“De un solo bocado”: pez mero gigante se traga un tiburón frente a la mirada atónita de pescadores

Por Jack Phillips - La Gran Época
14 de Junio de 2019 Actualizado: 14 de Junio de 2019

El momento preciso en que un pez mero goliat se come a un tiburón fue captado en video mientras un grupo de pescadores observaba atónito.

La compañía pesquera Everglades Fishing Company dijo que el mero probablemente pesaba unos 230 kilos.

“Miren esto. Van a enloquecer”, fue la advertencia de  Jimmy Wheeler, de la compañía pesquera Everglades Fishing Company.

“Simplemente se lo tragó”, dijo Michelle Wheeler a Fox News. “No recuerdo haber visto nunca algo tan loco”.

“Más tarde ese mismo pez mero se tragó una raya -o mantarraya”, añadió Michelle. “[Los mero Goliat] se convirtieron en una molestia según muchos pescadores. Se lo están comiendo todo”.

Según el informe, los meros han estado protegidos por la ley estatal de Florida desde 1990. Tienen que ser devueltos al océano si son capturados.

“Los meros goliat grandes deben ser dejados en el agua durante la liberación. La estructura esquelética de estos grandes peces no puede soportar adecuadamente su peso fuera del agua sin algún tipo de daño”, declaró la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC) en su sitio web. “Si un goliat grande es subido a bordo de un barco o sacado fuera del agua, es probable que sufra alguna forma de daño interno y por lo tanto se considera maltrato”.

Pueden llegar a medir 2,5 metros de largo.

“Hacemos snorkel y vemos que se acercan a un pez y se lo tragan. Son enormes. No son así por no comer”, dijo Michelle a Fox.

Otro incidente

En otro incidente hace años, un mero fue visto comiéndose a un tiburón de punta negra.

El depredador fue identificado como un mero goliat del Atlántico, que puede pesar hasta 360 kilos y puede crecer hasta 2,5 metros de largo.

Un mero fue filmado tragándose un tiburón de un bocado, así es, de un solo mordisco. (Break.com)

Los pescadores atraparon al tiburón en la costa de Bonita Springs, Florida, hace varios años, antes de que el mero se hiciera cargo.

Como señaló Business Insider, se sabe que los mero goliat acechan y emboscan a los buceadores.

El mero goliat es la mayor de las especies de meros del Océano Atlántico, y puede pesar hasta 360 kilos, según el sitio web de NOAA. Sin embargo, se conocen reportes de meros mucho más grandes.

“Alguna vez estuvieron tan sobreexplotados en el sureste de Estados Unidos que se los consideró para su inclusión en la lista bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción”, de acuerdo con NOAA.

Se encuentran en aguas tropicales poco profundas cerca de los arrecifes de coral, y su territorio se extiende desde los Cayos de la Florida hasta el Golfo de México. Pero también se encuentran en las Bahamas, el Mar Caribe y en las costas de Brasil.

“En algunas ocasiones, el mero goliat fue capturado en la costa de Nueva Inglaterra, en Massachusetts y Maine. En el Océano Atlántico oriental, el mero goliat se encuentra frente a la costa de África, desde el Congo hasta Senegal”, dice NOAA.

“Las amenazas para la especie incluyen la pesca comercial y recreativa, la proliferación de algas nocivas (marea roja) y la pérdida de hábitat”, aclara el sitio web de NOAA.

Hombre captura un pez mero gigante

Nadie habría creído este cuento de pescador si no estuviese grabado en vídeo.

Un mero goliat de aproximadamente 250 kilos fue capturado en la costa de Florida. Jon Black luchó con el pez de 2,2 metros fuera del agua mientras se las arreglaba para permanecer en su kayak.

El pez rompió la caña de Black, pero se informó que aún así fue capaz de atraparlo.

A pesar del gran tamaño del mero, no batió un récord mundial. El récord en realidad pertenece a una captura de 310 kilos ocurrida en Florida en 1961.

Black es dueño de Crazy Lure Bait & Tackle Shop en Cape Coral, Florida. Su compañía asegura que podría tratarse de la primera vez que un kayakista en Florida atrapa a un mero goliat. De esta forma Black podrían tener el récord no oficial de mero más grandes atrapado desde un kayak.

*****

Descubre a continuación:

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS