Demócratas aprueban la reforma H.R.1, sin audiencias y con pocas enmiendas de los republicanos

Por Mark Tapscott
02 de Marzo de 2021
Actualizado: 02 de Marzo de 2021

Los demócratas llevaron el proyecto de ley H.R.1 “For the People Act” a la Cámara de Representantes el 2 de marzo, permitiendo la consideración de solo un puñado de enmiendas republicanas y después de una única audiencia superficial del comité.

La enorme propuesta de casi 800 páginas convertiría en leyes federales muchas de las más controvertidas medidas de votación y registro de votantes que se aplicaron en las elecciones presidenciales de 2020, medidas que fueron implementadas originalmente por funcionarios estatales en respuesta a la pandemia del virus del PCCh, también conocido como coronavirus, y al cierre nacional.

El proyecto de ley se debatió durante la mañana, luego comenzaron las consideraciones a las 56 enmiendas que se permitieron llevar a la sala para su votación. Solo siete de las enmiendas fueron escritas por republicanos. Se espera una votación sobre la aprobación final del proyecto el miércoles.

Entre las disposiciones más controvertidas del proyecto H.R.1. se encuentran las que brindan votación nacional universal por correo, registro de jóvenes de 16 y 17 años, votación anticipada permanente, verificación mínima para el registro por Internet, la legalización de la recogida de papeletas, los fondos federales de contrapartida para los candidatos por las contribuciones privadas y el derecho de voto para los delincuentes, una vez cumplidas sus condenas.

La propuesta también contiene importantes cambios en una multitud de ámbitos de la gobernanza estadounidense, incluidas cuestiones constitucionales como la regulación burocrática de quién puede cuestionar a un candidato a un cargo federal. La Comisión Federal de Elecciones (FEC) se convertiría en una entidad de reglas de mayoría partidista, en lugar de la estructura actual que requiere apoyo bipartidista para las regulaciones.

La propuesta también permite que los candidatos federales cobren remuneraciones, de los fondos de campaña aportados por particulares y por entidades con intereses especiales preocupadas por las propuestas que se presentan en el Congreso, una forma de compensación que nunca antes había sido legal.

La propuesta también transfiere a nuevas comisiones independientes integradas por académicos, funcionarios públicos y ciudadanos privados la autoridad que antes tenían los estados para determinar sus distritos electorales.

Durante el debate general de la mañana sobre el proyecto de ley, la diputada de la Comisión de Administración de la Cámara de Representantes, Zoe Lofgren (D-Calif.), quien dirigió las presentaciones de los partidarios, dijo que “en las últimas elecciones, las cuales se celebraron durante una  pandemia, [un fenómeno] que ocurre una vez por generación, se produjeron cambios que facilitaron el voto de muchos estadounidenses. Reformas como el voto en ausencia y el voto anticipado. También puso en evidencia lo que muchos de nosotros ya sabíamos, que persisten profundas desigualdades en nuestro sistema democrático”.

Lofgren afirmó que las elecciones de 2020 tuvieron “una participación récord sin una instancia creíble de irregularidades electorales” y que “debemos proteger el acceso al voto, no restringirlo”.

El representante Rodney Davis (R-Ill.), el republicano de mayor rango en el comité de administración y director de las presentaciones de la oposición, le dijo a la Cámara durante el debate de la mañana que “el proyecto de ley tiene casi 800 páginas de disposiciones que eliminan las decisiones electorales de los estados y localidades y los pone en manos del gobierno federal”.

“Ataca los derechos de libertad de expresión de la Primera Enmienda de los estadounidenses y financia públicamente las campañas de los miembros del Congreso usando dólares corporativos… H.R.1 lavaría dólares corporativos a través del Tesoro de Estados Unidos y permitiría el uso de esos dólares para financiar públicamente campañas del Congreso”.

“Sé que mis electores no piensan que establecer un programa que me ayude a obtener más dinero para mi campaña sea una cuestión en la que el gobierno federal debería estar trabajando”.

La representante Debbie Lesko (R-Ariz.) dijo que el proyecto de ley no era “para la gente, es para los políticos. El proyecto de ley convierte a la Comisión Federal de Elecciones en un arma, infringe los derechos de los estados y limita drásticamente la libertad de expresión”.

En un momento durante el procedimiento, el Representante Chip Roy (R-Texas) preguntó “¿por qué no tenemos un debate aquí sobre los problemas y las preocupaciones potenciales con los votos por correo, lo que es parte de una preocupación no partidista? ¿[por qué] no tenemos el debate enérgico aquí en el pleno de la Cámara para que el pueblo estadounidense lo vea?”

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer (D-Md.) respondió, diciendo “es un debate legítimo y creo que hemos tenido ese debate y, francamente, le digo a mi amigo de Texas, creo que hemos ganado ese debate”. Lo hemos ganado en los tribunales una y otra vez”.

A finales de la semana pasada, el panel de Lofgren, que tiene jurisdicción sobre la autoridad federal de supervisión electoral, celebró una audiencia el 25 de febrero sobre el proyecto H.R.1, proyecto sobre el que los republicanos dijeron que se había quedado corto debido a la importancia de una propuesta legislativa de tal magnitud.

Davis dijo en la audiencia que él y sus dos colegas republicanos en el panel presentaron más de 25 enmiendas a la H.R.1 y que las presentaron “porque la mayoría decidió no seguir el orden regular y negar a la minoría y a muchos estadounidenses una voz en esta legislación”.

“Este proyecto de ley no solo no pasó por una revisión, sino que nuestra comisión solo celebró una audiencia sobre este proyecto de ley, de casi 800 páginas. La audiencia fue hace cuatro días. Durante la audiencia, el testigo de la minoría fue la única persona del panel que realmente ha administrado las enmiendas. Testificó que la H.R.1 no solo sería difícil de aplicar para muchos estados, sino que socavaría muchas políticas que los estados están poniendo en marcha con el propósito de mejorar el proceso electoral para las necesidades únicas de sus votantes”.

Se espera que la Cámara continúe debatiendo las 56 enmiendas durante el resto del día.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS