre gran parte de la costa, informó CBS Miami.

Además la aparición de algas verdes tóxicas en las playas de cuatro condados del estado de Florida ha repercutido muy negativamente en la afluencia de bañistas el pasado fin de semana y lunes, fechas cuando se celebra del Día de la Independencia, informaron hoy medios locales.

TE RECOMENDAMOS