Declaraciones juradas plantean más dudas sobre el papel del FBI en la investigación a Trump

Por Lee Smith
24 de Junio de 2021 5:08 PM Actualizado: 24 de Junio de 2021 5:08 PM

Opinión

Declaraciones juradas, presentadas en un tribunal federal el 21 de junio, plantean preguntas cruciales sobre el papel del FBI en los esfuerzos de la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016 para vilipendiar a su oponente, Donald Trump, como agente ruso. El FBI obtuvo una orden de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para espiar al equipo de Trump basándose en un expediente de memorandos que alegaban los vínculos de Trump con Rusia, el cual fue presentado por el contratista de la campaña de Clinton, Christopher Steele.

Pero los documentos judiciales recientemente publicados sugieren que el FBI pudo haber ayudado a dar forma al complot anti-Trump en sus orígenes.

Las declaraciones juradas son la última revelación derivada de la demanda por difamación en curso que los propietarios de Alfa-Bank, el banco comercial más grande de Rusia, han presentado contra Fusion GPS, la empresa de comunicaciones que contrató a Steele para compilar los informes Trump-Rusia en nombre de la campaña de Clinton. En uno de los memorandos de Steele, se alega que los directores de Alfa-Bank, Mikhail Fridman, Petr Aven y German Khan, participaron en prácticas corruptas.

Steele afirma que este informe y los demás provienen de un ciudadano ruso que contrató, Igor Danchenko, quien, a su vez, dice que su información provino de una red de fuentes establecidas en Rusia. Las declaraciones juradas presentadas esta semana fueron juramentadas por cinco ciudadanos rusos que dicen que las acusaciones de Danchenko, de que sirvieron como fuentes para los informes de Steele, son falsas.

Esto puede poner a Danchenko en un aprieto. Al encontrarse a merced de multimillonarios enojados que están ansiosos por limpiar sus nombres y la reputación de su negocio, el camino más claro de Danchenko para salir del riesgo financiero y legal puede ser revelar todo lo que sabe sobre el complot anti-Trump.

La declaración jurada firmada por el periodista financiero ruso, Ivan Vorontsov, es el más significativo de los cinco documentos. Vorontsov dijo que es amigo de Danchenko desde 2013 y se reunió con él tres veces en 2016. Según él, Danchenko dijo que trabajaba para Fusion GPS y sus cofundadores, Glenn Simpson y Peter Fritsch.

Esto parece contradecir lo que Danchenko le dijo al FBI en una entrevista de enero de 2017. Según la transcripción, Danchenko “no tenía ninguna visibilidad de los clientes finales [de Steele]”. El abogado de Danchenko reafirmó la afirmación de su cliente: “Nunca preguntó y nunca me dijeron [acerca de los clientes finales]”.

Otra sección de la declaración jurada de Vorontsov puede resultar aún más significativa. Afirma que, durante una recepción en junio de 2016 en la residencia del embajador de Estados Unidos en Moscú, lo “llevaron rápidamente y lo invitaron a tener una conversación con representantes del FBI sobre el Sr. Danchenko”.

Aunque Vorontsov no da más detalles, el interés del FBI en él es digno de mención. Según el informe del inspector general del Departamento de Justicia de diciembre de 2019, el FBI afirma que Steele no les proporcionó el nombre de Danchenko. Además, el FBI dice que no habló con Danchenko hasta enero de 2017. Y, sin embargo, siete meses antes, el FBI estaba buscando información sobre Danchenko de un hombre al que nombró como fuente del expediente.

En la entrevista de enero de 2017, Danchenko le dijo al FBI que le había dado a Steele los nombres de algunas de sus fuentes. Uno de los nombres que transmitió a Steele fue tachado en la transcripción de la entrevista y anotado como “Fuente 2”, que es como se ha identificado a Vorontsov en la información pública. Si, como dice el FBI, Steele no les dio los nombres de sus fuentes, ¿cómo supieron conectar a Danchenko con Vorontsov?

La otra cuestión que plantea el relato de Vorontsov es la cronología. El FBI dice que no comenzó su investigación sobre los supuestos vínculos del equipo de Trump con Rusia hasta el 31 de julio de 2016. También afirma que no recibió los informes del dossier hasta el 5 de julio, cuando el encargado del FBI de Steele se reunió con él en Londres. La declaración jurada de Vorontsov sugiere que el FBI podría haber estado activo en la operación anti-Trump al menos un mes antes.

Junio de 2016 es un período clave en el cronograma del expediente. Es cuando se elaboró el expediente. Los documentos de Fusion GPS y el testimonio público muestran que entre octubre de 2015 y mediados de mayo de 2016, la firma de investigación se centró en informes públicos sobre los supuestos vínculos de Trump con figuras del crimen organizado en los antiguos estados soviéticos. Pero en un mes, el enfoque de Fusion GPS cambió.

El primer memorando del expediente tiene fecha del 20 de junio y alega que, según funcionarios del gobierno ruso, incluidos altos funcionarios de inteligencia y diplomáticos, Trump había sido comprometido por los servicios de espionaje de Moscú. De hecho, los principales asesores del presidente ruso Vladimir Putin controlaron el archivo de Trump en nombre del propio Putin.

Entonces, ¿por qué el tema de los informes de Fusion GPS cambió tan drásticamente? Simpson y Fritsch dicen que es porque trajeron a Steele en mayo. Según su relato, el exespía británico y experto en todos los asuntos rusos descubrió que los lazos más impactantes de Trump no eran con figuras del crimen organizado ruso, sino con funcionarios del gobierno ruso.

Las declaraciones juradas muestran por qué Steele fue capaz de reunir una inteligencia tan extraordinariamente profunda y trascendental en solo un mes: fue fabricada. Las impactantes acusaciones del expediente fueron inventadas por Danchenko, Steele o Fusion GPS, o más probablemente una combinación de los tres.

Pero eso no explica por qué cambió el tejido de la historia. Del 20 de mayo al 20 de junio de 2016, el tema pasó del crimen organizado a asuntos de inteligencia relacionados con funcionarios extranjeros, es decir, un tema adaptado para ganarle al FBI una orden de la FISA con el propósito de espiar al equipo de Trump. ¿Recibió el FBI los informes de inteligencia fraudulentos de Steele o ayudó a crearlos?

Las cinco declaraciones juradas aportan más pruebas de que la operación del dossier se basó en fuentes sobre fuentes, en parte para evitar el peligro legal al que se enfrenta ahora Danchenko. Steele no podía ser responsabilizado si se limitaba a transmitir lo que escuchaba de Danchenko, quien no podía ser culpado si su información provenía de otras fuentes. Las cinco declaraciones juradas han dejado a Danchenko solo y expuesto. Y así, una pregunta importante es, si Steele se escondió detrás de Danchenko, ¿Quién se escondió detrás de Steele?

Lee Smith es miembro senior de America’s Future y autor del libro recientemente publicado “The Permanent Coup: How Enemies Foreign and Domestic Targeted the American President” (El golpe permanente: Cómo los enemigos extranjeros y domésticos apuntaron al presidente estadounidense).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.