Cuando su vida de frustración y dolor se convirtió en paz y felicidad, comenzó a creer en milagros

Por Marjorie Aguirre - La Gran Época
02 de Julio de 2018 Actualizado: 21 de Febrero de 2019

Cuando lo ven feliz y sonriente, ninguno de los que están a su lado especialmente sus amigos, se imaginan que vivió días desesperados en los que el dolor era su menú diario.

David Rojas era ateo y tenía un trabajo en Madrid, lo mismo que muchos de sus amigos. Sin embargo, sentía que su vida no tenía ninguna clase de motivación, y tratando de adormecerse en el alcohol solo ganó una adicción.

Lleno de frustración se mudó a Sevilla, donde vivían sus padres; pero las cosas tampoco se arreglaron por lo que decidió mudarse solo a una casa en la playa, esperanzado en que estar aislado de la sociedad lo ayudara.

En ese entonces, David sufría de fuertes dolores en la espalda que no lo dejaban dormir más de cuatro horas y los pies le ardían si estaba parado más de diez minutos. Los doctores le diagnosticaron desplazamiento en el disco lumbar y ciática: tendría que vivir con ese dolor por el resto de su vida.

Más que nunca, David sentía la necesidad de saber el significado interno de la vida, así que buscó todo tipo de información en internet sobre religiones, incluso dietas, pero nada le servía. Como el dolor persistía, pensó en el Taichí y el yoga, incluso algunos amigos le recomendaron probar con qigong; y así, probando una y otra cosa sin suerte, cuando ya no podía ni sentarse en una silla, conoció Falun Dafa.

Practicantes realizando los ejercicios de Falun Dafa. (Foto: Cortesía de David Rojas).

Los milagros llegaron a su vida

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una disciplina espiritual que se dio a conocer por primera vez en 1992 por Li Hongzhi, el Maestro fundador. Esta práctica promueve los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, consta de ejercicios suaves y una meditación que brindan a las personas claridad mental y paz interna, entre otros beneficios.

David se sorprendió mucho cuando descubrió que todos los materiales de Falun Dafa eran gratuitos, mientras que todo lo que había probado anteriormente le había resultado bastante oneroso. Siguiendo los videos aprendió los ejercicios y leyó los libros que descargó en la página oficial de la disciplina, FalunDafa.org.

Zhuan Falun es el libro que contiene las enseñanzas del Maestro Li Hongzhi, que son la guía para la cultivación personal basada en principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

A pesar de que el dolor de espalda era insoportable, comenzó a hacer los ejercicios y se fue sintiendo cada vez mejor.  Cuando no podía dormir, escuchaba las lecciones del Maestro.

Aún cuando David era ateo y no creía en milagros, tuvo que rendirse ante la evidencia, pues comenzó a experimentar todo tipo de cambios increíbles, como poder pararse derecho, cosa que no había podido hacer en mucho tiempo. Dos semanas después, al levantarse notó que los dolores habían desaparecido.

Practicando el ejercicio de meditación de Falun Dafa. (Foto: Cortesía de David Rojas).

Gracias a Falun Dafa, David se dio cuenta de que había acumulado odio en su corazón y eso lo había convertido en una persona amargada.

“Era una persona autocrática. No importa dónde estaba, solo quería seguir mis deseos y siempre pensaba en mí. Me cerré. Después de iniciar la práctica de Falun Dafa, empecé a pensar en los demás y a darme cuenta, que sin querer, albergaba odio hacia mis familiares. Mientras practicaba, el odio comenzó a desintegrarse. Mi corazón estaba en paz y felicidad. Me había convertido en una persona diferente”, cuenta.

Después de practicar Falun Dafa por dos años y medio, David siente que la persona llena de odio que una vez fue… se ha ido; ahora está en paz y feliz, es un hombre extrovertido y amable.

“Falun Dafa, te cambia fundamentalmente, ha renovado mi vida y me ha hecho una mejor persona”, dice.

Aún tenía que saber la verdad

A pesar de que David se había beneficiado con Falun Dafa, todavía se sentía confuso cuando escuchó por primera vez, sobre la persecución a los practicantes en China. David se enteró que desde 1999 el régimen comunista chino inició una brutal persecución en contra de millones de practicantes que intentaban mejorar su salud y encontrar la paz a través de los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

“¡Quería saber la verdad! El gobierno chino dijo muchas cosas malas sobre Falun Dafa y aunque me había beneficiado con la práctica, no estaba seguro si sabía toda la verdad”, comentó David para Minghui.org.

Era difícil creer que esa fuera razón suficiente para ser encarcelado, torturado e incluso asesinado para obtener órganos para trasplantes; parte del lucrativo negocio en el que el régimen chino había convertido la persecución a los practicantes de Falun Dafa en China. Comenzó a buscar información, y poco a poco llegó a la conclusión de que los ataques del partido comunista hacia Falun Dafa, eran todas mentiras.

“Todos los practicantes que conozco son completamente diferentes a cómo el partido los describe; incluso algunos pudieron contarme su experiencia de cómo fueron torturados en China por su creencia. Ahora tengo claro que la brutalidad de la persecución no debería existir”, dice David.

Hoy en día y gracias a su experiencia, David sabe cuán engañosa puede ser la mala propaganda esparcida por el gobierno chino alrededor del mundo, para quienes no practican ni conocen Falun Dafa; incluso él mismo, habiendo recibido solo beneficios, llegó a estar confundido.

Actualmente David, junto a otros practicantes españoles, se dedica a difundir la verdad acerca de esta persecución, ya que desea y espera que más personas conozcan lo que en verdad significa Falun Dafa.
David quiere que todos sepan, especialmente los chinos, que “FALUN DAFA ES BUENO”.

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz


Falun Dafa es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios universales de Verdad, Compasión y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Para más información, por favor visite: falundafa.org y faluninfo.net.

TE RECOMENDAMOS