Demócratas proponen cambios en reforma fiscal de Trump para aumentar ingresos y evitar deslocalización

Por Tom Ozimek
06 de Abril de 2021 3:23 PM Actualizado: 06 de Abril de 2021 3:23 PM

Un grupo de senadores demócratas ha propuesto cambios en las disposiciones fiscales internacionales de la ley de reforma fiscal de 2017 del expresidente Donald Trump en un intento de desalentar la deslocalización y aumentar los ingresos fiscales para la inversión nacional.

El quid de los esfuerzos de los senadores Ron Wyden (D-Oregon), Mark Warner (D-Virginia) y Sherrod Brown (D-Ohio) son las peticiones para reformar tres sistemas: el Ingreso Global Intangible de Baja Tributación (GILTI, por sus siglas en inglés), el Ingreso Intangible Derivado del Extranjero (FDII, por sus siglas en inglés) y el Impuesto contra el Abuso de la Erosión de la Base (BEAT, por sus siglas en inglés). Argumentan que algunas de las disposiciones fiscales internacionales de las reformas fiscales de Trump de 2017 crearon inadvertidamente incentivos para que las corporaciones estadounidenses deslocalizaran los puestos de trabajo y la producción, y trasladaran las ganancias a los paraísos fiscales extranjeros.

Los sistemas estaban destinados a devolver los ingresos diferidos de las empresas en el extranjero a Estados Unidos con tipos impositivos más bajos, donde esos beneficios podrían invertirse en empleos estadounidenses. Pero en la práctica, dijeron los senadores demócratas, crearon nuevos incentivos para que las empresas invirtieran más en el extranjero para aprovechar las nuevas exenciones.

“Muchas empresas ni siquiera trajeron de vuelta los beneficios. Las que lo hicieron, la mayor parte se gastó en la recompra de acciones”, dijo Warner a los periodistas en una conferencia telefónica.

Una de sus propuestas es elevar la tasa del GILTI al mismo nivel que la tasa del FDII, según un documento titulado Revisión de la fiscalidad internacional, elaborado conjuntamente por los demócratas del Comité de Finanzas del Senado (pdf).

“Los arquitectos de la ley fiscal de 2017 no podían dejar de manipular para crear una ventaja injusta para la deslocalización de ingresos, al hacer que la tasa del GILTI (10.5%) sea más baja que la tasa del FDII (13.125%). Si se mantiene el FDII, independientemente de cuáles sean los tipos finales del GILTI y del FDII, esos tipos deberían igualarse”, dice el documento.

Los legisladores también sugirieron revocar un incentivo derivado de una exención para la “inversión en activos comerciales calificados” (QBAI) en el sistema GILTI, que, según ellos, daba a las empresas multinacionales la posibilidad de obtener ingresos extranjeros libres de impuestos invirtiendo en activos tangibles —fábricas, maquinaria, edificios, etc.— en el extranjero.

“Se trata de un incentivo irracional para realizar nuevas inversiones en el extranjero en lugar de aquí, o, lo que es peor, para cerrar fábricas estadounidenses y trasladarlas al extranjero; esas fábricas y puestos de trabajo podrían haber permanecido en Estados Unidos”, escribieron en el documento.

Otra propuesta de reforma del marco del GILTI consiste en cambiar su sistema de créditos fiscales en el extranjero por un acuerdo país por país, en lugar de un promedio global. Afirmaron que el sistema actual abre la puerta al abuso de los paraísos fiscales al permitir que las empresas estructuren sus estrategias de minimización de impuestos de manera que trasladen los ingresos a los paraísos fiscales para reducir o eliminar los impuestos del GILTI.

“Por ejemplo, si una empresa opera en nueve países, tendría nueve ‘cestas de países’ del GILTI, sin suma entre ellas. Este sistema ayudaría a reducir la transferencia de ganancias y el abuso de los paraísos fiscales”, escribieron.

Otro cambio que proponen en el GILTI es tratar los gastos de investigación y gestión que realmente se producen en Estados Unidos como “gastos totalmente nacionales, eliminando las penalizaciones por créditos fiscales extranjeros en el marco del GILTI y ayudando a retener estas actividades en Estados Unidos”.

También proponen revocar un incentivo similar a la QBAI en el sistema FDII que, según ellos, fomenta la deslocalización. También sugieren sustituir la “renta intangible considerada” de la FDII por una nueva métrica de “renta de la innovación”, que según ellos estimularía la actividad de innovación nacional.

Los legisladores también sostienen que las disposiciones del BEAT podrían modificarse “para captar más ingresos de las empresas que erosionan la base fiscal estadounidense”. Para ello, proponen cambios en el sistema BEAT, incluyendo el aumento de la tasa BEAT sobre los pagos por erosión de la base fiscal y el aumento del valor de los créditos fiscales de las empresas nacionales.

Aunque su propuesta no guarda relación con la idea del presidente Joe Biden de elevar la tasa impositiva corporativa al 28% para financiar parcialmente su plan de infraestructuras de 2 billones de dólares, en su marco afirman que las medidas “pueden aumentar los ingresos necesarios para invertir en Estados Unidos”.

Y aunque no está claro cómo verán las corporaciones las propuestas de los demócratas, la Tax Foundation advierte que las reformas fiscales internacionales deben llevarse a cabo con cuidado y teniendo en cuenta cómo interactúan con otras cargas fiscales de las empresas, para no socavar su competitividad internacional. Las reformas fiscales de Trump “mejoraron en general la fiscalidad de las empresas y la competitividad de las multinacionales estadounidenses”, señala la organización.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.