Cruz y McCarthy critican acciones de Biden en materia de inmigración

"Fomentan más inmigración ilegal" y "afrentan el estado de derecho"
Por Tom Ozimek
21 de Enero de 2021
Actualizado: 21 de Enero de 2021

Los principales republicanos han criticado las propuestas del presidente Joe Biden sobre la reforma de inmigración, que incluyen una propuesta de ley y una serie de órdenes ejecutivas.

El senador Ted Cruz (R-Tx.) dijo que las acciones de Biden “fomentan la inmigración ilegal a expensas de empleos y trabajadores estadounidenses” y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), dijo que “afrentan el estado de derecho”.

Biden tomó una serie de medidas relacionadas con la inmigración después de su toma de posesión el 20 de enero, incluyendo un memorando que ordena la preservación y el fortalecimiento del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), una proclamación que pone fin a la declaración de emergencia de la administración Trump en la frontera sur y ordena una redirección de los fondos de la construcción del muro fronterizo.

El presidente también firmó una orden ejecutiva que obliga a la Oficina del Censo a incluir a los inmigrantes ilegales en su recuento, en contraste con el anterior presidente Donald Trump, que pretendía excluirlos.

Biden también firmó una orden ejecutiva que revisa las políticas y prioridades de la aplicación de la ley de inmigración civil, revocando la orden ejecutiva de Trump de 2017 (Mejora de la Seguridad Pública en el Interior de Estados Unidos). La orden de Biden ordena a las agencias pertinentes que revisen los procedimientos de aplicación de la ley y emitan nuevas orientaciones que se ajusten a los valores y prioridades declarados de salvaguardar “la dignidad y el bienestar de todas las familias y comunidades”, así como abordar los retos humanitarios en la frontera sur garantizando al mismo tiempo la seguridad.

El presidente también envió al Congreso un nuevo proyecto de ley titulado “Ley de Ciudadanía de EE.UU. de 2021”, con tres objetivos principales: dar prioridad a los controles fronterizos inteligentes, abordar las causas fundamentales de la migración y mejorar las vías de acceso a la ciudadanía, incluso para los 11 millones de inmigrantes que se encuentran actualmente en el país de forma ilegal.

Cruz, en una declaración el miércoles, criticó el impulso de Biden en materia de inmigración.

“Es profundamente preocupante que la mayoría de las primeras acciones de Joe Biden como presidente hayan sido para proteger a los inmigrantes ilegales y fomentar la inmigración ilegal a expensas de los empleos y los trabajadores estadounidenses”, dijo en el comunicado. “No solo ha elegido detener la construcción de un muro en la frontera sur de Estados Unidos y continuar con la amnistía ejecutiva ilegal de Barack Obama preservando el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), sino que está promoviendo una legislación de fronteras abiertas que regalaría la ciudadanía a más de 11 millones de inmigrantes ilegales, hará retroceder la aplicación de la ley de inmigración y promoverá y aumentará la mano de obra extranjera en un momento en que muchos estadounidenses necesitan desesperadamente un trabajo”.

El senador Ted Cruz (R- Texas) habla con los medios de comunicación en el Capitolio en Washington el 28 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

“Estas acciones ilustran que el Partido Demócrata de hoy pone a las personas que están aquí ilegalmente —o que intentan venir aquí ilegalmente— antes que a los trabajadores estadounidenses”, añadió Cruz.

McCarthy también apuntó a la serie de acciones ejecutivas y propuestas legislativas de Biden, diciendo en una declaración que “es desafortunado que el primer plan legislativo que será enviado al Congreso por el presidente Biden, junto con una de las primeras acciones presidenciales, priorice la ayuda a los inmigrantes ilegales y no a nuestros conciudadanos”.

Tras señalar que todavía hay casi 11 millones de ciudadanos estadounidenses en paro, McCarthy dijo que “impulsar un proyecto de ley que concede la ciudadanía a 11 millones de personas que viven en el país ilegalmente es una afrenta al Estado de Derecho y desviará la atención de la ayuda a los ciudadanos estadounidenses que quieren volver a trabajar”.

Argumentó que la propuesta de Biden también fomenta más inmigración ilegal, “lo que desvía aún más los recursos y la energía de las necesidades de los ciudadanos estadounidenses”. McCarthy también lamentó que el plan de Biden no incluya fondos adicionales para barreras físicas y otras infraestructuras para proteger la frontera sur.

“Este problema se ve agravado por la irresponsable orden ejecutiva del presidente Biden de detener la construcción del muro a lo largo de la frontera sur”, dijo McCarthy, y añadió que espera que otros republicanos se manifiesten en contra de los planes de Biden en materia de inmigración.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R- Calif.), habla en la conferencia de prensa semanal en el Capitolio en Washington el 3 de diciembre de 2020. (Tasos Katopodis/Getty Images)

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, defendió el proyecto de ley en su primera sesión informativa en el cargo, diciendo que, la ley moderniza el sistema de inmigración y proporciona “a las personas trabajadoras que han enriquecido nuestras comunidades y vivido aquí durante décadas una oportunidad para ganar la ciudadanía”.

“La prioridad del presidente reflejada en el proyecto de ley son [sic] gestionar responsablemente la frontera, mantener a las familias unidas, hacer crecer nuestra economía, abordar las causas fundamentales de la migración desde Centroamérica y garantizar que Estados Unidos pueda seguir siendo un refugio para aquellos que huyen de la persecución”, dijo Psaki.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Evidencia de genocidio expuesta por los documentos internos del PCCh

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS