Cuomo llama “descarada” la ley de ayuda por USD 2.2 billones porque sería insuficiente para Nueva York

Por Tom Ozimek
26 de Marzo de 2020 Actualizado: 26 de Marzo de 2020

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, criticó duramente el proyecto de ley de ayuda de emergencia de 2.2 billones de dólares, diciendo que no aborda adecuadamente las necesidades de los gobiernos locales para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

En una conferencia de prensa el jueves, Cuomo dijo que el costo económico del brote de coronavirus será dramático en Nueva York y castigó a los funcionarios federales por lo que llamó un fracaso en abordar la pérdida de ingresos en el paquete de ayuda.

“Estoy decepcionado”, dijo Cuomo el jueves, de acuerdo al reporte de ABC. “Lo encuentro irresponsable. Lo encuentro imprudente. La emoción es un lujo. A la vez no podemos darnos el lujo de ser emocionales por lo que ellos (el congreso) hicieron. Cuando esto termine, yo les prometo que les dire algo de lo que pienso”.

Cuomo dijo que la epidemia crea un “doble golpe” de aumento de los costos estatales y la pérdida de ingresos al cerrar los negocios y despedir a los trabajadores.

“La acción del Congreso, en mi opinión, simplemente falló en atender la necesidad gubernamental”, dijo Cuomo, según Post Star.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo habla durante su conferencia de prensa diaria en medio del brote de coronavirus en la ciudad de Nueva York, el 20 de marzo de 2020. (Bennett Raglin/Getty Images)

Mientras que el plan de ayuda ante el Congreso enviaría USD 5000 millones para gastos relacionados con COVID-19, Cuomo dijo que el mayor problema es la pérdida de ingresos.

“Este era el momento [para el Congreso] de dejar la política a un lado”, dijo Cuomo. “Ahora es el momento de dar un paso adelante, hacer lo correcto y hacer su trabajo, pero ellos no lo han hecho en lo que a mí respecta, especialmente cuando se trata de la necesidad gubernamental”.

El gobernador dijo que el estado tendrá que ajustar su plan de presupuesto para el año fiscal que comienza el 1 de abril porque las cifras de ingresos son muy inciertas.

El paquete de ayuda pretende inundar el país con dinero en efectivo en un intento de frenar el aplastante impacto en la economía de una epidemia que se está intensificando y que ha matado a más de 900 personas en Estados Unidos e infectado al menos a 60,000. Es la continuación de otras dos series de medidas que se convirtieron en ley este mes. El dinero en juego asciende a casi la mitad del total de USD 4.7 billones que el gobierno de Estados Unidos entrega anualmente.

El presidente Donald Trump, quien ha prometido firmar el proyecto de ley tan pronto como sea aprobado por la Cámara, expresó su aprobación en Twitter. “96-0″ en el Senado de Estados Unidos. Felicidades AMÉRICA!”, escribió.

“La gente empeora con el tiempo”

Nueva York se ha convertido en el epicentro de la pandemia, con más de 37,000 neoyorquinos diagnosticados con la enfermedad respiratoria y 385 muertes.

Cuomo dijo que se espera que ese número aumente.

“Es una situación en la que las personas empeoran con el tiempo”, dijo Cuomo. “Entonces eso es lo que estamos viendo”.

Añadió que bajo casi cualquier escenario de COVID-19, los hospitales se verían abrumados.

“Casi cualquier escenario que sea realista abrumará la capacidad del sistema de salud actual. Así que, es poco realista mantener la curva tan baja como puedas, ya que no puedes bajar la curva lo suficiente como para no sobrecargar la capacidad del hospital”, dijo Cuomo.

El gobernador habló de lo imperativo de aumentar la capacidad de los hospitales.

“Nuestra meta es tener una estructura de más de 1000 instalaciones de sobrecarga en cada uno de los distritos del sur del estado en los condados”, dijo, añadiendo que Nueva York estaba realizando el 25 por ciento de las pruebas de COVID-19 a nivel nacional.

Miembros de la Guardia Nacional del Ejército de los EE.UU. descargan cajas en el Jacob Javits Center en el West Side de Manhattan después de que el Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo anunciara que va a convertir el centro en un hospital de campaña, en Nueva York, el 23 de marzo de 2020. (Bryan R. Smith/AFP/Getty Images)

Hablando de la urgente necesidad de equipo médico, Cuomo dijo que las demandas de respiadores por la enfermedad COVID-19 son mayores que para muchas otras enfermedades.

“Los pacientes no afectados por la enfermedad COVID están normalmente con respiradores durante 3 o 4 días. Los pacientes con COVID están con respiradores durante 11 a 21 días. Piense en eso”, dijo Cuomo, según The Hill.

Para la mayoría de las personas, COVID-19 causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, que desaparecen en dos o tres semanas. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede sufrir enfermedades más graves, incluyendo neumonía y muerte.

En todo el mundo, más de 120,000 personas se han recuperado del virus, según un recuento actualizado de la Universidad Johns Hopkins.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

[/epoch_video]

TE RECOMENDAMOS