Crisis de menores no acompañados genera temor de resurgimiento de la MS-13

Por Charlotte Cuthbertson
13 de Abril de 2021
Actualizado: 15 de Abril de 2021

McALLEN, Texas—La cantidad de menores no acompañados que cruzan la frontera está causando preocupación por los efectos en cadena que tendrá la ola en las escuelas y comunidades de Estados Unidos.

El primer aumento de menores no acompañados en 2014 fue seguido por un aumento en la violencia de las pandillas MS-13 en las áreas donde se ubicaron la mayoría de los menores. La MS-13 utilizó el programa de menores no acompañados como herramienta de reclutamiento, y los niños vulnerables encontraron un hogar en la violenta pandilla, a menudo por coacción o por un sentido de pertenencia.

El condado de Harris, Texas, ha absorbido a la mayoría de menores no acompañados desde 2014 (más de 20,000), y el fiscal general estatal Ken Paxton dijo que está “absolutamente preocupado” por el nexo con la MS-13, o “Mara Salvatrucha”.

“Ya hemos demostrado en el pasado que algunos de estos menores no acompañados terminan en la MS-13″, dijo Paxton a The Epoch Times. Él dijo que Houston es un centro para la pandilla transnacional, mientras que el área metropolitana de Dallas-Fort Worth también tiene un gran problema.

“Si tenemos un problema allí, definitivamente también tenemos un problema en las escuelas. Desafortunadamente, eso está creando un problema para los niños normales que tienen que estar cerca de estos pandilleros”.

Paxton dijo que la MS-13 es conocida por “asesinatos, extorsión, crimen organizado, asaltos, robos, tráfico de drogas, tráfico de personas; esa no es una lista exhaustiva, pero cubre parte de ella”.

El lema de la pandilla es “matar, violar, controlar” y tiene fuertes vínculos con El Salvador.

Los miembros de las pandillas deben cometer actos de violencia para ascender en las filas, como se ejemplificó en un caso reciente de Houston, donde siete hombres fueron acusados ​​de un asesinato en 2018.

“La víctima fue presuntamente golpeada hasta la muerte con machetes para que los acusados ​​avanzaran en sus posiciones en la empresa”, dijo el comunicado del Departamento de Justicia el 9 de abril.

Cinco de los siete estaban en los Estados Unidos ilegalmente, uno estaba legalmente en el país y el último estaba bajo custodia en El Salvador.

Una operación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Nueva York en 2018 resultó en el arresto de 99 pandilleros confirmados de la MS-13 que habían ingresado al país como menores no acompañados. Sesenta y cuatro de los 99 habían obtenido el estatus de inmigrante juvenil especial, lo cual permite un camino hacia la ciudadanía.

El Departamento de Justicia informó en 2020 que el 74 por ciento de los 749 pandilleros MS-13 que ha procesado desde 2016 habían ingresado ilegalmente a Estados Unidos.

En 2017, ICE arrestó a 214 miembros de la pandilla MS-13 durante una operación, el 30 por ciento de los cuales ingresaron originalmente a los Estados Unidos como menores extranjeros no acompañados (UAC).

Una operación del condado de Nassau, Nueva York, en 2017, reunió a 41 presuntos pandilleros de la MS-13, 19 de los cuales ingresaron como menores no acompañados. La acusación alegaba que las personas eran responsables de 32 actos violentos en el condado de Nassau, incluidos ocho intentos de asesinato y otros tiroteos, cortes y apuñalamientos, según la fiscal de distrito del condado de Nassau, Madeline Singas.

“La operación ha puesto al descubierto la necesidad crítica de examinar cuidadosamente cómo manejamos a los menores no acompañados cuando ingresan a este país, porque está claro que las políticas actuales dejan un vacío que puede convertirse en un canal de reclutamiento para pandillas violentas”, dijo Singas el 15 de junio de 2017.

Ella dijo que la MS-13 está reclutando agresivamente en las escuelas secundarias en las ciudades de Hempstead y Uniondale, pero la pandilla también apunta a niños de tan solo 8 o 9 años.

Armas utilizadas por presuntos miembros de la pandilla MS-13 nombrados en la acusación de 84 cargos, incluidos ocho intentos de asesinato, en el condado de Nassau, Long Island, NY, el 15 de junio de 2017. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Números récord

El exdirector interino de ICE, Tom Homan, dijo que los problemas con la MS-13 “van a ser peores” con la actual afluencia de los UAC “porque los están liberando más y más rápido”.

“Algunos de estos UAC serán criminales, algunos serán miembros de pandillas, no todos–pero muchos serán reclutados por las pandillas tan pronto como lleguen a sus ciudades”, dijo Homan a The Epoch Times. “Es un ciclo que se repite”.

