Defensa de EE. UU. busca 12.000 camas para inmigrantes ilegales y solicitantes de asilo

Por Charlotte Cuthbertson
30 de Junio de 2018 Actualizado: 30 de Junio de 2018

WASHINGTON, Estados Unidos – El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) pidió al Departamento de Defensa que ayude a cuidar y albergar a “una población familiar extranjera de hasta 12.000 personas”, dijo un vocero de la Defensa el 28 de junio.

Si el Departamento de Defensa actualmente no cuenta con instalaciones disponibles, se le ha pedido que identifique las tierras donde se podrían construir “instalaciones de campamentos ligeros semiseparadas, capaces de albergar hasta 4000 personas en tres ubicaciones separadas”, dijo el vocero.

“El DHS prefiere que las instalaciones que se construyan en Texas, Arizona, Nuevo México o California, permitan el acceso y supervisión de los sitios y cumplan con la disposición del Acuerdo de Transacción de Flores, de que se realicen esfuerzos razonables para ubicar a los menores en el área geográfica donde la mayoría son detenidos”, agregó.

El portavoz manifestó que Seguridad Nacional quiere una capacidad para albergar a 2000 personas dentro de 45 días, con un cronograma para agregar capacidad adicional.

El número de unidades familiares detenidas en la frontera suroeste durante los últimos tres meses fue de entre 8800 y 9600 por mes. Los menores no acompañados sumaron 4100 a 6400 adicionales por mes.

Agentes de la Patrulla Fronteriza hablan con menores no acompañados que cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México, antes de cargarlos en una camioneta para transportarlos a una oficina de Refugiados y Reasentamiento, en el condado de Hidalgo, Texas, el 26 de mayo de 2017. (Benjamin Chasteen / La Gran Época)

La solicitud de más espacio de detención familiar se produce después de una protesta por la separación de padres e hijos en la frontera. Las separaciones ocurrieron después que los padres fueron enviados a juicio por ingresar ilegalmente a Estados Unidos, bajo la política de tolerancia cero de cumplir con la ley.

Más de 2000 niños fueron separados de sus padres durante aproximadamente ocho semanas, antes que el presidente Donald Trump emitiera una orden ejecutiva el 20 de junio para detener las separaciones.

Sin embargo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el arresto es temporal debido a problemas de capacidad.

“Esto solo durará un corto período de tiempo, porque nos quedaremos sin espacio, nos quedaremos sin recursos para mantener a las personas unidas”, dijo Sanders el 25 de junio. “El Congreso aún tiene que elevar de nivel, Todavía tienen que hacer su trabajo”.

Dos hombres, posibles vigías del cártel de traficantes, enmascaran sus rostros en el lado mexicano de la frontera cerca de Nogales, Arizona, el 23 de mayo de 2018. (Samira Bouaou / La Gran Época)
TE RECOMENDAMOS