Crítica de Logan (2017), James Mangold

09 de Marzo de 2017 Actualizado: 09 de Marzo de 2017

El cine de superhéroes se encuentra en pleno apogeo, desde los años 2000 hemos visto que el género se ha movido en varias etapas y ha pasado por muchos altibajos en cuanto a calidad nos referimos pero con el boom que supusieron tanto el Batman de Nolan como el Universo Cinematográfico de Marvel es como vemos que van saliendo del cascarón diferentes propuestas cada vez más elaboradas que de alguna manera u otra propician calidad y crecimiento a este rubro.

En este contexto y con el principal impulso del éxito que tuvo ‘Deadpool’ es que ‘Logan’ da a luz y los trailers, espectaculares, sugerentes y demoledores presagiaban una historia brutal y salvaje pero al mismo tiempo intimista e introspectiva del personaje más icónico de la saga mutante. Además contaba con el impulso de llevar consigo la clasificación R, lo que la llevaría a que por fin veamos a ese Wolverine furioso y rabioso que siempre quisimos ver y también con el hecho de que sería la última vez que veamos a Hugh Jackman en el papel que le dio fama y relevancia a nivel mundial. En lógica tiene todos los papeles para ser más que notable, la pregunta es ¿Logan cumple sus expectativas o se queda en la mera impresión? Tras el salto, síganme.

Lo primero que se puede observar a simple vista en ‘Logan’ es su sobriedad y su honestidad, es una película que deja claras sus intenciones desde la primer escena y que va con ellas a tope hasta el último segundo. Se nota que los creadores se han visto con la libertad de realizar la película que ellos han querido hacer sin ninguna limitación ni impedimento y es algo que debemos agradecer en unos tiempos tan burocráticos para la era del entretenimiento.

Además el film no necesita de poses ni elementos superficiales para parecer adulta (defecto en el que caen mucho las pelis de los X-Men de Bryan Singer) porque la historia en si no necesita que se le brinde aún más intensidad y dramatismo para que el espectador sienta todo lo que debe sentir. Ya el hecho de ver a nuestro querido héroe tan destrozado, desmejorado y solitario acompañado de un Profesor X en estado de vejez total y con cada vez menos lucidez nos dan una pauta de que el camino que va a llevar a nuestros héroes a la redención no va a ser nada bonito.

La soledad, el olvido y la redención son elementos fundamentales en el arco de nuestros protagonistas y son los cimentos por los cuales la historia se construye, tanto Hugh Jackman y Patrick Stewart brindan sus mejores perfomances dentro de la saga, mostrando de manera perfecta la conexión de ambos personajes y como el hecho de haber compartido juntos una vida de la que solo queda una sombra y cada vez se siente más lejana y desmembrada establece una dinámica interesante y llevada de manera excelente alrededor del filme.

Y como detonante fundamental para la trama y el motor que hace que todos los elementos encajen se ven representados en el personaje de Laura, el experimento X-23, siendo la revelación de la cinta ya que la actriz Dafne Keen que debuta con este filme está realmente impresionante y casi no se nota que es su primer papel; es precisamente destacable como sabe combinar lo lacónico y relajado de su personaje con expresiones más calmadas y relajadas para luego desatar repentinamente en una ráfaga de violencia y salvajismo. Además que como vínculo con la trama y punto de conexión con los personajes tanto de Logan como de Charles funciona estupendamente y el vínculo que va formando con ellos alrededor del transcurso de la peli esta llevado de manera precisa y calculada al milímetro para sellar el viaje de nuestros protagonistas.

Y el viaje que deben seguir no es precisamente sobrecogedor y reconfortante, para nada, ya que estamos sin dudas ante las escenas de acción más descarnadas, brutales, salvajes y demoledoras que hayamos visto en el género. La calificación R de la que alardea esta exprimida al máximo para que veamos a Wolverine, por fin, en su expresión más violenta y animalesca repartiendo estopa y sangre por todos lados y lo mejor es que su uso no es para nada gratuito ni está hecho solo del gore por el gore sino que es algo totalmente inherente y complementario para el personaje y que ya era hora de que esta faceta pudiera ser vista en las películas.

[insert page=’critica-animales-fantasticos-donde-encontrarlos’ display=’template-relacionadas.php’]

Y si funciona es porque en la película lo  importante es el viaje emocional que deben pasar nuestros héroes y por todas las etapas que deben superar; estamos ante una roadmovie en la que los personajes se desarrollan a medida que van superando obstáculos y desafíos cada cual más complicado que el anterior. Después de un primer acto un poco más directo y demoledor, la cinta mete un parón importante en el segundo tercio cosa que quizá pueda mosquear a los espectadores más escépticos pero que a mí me parece de suma importancia para  desarrollar a los personajes y que ellos tengan la posibilidad de abrir sus inseguridades e intimidades. Es particularmente destacable, sin entrar en spoliers, el segmento en el que son obligados a parar a descansar en la casa de una familia, ya que aquí es una sección en la que no hay parafernalia ni acción descontrolada sino los personajes siendo ellos y viendo la vida ideal que tanto añoran y como de ninguna manera ellos nunca podrán tener, me parece tanto triste como hermoso.

Después de ello hay una decisión argumental un tanto peliaguda que de haberse llevado al extremo quizás hubiese arruinado un poco la película, al final resulta ser algo no tan trascendente y que sirve para complementar al personaje de Logan, pero quizás por como venía la mano podría haberse resuelto o aplicado de otra forma, pero en fin tampoco es algo que reste mucho.

Por suerte, el clímax y el final están a la altura y son todo lo emotivo y épicos que deben ser y resultan una despedida más que digna para este personaje que por 17 años ha sostenido con tanta firmeza Hugh Jackman.

No queda mucho de lo que hablar, la banda sonora funciona y se mimetiza muy bien con el film para transmitir todas las emociones que debe y los villanos son un poco de cartón pintado, pero son funcionales para la historia y como los personajes principales están bien elaborados la ausencia de un antagonista de peso no termina teniendo relevancia.

En fin ‘Logan’ resulta un añadido más que importante que le agrega variedad y sobriedad al género (con esto no me refiero a que todas las películas deban ser R y todas sangrientas por favor, en esta si era necesario porque la naturaleza del personaje es así) y que resulta una despedida por todo lo alto para Hugh Jackman y Patrick Stewart que se retiran por la puerta grande con sus mejores actuaciones para la mejor película de toda la saga de los mutantes.

TE RECOMENDAMOS