En marzo, casi 19,000 menores no acompañados, un número récord, fueron retenidos por la Patrulla Fronteriza después de cruzar la frontera ilegalmente, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). El número se duplicó desde febrero, cuando se detuvo a 9400, mientras que los tres meses anteriores rondaban los 5000 por mes.

La Patrulla Fronteriza debe transferir la custodia de los menores no acompañados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dentro de las 72 horas. Sin embargo, el gran número ha abrumado las instalaciones y los niños se quedan en las abarrotadas instalaciones de detención de la CBP a veces durante más de una semana.

Homan dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza en las instalaciones de Donna, Texas, le dijeron que estallaron peleas entre los adolescentes mayores en las instalaciones y que “están mostrando actividad de pandillas allí”.

Además de las instalaciones de la CBP, el HHS ha abierto varios centros de detención de emergencia desde Texas y California hasta Pensilvania para aumentar su capacidad. Para el 13 de abril, casi 19,000 niños estaban bajo la custodia del HHS, frente a los 11,500 del 24 de marzo.

Una niña camina por encima de otros dentro de una sección para mujeres en el centro de albergue del Departamento de Seguridad Nacional dirigido por la Patrulla de Aduanas y Fronteras (CBP) en Donna, Texas, el 30 de marzo de 2021. (Dario Lopez-Mills – Pool/Getty Images)

Por definición, un menor extranjero no acompañado es menor de 18 años y no tiene un padre o tutor legal en los Estados Unidos, o ningún padre o tutor legal que esté disponible para brindar cuidado y custodia física en los Estados Unidos, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Independientemente, el DHS ha descubierto que alrededor del 60 por ciento de los menores que inicialmente se determinó como “niños extranjeros no acompañados” son entregados a un padre que ya vive ilegalmente en los Estados Unidos.

Además, las restricciones impuestas por el Congreso en el paquete de asignaciones de 2019 incluyen una disposición según la cual los inmigrantes ilegales en un hogar con un menor no acompañado ahora están exentos de deportación. Se aplican excepciones para los inmigrantes ilegales con delitos graves agravados.

Los menores no acompañados son elegibles para cupones de alimentos, cobertura médica, y servicios sociales.

La Ley de Reautorización de Protección a las Víctimas de la Trata de Personas (TVPRA), que fue promulgada para proteger a los menores, se ha convertido en una laguna jurídica para los contrabandistas y para eludir la entrada adecuada. La mayoría de los menores no acompañados son de los países centroamericanos de Guatemala, El Salvador y Honduras, y la mayoría tiene entre 15 y 17 años.

La TVPRA incluye una disposición que dice que un menor de un país no contiguo no puede regresar a México o volar de regreso a su país de origen–incluso si la persona no es víctima de la trata, ni si no se puede verificar su edad, identidad, estado de temor creíble o antecedentes penales.

La administración Trump quería que el Congreso enmendara la TVPRA para que los menores que no son víctimas genuinas de la trata puedan ser devueltos rápidamente a sus hogares o trasladados a terceros países seguros.

Tom Homan, exdirector interino de ICE, en una conferencia de prensa en Anzalduas Park en Mission, Texas, el 30 de marzo de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Además, el Acuerdo de Resolución de Flores, un acuerdo de la era Clinton de una demanda colectiva, ejerce presión sobre las agencias gubernamentales relevantes para que liberen rápidamente a los menores no acompañados.

Bajo la administración Trump, se implementaron medidas más estrictas para garantizar la ubicación segura de los menores no acompañados. Desde mediados de 2018, el HHS debe enviar las huellas digitales de todos los patrocinadores potenciales al Departamento de Seguridad Nacional, el cual realiza verificaciones del estado penal y de inmigración antes de que un menor sea liberado.

La administración de Biden ha dicho que tiene la intención de relajar las medidas de investigación para acelerar la ubicación de los niños con sus patrocinadores.

El HHS no respondió a las solicitudes de The Epoch Times para describir su proceso de investigación actual o el tiempo promedio que un niño está en el HHS antes de ser entregado a un patrocinador.

“Siempre que apresuras o aceleras un proceso para asegurarte de que estas personas son quienes dicen ser y de que no sean un peligro para la comunidad, estás poniendo a los niños en riesgo”, dijo Homan. “La MS-13 y otras pandillas se están aprovechando de las fronteras abiertas”.

Homan llamó a la MS-13 “la pandilla más despiadada del mundo”.

“He visto los resultados de algunas cosas que han hecho”, dijo. “Ojalá el presidente Biden y el liderazgo demócrata en el Congreso vieran las cosas que yo vi en mi carrera; tal vez no serían tan rápidos para abrir esta frontera”.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo

Siga a Charlotte en Parler: @charlottecuthbo


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS