Demanda de Texas contra DACA comienza con la asignación de un juez favorable

Por La Gran Época
04 de Mayo de 2018 Actualizado: 04 de Mayo de 2018

El Procurador General estadounidense de Texas Ken Paxton presentó una demanda contra la ley Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) en el Tribunal del Distrito en Brownsville el martes 1 de mayo, y por sorteo, el juez Andrew Hanen fue elegido para escuchar el caso.

Dio la casualidad que Hanen dictaminó previamente inconstitucional a DAPA, una expansión de DACA, otro programa de la era de Obama creado para extender el DACA original. El fallo fue confirmado por el Tribunal Supremo.

Además, Hanen se enfureció con los abogados del gobierno que defendieron DACA.

“La mala conducta en este caso fue intencional, seria y material“, escribió Hanen en su fallo. “De hecho, es difícil imaginar un plan más serio y más calculado de conducta no ética”.

DACA fue implementado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), del entonces presidente Barack Obama en 2012, a través de un memorándum emitido a las agencias de aplicación de la ley de inmigración. La ley otorga estatus legal a extranjeros ilegales

menores de 31 años que han estado en el país por lo menos cinco años, que llegaron cuando eran menor de 16 años, y no cometieron múltiples delitos menores o peores. Su estado debe renovarse cada dos años y proporciona un permiso de trabajo y otros beneficios, como créditos de impuesto a la renta.

Si bien DACA en sí misma nunca ha sido impugnada ante los tribunales, el fallo de Hanen sobre DAPA y DACA ampliado presenta los argumentos.

“El Secretario del DHS no solo está reescribiendo las leyes; las está creando desde cero”, escribió Hanen en ese momento.

El gobierno de Obama explicó que DACA es como un “discreto ministerio público” que es “necesario para garantizar que nuestros recursos no se gasten en estos casos de baja prioridad”.

Pero Hanen cortó esa línea de razonamiento. “El DHS no puede afirmar razonablemente, que bajo una delegación general para hacer cumplir las políticas, puede establecer una política general de no aplicación. Eso premia con la presencia legal y con beneficios a extranjeros que por el contrario serían removibles”.

Esta vez, el gobierno espera concuerdar con Hanen, ya que el presidente Donald Trump ha emitido una orden de sacar DACA. Sin embargo, su orden fue suspendida en un tribunal de California en enero y rechazada por un tribunal de DC el 24 de abril.

La demanda de Texas no tiene como objetivo la orden de Trump, sino la propia DACA. Si tiene éxito, los estados podrían pedir al gobierno que deje de aceptar nuevas aplicaciones y renovaciones de esta ley, lo que eliminará DACA de manera efectiva a dos años.

Los otros estados que se unen a la demanda son Alabama, Arkansas, Louisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental.

Trump ha expresado muchas veces su voluntad para trabajar en el Congreso con ambos (republicanos y demócratas) en una legislación que podría resolver la situación de los extranjeros ilegales traídos al país siendo niños.

Sin embargo, el Presidente de Estados Unidos dijo que él solo volvería a tratar la opción si su plan para construir un muro a lo largo de la frontera sur es totalmente financiado, si se endurecen los límites a la inmigración legal y se termina con la lotería de visas, que otorga tarjetas verdes a solicitantes de países con bajos flujos de inmigrantes hacia Estados Unidos. Esa opción fue rechazada en el Senado 39-60, con 14 republicanos votando en contra.

TE RECOMENDAMOS