Cuarta dosis de vacuna COVID-19 no puede prevenir la infección por ómicron: Estudio israelí

Por Zachary Stieber
17 de Enero de 2022 7:23 PM Actualizado: 17 de Enero de 2022 7:23 PM

Una segunda inyección de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer provocó anticuerpos, pero probablemente no a un nivel lo suficientemente alto como para proteger a los receptores contra la infección de la variante ómicron del virus, dijeron el lunes investigadores israelíes.

El Centro Médico Sheba ha estudiado a 150 trabajadores sanitarios que recibieron una segunda dosis de refuerzo, o una cuarta inyección.

“Dos semanas después de administrar la cuarta vacuna, observamos un buen aumento de los anticuerpos, más alto que después de la tercera dosis, pero no lo suficientemente alto contra ómicron”, dijo el investigador principal, el profesor Gili Regev-Yochay, a los periodistas en una sesión informativa online.

Ómicron es una variante del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19.

Ómicron ha demostrado ser mejor para evadir los anticuerpos inducidos por las vacunas contra el COVID-19 que las variantes anteriores y ha infectado a millones de personas vacunadas en todo el mundo en las últimas semanas, lo que ha desencadenado un esfuerzo renovado para que la gente se vacune.

Israel, uno de los países más vacunados del mundo, ha visto dispararse las tasas de casos tras la aparición de ómicron.

Los primeros datos indicaban que el primer refuerzo restablecía parte de la protección perdida contra la infección, pero que la protección volvía a disminuir al cabo de pocas semanas. Según los resultados preliminares del estudio del Sheba, que aún no se han publicado, se han obtenido resultados similares con el segundo refuerzo.

“Vemos un aumento de los anticuerpos, mayor que después de la tercera dosis. Sin embargo, vemos muchos infectados con ómicron que recibieron la cuarta dosis. Por supuesto, un poco menos que en el grupo de control, pero todavía muchas infecciones”, dijo Regev-Yochay a los periodistas.

Aunque la vacuna protegía bien contra las variantes alfa y delta, “para ómicron no es suficiente”, añadió.

Pfizer no devolvió inmediatamente una consulta.

Israel comenzó a principios de este mes a ofrecer una cuarta dosis de la vacuna de Pfizer a los ancianos y a los trabajadores sanitarios, a pesar de los escasos datos sobre cómo afectaría un segundo refuerzo a los receptores.

Naftali Bennett, primer ministro de Israel, había promovido anteriormente los resultados preliminares del estudio Sheba que mostraban un alto nivel de anticuerpos una semana después de que los trabajadores recibieran una cuarta dosis.

“Tenemos noticias, grandes noticias. Una semana después de la cuarta dosis sabemos con un alto grado de certeza que la cuarta dosis es segura. Esa es la primera noticia. La segunda noticia, sabemos que una semana después de la administración de la cuarta dosis, vemos que se quintuplica el número de anticuerpos en la persona vacunada. Esto significa probablemente un aumento significativo de la protección”, dijo a los periodistas en el centro médico el 4 de enero.

Otros países, como Dinamarca y Estados Unidos, también han empezado a ofrecer la cuarta dosis a determinadas poblaciones.

Regev-Yochay dijo que la medida de ofrecer una segunda dosis de refuerzo a las poblaciones vulnerables “es probablemente correcta”, y añadió que “puede ofrecer un pequeño beneficio, pero probablemente no lo suficiente como para apoyar la decisión de administrarla a toda la población”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.