Demócrata bloquea resolución para poner fin a la emergencia nacional por COVID-19

Por Zachary Stieber
29 de Septiembre de 2022 11:22 AM Actualizado: 29 de Septiembre de 2022 11:22 AM

El senador Ron Wyden (D-Ore.) bloqueó el 28 de septiembre una resolución respecto a la declaración de emergencia nacional por COVID-19.

Wyden intervino después de que el senador Roger Marshall (R-Kan.), un médico, presentara la resolución.

La medida, de una página, pondría fin a la declaración de emergencia nacional declarada inicialmente por la administración Trump y extendida hasta el día de hoy por la administración Biden.

“Es esta declaración, junto con otros poderes de emergencia adicionales invocados en la actualidad por el presidente, lo que esta administración está utilizando para sobredimensionar el gobierno con el fin de continuar con su imprudente ola de gasto inflacionario y para promulgar su agenda partidista”, dijo Marshall en el pleno del Senado en Washington. “De hecho, la Casa Blanca utiliza estas emergencias para justificar su gasto inflacionario fuera de control, sus órdenes inconstitucionales de vacunas y mascarillas, y para perdonar los préstamos estudiantiles”.

La declaración permitió a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. exigir presentaciones de datos y al Departamento de Salud y Servicios Humanos eximir de ciertos requisitos a Medicare y Medicaid. También fue citada por la administración Biden cuando los funcionarios de su gobierno anunciaron en agosto que cancelarían miles de dólares de la deuda estudiantil de millones de estadounidenses.

Marshall, un miembro del Comité de Salud del Senado, señaló que el presidente Joe Biden, un demócrata, dijo recientemente que la pandemia de COVID-19 “terminó”, lo que, según él, debería significar el fin de la emergencia.

El senador Roger Marshall (R-Kan.) habla con los periodistas en Washington el 5 de agosto de 2022. (Kevin Dietsch/Getty Images)

Wyden, presidente del Comité de Finanzas del Senado y miembro del Subcomité de Atención Médica, dijo que poner fin a la emergencia exacerbaría la escasez de médicos y enfermeras.

“Ahora mismo, hay requisitos en Medicare para procedimientos de larga duración que deben completarse antes de que sea posible contratar proveedores de atención médica para atender a los pacientes de Medicare”, dijo Wyden. “Si la propuesta de Marshall entra en vigor tal y como está redactada, los Servicios de Salud y Recursos Humanos no podrían renunciar a este complicado proceso de atender a los pacientes. Eso dejaría a nuestro país sin proveedores de atención sanitaria cuando hay una necesidad aguda y aún más seria de ellos”.

“Yo nunca he tenido un elector en casa, un oregonés, que me diga: ‘Ron, lo que necesitamos son más procesos complicados y burocracia en la sanidad estadounidense’. Por lo general, nos hablan de renunciar a cosas. Así que por esas razones (…) yo me opongo”, dijo a continuación.

Marshall tomó la palabra tras la objeción, indicando que está de acuerdo en que la escasez es un problema.

“Pero la diferencia es que no creo que el gobierno sea la solución al problema. Creo que el gobierno ha creado el problema”, declaró el senador.

Además, dijo que la solución es eliminar parte de la burocracia, no seguir dejando que la administración utilice los poderes de emergencia.

“Yo tengo la sensación de que esta declaración de emergencia permite al presidente y a la Casa Blanca ampliar esos poderes, para quitarnos nuestros derechos constitucionales”, dijo Marshall. “He animado a la gente a vacunarse y a hacer todo lo correcto. Pero sigo pensando que es hora de poner fin a la emergencia, de devolvernos los derechos constitucionales que nos ha dado Dios”.

“Creo que deberíamos apoyar el fin de esta declaración de emergencia”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.