Demócratas se enfocan en el seguro médico en audiencia de nominada a la Corte Suprema Coney Barrett

Por Janita Kan
12 de Octubre de 2020
Actualizado: 12 de Octubre de 2020

Los demócratas del Senado harán del futuro de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), también conocida como Obamacare, el tema central en las audiencias de confirmación de la nominada a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett.

“La cobertura del seguro médico para millones de estadounidenses está en juego con esta nominación”, dijo Dianne Feinstein (D-Calif.), miembro de alto rango del Comité Judicial del Senado, durante su declaración de apertura el lunes.

“Así que, en el transcurso de estas audiencias, mis colegas y yo nos centraremos en ese tema. Examinaremos las consecuencias si, y eso es un gran si, los republicanos logran apresurar esta nominación en el Senado antes de que el próximo presidente asuma el cargo”.

Los demócratas del Senado señalaron anteriormente que se centrarían en la ley de seguro médico característica del expresidente Barack Obama como parte de su lucha para evitar que Barrett sea confirmada en la Corte Suprema de la nación, en lugar de atacar a la jueza por su fe religiosa, en la cual fracasaron los legisladores en 2017.

Los efectos devastadores del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y los próximos argumentos orales de un caso que desafía a la ACA en la Corte Suprema han puesto al seguro médico en el centro de atención. Barrett podría ser confirmada a tiempo para unirse a la Corte Suprema para escuchar los argumentos orales el 10 de noviembre en el caso que busca invalidar la ACA.

La jueza nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett en la audiencia de confirmación del Comité Judicial del Senado en Capitol Hill el 12 de octubre de 2020 en Washington, DC. (Patrick Semansky/POOL/AFP vía Getty Images)

Los demócratas del comité el lunes argumentaron que Barrett no dudaría en derogar la ley de seguro médico. Aunque la jueza no ha indicado que anularía la ley, los demócratas dicen que había dejado caer pistas sobre su postura en un artículo de una revista de derecho de 2017.

En ese artículo, Barrett argumentó que el presidente de la Corte Suprema John Roberts en el caso de National Federation of Independent Business contra Sebelius, que defendió la ACA, había “empujado la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio más allá de su significado plausible para salvar el estatuto”. Dijo que, si Roberts hubiera tratado el “mandato individual”, una disposición que imponía una sanción a quienes no tenían seguro médico, como se describe en la legislación, la ley habría sido invalidada.

“El presidente de la Corte Suprema Roberts empujó la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio más allá de su significado plausible para salvar el estatuto. Él interpretó la sanción impuesta a quienes no tienen seguro médico como un impuesto, lo cual le permitió mantener el estatuto como un ejercicio válido del poder impositivo”, escribió Barrett (pdf) en ese momento. “Si hubiera tratado el pago como lo hizo el estatuto — como una sanción— habría tenido que invalidar el estatuto por estar más allá del poder comercial del Congreso”.

Además, los demócratas afirman que el presidente Donald Trump había nominado a jueces que llevarían a cabo su agenda para terminar con Obamacare, el cual ha criticado. El presidente ha dicho anteriormente en declaraciones que sus “nominaciones judiciales harán lo correcto a diferencia del nominado de Bush, John Roberts sobre el Obamacare”.

“Si se confirma a la jueza Barrett, los estadounidenses pueden perder los beneficios que brinda la ACA”, dijo Feinstein.

dianne feinstein
La senadora Dianne Feinstein (D-Calif.) asiste a una audiencia del Comité Judicial del Senado en el Capitolio de Washington el 16 de junio de 2020. (Tom Williams/Pool/AFP vía Getty Images)

Como parte de su estrategia, los demócratas en el panel del comité intentaron hacer que sus declaraciones de apertura fueran más emotivas al mencionar ejemplos de estadounidenses con enfermedades graves que, según ellos, perderían su seguro médico si se anula la ACA.

Los republicanos, quienes generalmente se centraron en las cualificaciones de Barrett durante sus declaraciones de apertura, han tratado de defender a Barrett contra las afirmaciones de sus colegas. El senador Chuck Grassley (R-Iowa), quien habló después de Feinstein, dijo que la afirmación de sus colegas de que “la confirmación de Barrett sería la desaparición de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y las protecciones para condiciones preexistentes” era “indignante”.

