Cuomo culpa a Trump por la orden que obliga a hogares para ancianos a aceptar pacientes con COVID-19

Por Zachary Stieber
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, intentó culpar a un mandato estatal hecho en marzo que decía a los operadores de hogares para ancianos que tenían que aceptar a los pacientes de COVID-19.

“Debería decirle a su… mire, esta es una temporada política, lo entiendo. Me he abstenido de la política. No voy a entrar en un vaivén político”, dijo Cuomo a los periodistas en Albany el miércoles. [3930, borrado]

“Pero cualquiera que quiera preguntar ‘por qué el estado hizo eso con los pacientes de COVID en los hogares para ancianos’, es porque el estado siguió la guía de los CDC del presidente Trump, así que deberían preguntarle al presidente Trump. Creo que eso detendrá la conversación”.

Miles de neoyorquinos murieron en hogares para ancianos por COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Esa cifra no tiene en cuenta a los ancianos que fueron enviados a los hospitales y murieron allí.

Seema Verma, administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, respondió a Cuomo el jueves, diciendo que su agencia publicó una guía sobre el asunto el 13 de marzo.

La guía dice que los hogares para ancianos pueden aceptar pacientes que fueron diagnosticados con COVID-19 pero solo si pueden seguir la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la cual incluye la recomendación de que los centros dediquen un ala específica a los pacientes que se mudan o llegan de un hospital.

Una vez que los pacientes del ala no mostraban síntomas durante dos semanas seguidas, podían ser trasladados con la población general.

Si los operadores de las residencias para ancianos no podían seguir la guía, entonces el traslado “debe esperar hasta que el paciente ya no esté sujeto a las precauciones de COVID-19, o el residente pueda ser trasladado a otro centro que pueda proporcionar la atención”, dijo Verma en un comunicado.

“Cuando un paciente deja un hospital es fundamental que sea dado de alta a un lugar donde sus necesidades de atención médica puedan ser satisfechas sin arriesgarse a propagar el virus a otros”.

Ella señaló al gobernador de California, Gavin Newsom, que ordenó temporalmente que los pacientes de hogares para ancianos estuvieran a bordo de un barco hospital de la Marina de EE.UU. que estaba atracado cerca de San Francisco y al gobernador de Florida, Ron DeSantis, que requería una confirmación negativa de la prueba antes de transferir a los residentes de los hogares de ancianos desde los hospitales hacia los centros.

Cuomo está enfrentando crecientes reclamos para que una pesquisa independiente investigue lo que ocurrió en Nueva York.

La directiva del 25 de marzo en el meollo del asunto, que luego fue borrada del sitio web del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, informó a los operadores de los asilos de ancianos que no podían negarse a aceptar residentes aún si los exámenes de COVID-19 daban positivo.

“A ningún residente se le negará la readmisión o admisión a un hogar de ancianos únicamente con base a un diagnóstico confirmado o sospechoso de COVID-19”, dice la orden.

Los funcionarios estatales ahora dicen que los operadores que no podían proporcionar la atención adecuada podrían haberlos notificado y hacer que los pacientes fueran transferidos a otro lugar, pero eso no estaba detallado en la orden.

Una gran parte de la orden fue revertida a principios de mayo. Los funcionarios estatales ahora requieren pruebas dos veces por semana para los miembros del personal en dichos hogares y enviaron cientos de miles de kits de pruebas a los asilos en el Estado para examinar al personal y a los residentes.

La representante Elise Stefanik (R-N.Y.) se unió el martes en “Fox & Friends” a los requerimientos de una pesquisa.

“El gobernador tomó medidas ejecutivas, forzando a los casos positivos de COVID a regresar a los hogares para ancianos. No hubo transparencia en cuanto a informar a los ancianos, a los trabajadores o a los miembros de la familia si había casos positivos”, dijo.

Cuomo dijo durante el fin de semana que las personas mayores iban a morir sin importar lo que hicieran los funcionarios.

Al preguntársele por qué se resistía a una pesquisa federal, Cuomo dijo que no lo hacía y que no se arrepentía del mandato.

“Si el gobierno federal quiere iniciar una pesquisa, puede hacerlo. ¿Qué tengo que ver yo con que ocurra o no una pesquisa federal?” Cuomo dijo.

“Es irrelevante para mí. No tengo ningún papel en la determinación de una pesquisa federal. No soy bienvenido, no soy bienvenido. No importa. El presidente Trump hace lo que quiere hacer. No escucha a un gobernador”, añadió.

Cuomo también dijo que rechaza la idea de que los operadores de los hogares para ancianos no hubieran aceptado a pacientes que no pudieran atender adecuadamente.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Mujer llora desconsoladamente la muerte de su esposo por coronavirus

TE RECOMENDAMOS