Déficit presupuestario de EE.UU. supera USD 1.6 billones ante menores ingresos fiscales y más gastos

Por Andrew Moran
11 de Agosto de 2023 11:21 AM Actualizado: 11 de Agosto de 2023 11:21 AM

El déficit presupuestario de Estados Unidos para el año fiscal 2023, que incluye los meses de octubre a septiembre, es ahora el tercero mayor del que se tiene constancia, después que los ingresos fiscales no alcanzaran las expectativas y el gasto público se disparara.

En los 10 primeros meses del año fiscal en curso, la brecha presupuestaria superó los USD 1.6 billones, un valor superior al déficit de USD 1.375 billones de todo el año fiscal 2022, según la última Declaración Mensual del Tesoro.

En julio, el Gobierno estadounidense registró un déficit de USD 221,000 millones, un valor que contrasta con la estimación de consenso de un déficit de USD 109,300 millones. Por su parte, la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) había pronosticado con precisión un déficit de USD 1.6 billones para lo que va del año fiscal.

NOTICIAS RELACIONADAS

Fitch rebaja la calificación crediticia de EE.UU., citando la erosión de la confianza en la gestión fiscal 

Plan presupuestario de Biden subiría impuestos, bajaría el déficit en $3 billones e invertiría en EE.UU.

El déficit acumulado en 12 meses sigue estando por encima de los USD 2 billones, mientras que el gobierno estadounidense toma prestados USD 5300 millones al día.

El mes pasado, los ingresos fiscales aumentaron un 2.5%, hasta los USD 276.000 millones, y el gasto público creció un 3.4%, hasta los USD 497.000 millones, informó el Departamento del Tesoro el 10 de agosto.

En lo que va de año fiscal, los ingresos han caído un 10%, hasta aproximadamente los USD 3.7 billones. De la otra parte, los desembolsos se han disparado un 10%, hasta los USD 5.3 billones, impulsados por el mayor gasto en Seguridad Social, Medicare, Medicaid y en seguridad de ingresos.

Aumentan los pagos de intereses

El pago de intereses también absorbió gran parte del presupuesto federal. Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el gobierno federal gastó USD 67,000 millones en intereses netos en julio. En lo que va de año fiscal, los pagos brutos de intereses han superado los USD 725,000 millones, contrastando con los USD 589,480 millones del mismo período del año anterior.

El crecimiento de los costos netos por intereses es preocupante, afirma la Fundación Peter G. Peterson, una organización de sostenibilidad fiscal.

“A medida que aumente el nivel de deuda pública y se mantengan relativamente altas las tasas de interés, aumentará también el costo del servicio de esa deuda. El costo de los intereses como porcentaje del PIB superará el máximo anterior del 3.2% (que se produjo en 1991) antes del final de la década”, escribió la organización.

“Lo que es más aún, el sistema fiscal de la nación no generará ingresos suficientes para cubrir el gasto en esas y otras áreas”.

Las últimas cifras presupuestarias surgen poco después de que Fitch Ratings anunciara una rebaja de la calificación por el “deterioro fiscal previsto” para los próximos tres años. La administración actual desestimó la calificación, diciendo que “desafiaba la realidad”.

Por su parte, Maya MacGuineas, presidenta del Comité por un Presupuesto Federal Responsable (CRFB), sostuvo que la rebaja de Fitch “debería sacudir a los responsables políticos para que despierten”.

La entrada de la agencia Fitch Ratings en París el 8 de agosto de 2011. (Miguel Medina/AFP vía Getty Images)

“Por desgracia, nuestro endeudamiento solo aumentará aún más hasta que finalmente decidamos que ya es suficiente”, dijo MacGuineas en una declaración.

“Independientemente de la opinión de cada uno sobre el momento, las principales preocupaciones sobre nuestra situación fiscal son innegables. Estamos viendo cómo aumentan los déficits, se dispara la deuda y los fondos fiduciarios de la Seguridad Social y Medicare están a punto de agotarse”.

El endeudamiento continúa

El Departamento del Tesoro reveló el 7 de agosto que prevé pedir prestado más de USD 1 billón en el tercer trimestre, los que significa USD 274,000 millones más que la estimación anterior de mayo.

El gobierno de Estados Unidos también planea pedir prestados otros USD 852,000 millones en el cuarto trimestre.

“Durante el trimestre julio-septiembre de 2023, el Tesoro espera tomar prestados USD 1007 billones en deuda negociable neta privada, suponiendo un saldo de caja a finales de septiembre de USD 650,000 millones. La estimación de endeudamiento es de USD 274,000 millones superior a la anunciada en mayo de 2023, debido principalmente al menor saldo de caja a principios de trimestre (USD 148,000 millones) y al mayor saldo de caja a finales de trimestre (USD 50,000 millones), así como a las previsiones de menores ingresos y mayores desembolsos (USD 83,000 millones)”, declaró el Tesoro.

“Durante el trimestre octubre-diciembre de 2023, el Tesoro espera tomar prestados USD 852,000 millones en deuda negociable neta privada, suponiendo un saldo de caja a finales de diciembre de USD 750,000 millones”.

Los analistas han cuestionado el nivel de demanda por parte de los compradores nacionales y extranjeros, especialmente a raíz de la rebaja de calificación de Fitch. Los observadores del mercado advierten de que la demanda podría empezar a agotarse en los próximos trimestres debido al empeoramiento de las perspectivas fiscales, la persistente presión de Washington para endeudarse y el inmenso tamaño de las subastas del Tesoro.

Como parte de los esfuerzos para reponer la Cuenta General del Tesoro (TGA), casi agotada durante el enfrentamiento por el techo de la deuda, el Tesoro se dispone a aumentar el tamaño de las subastas y, según los expertos, podría ampliar la emisión de letras del Tesoro en los próximos trimestres.

Algunos observadores del mercado se preguntan cuánto tiempo podrá Washington seguir así, especialmente si se produce una recesión.

“El Gobierno estadounidense sigue gastando dinero como un marinero borracho, con un déficit presupuestario de USD 2.3 billones. Esto ocurre cuando la economía está todavía en expansión y la tasa de desempleo se acerca a su nivel más bajo en 54 años, a un 3.5%. ¿Qué pasará con el déficit cuando llegue una recesión?”, dijo Charlie Bilello, estratega jefe de marketing de Creative Planning Investor, en X (previamente Twitter).

A pesar de las cifras oficiales, el presidente Joe Biden ha insistido en múltiples ocasiones este año en que ha reducido la deuda nacional en USD 1.7 billones. Sin embargo, cuando asumió el cargo, la deuda nacional era de poco más de USD 28 billones. Hoy se acerca a los USD 33 billones.

En algunos discursos, el presidente Biden hace referencia al déficit presupuestario en lugar de la deuda nacional, pero los expertos afirman que esto sigue siendo engañoso. El principal factor que contribuyó a la disminución del déficit había sido el vencimiento del gasto de emergencia, estímulo y alivio de la era de la pandemia.

En general, en comparación con el año 2019, el déficit del año fiscal 2023 es un 83.5 % mayor.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.