“Como madre de siete hijos, la jueza Barrett comprende claramente la importancia del seguro médico”, dijo Grassley. “Los demócratas y sus aliados no deberían decir que saben cómo fallaría un juez en un caso en particular”.

Mientras tanto, el senador Ted Cruz (R-Texas) respondió a las afirmaciones de sus colegas, diciendo que los demócratas del Senado están intentando obligar a Barrett a prometer que ella “trabajará para implementar su visión política del seguro médico”.

“Ese no es el trabajo de un juez”, dijo Cruz.

Del mismo modo, el senador Mike Lee (R-Utah) le dijo a Barrett que se opone “a cualquier momento en que alguien intente atribuirle una postura política. No eres una legisladora, eres una jueza”.

Mientras tanto, los demócratas del Senado también expresaron su frustración por la rapidez con que se llevaron a cabo las audiencias de confirmación de Barrett, citando los riesgos de realizar la audiencia cuando dos miembros del comité dieron positivo recientemente a COVID-19, la enfermedad que causa el virus del PCCh. Los demócratas han criticado repetidamente el ambicioso cronograma de sus colegas republicanos para confirmar a Barrett antes de las elecciones, argumentando que el próximo presidente debería tener la oportunidad de nominar a la persona para cubrir la vacante de la Corte Suprema.

“La decisión de realizar esta audiencia ahora es imprudente y pone en riesgo a los trabajadores de las instalaciones, el personal de limpieza, los asistentes del Congreso y la policía del Capitolio”, dijo la senadora Kamala Harris (D-Calif.), compañera de fórmula del candidato presidencial demócrata Joe Biden.

“Los republicanos del Senado han dejado muy claro que apresurar una nominación a la Corte Suprema es más importante que ayudar y apoyar al pueblo estadounidense que está sufriendo una pandemia mortal y una crisis económica”, agregó.

GianCarlo Canaparo, un miembro legal de Heritage Foundation, dijo a The Epoch Times que las afirmaciones de los demócratas de que Barrett anularía la ACA no tienen fundamento.

“Esta afirmación de que Amy Coney Barrett va a revertir la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio está basada en nada, [no hay] ninguna evidencia de que lo haría”, dijo Canaparo.

Dijo que los temas explorados en el artículo de la revista de derecho de 2017 que está generando escrutinio son diferentes de los temas ante la Corte Suprema.

“La posición del caso ahora es (…) que hace realmente poco probable que, que la corte … no importa quién esté sobre ello, se va a derogar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio al segundo tiempo”, dijo, agregando que la estrategia de los demócratas lleva en última instancia, lejos del propósito de la audiencia, que es decidir qué es lo que debería hacer un buen juez.

La juez Amy Coney Barrett en Capitol Hill, en Washington, el 1 de octubre de 2020. (Demetrius Freeman-Pool/Getty Images)

Caso de la Corte Suprema

En noviembre, la Corte Suprema escuchará una demanda presentada por una coalición de estados presentada por republicanos, que están desafiando la ACA.

En diciembre de 2019, los jueces de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU. en Nueva Orleans dictaminaron 2 a 1 que un aspecto clave de Obamacare era inconstitucional. La mayoría de los jueces dijeron que el “mandato individual”, que requería que las personas obtuvieran un seguro médico o pagaran una multa fiscal, no era válido luego que el Congreso eliminó la multa fiscal en 2017, lo cual hizo que la ley no se pudiera hacer cumplir.

Tras la enmienda del Congreso, los estados y dos individuos particulares presentaron la demanda alegando que la disposición ya no era constitucional y que toda la ACA debía invalidarse porque la disposición era inseparable del resto de la ley.

Un juez de la corte de distrito de Texas falló a favor de los demandantes, lo que provocó una apelación ante la corte de apelaciones. La corte de apelaciones confirmó los reclamos constitucionales de los demandantes y envió el caso de regreso a la corte de distrito para una revisión adicional de la cuestión de la separabilidad.

Posteriormente los estados de mayoría demócrata y la Cámara de Representantes pidieron a la Corte Suprema anular la decisión de la Corte de Quinto Circuito, diciendo en una de las peticiones (pdf) a la Corte Suprema que el fallo de la corte inferior “pone en duda la validez de todo el ACA, posiblemente el paquete de reformas legislativas más trascendental de este siglo”.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El comunismo socavó la moralidad de la ley de Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS