Denuncian a Evo por provocar incendios en la Amazonia al autorizarlos para el cultivo ilegal de coca

Por Jesús de León
26 de Agosto de 2019 Actualizado: 26 de Agosto de 2019

Los incendios forestales que en Bolivia devastaron más de un millón de hectáreas de la Amazonia, y que aún están fuera de control, fueron provocados por el presidente Evo Morales al autorizar la quema para ampliar los cultivos de coca ilegal, según un exministro boliviano.

Carlos Sánchez Berzain, que se desempeñó como ministro de Bolivia en cinco oportunidades y ahora encabeza el Instituto Interamericano para la Democracia, denunció en un artículo publicado en Infobae al presidente socialista boliviano por lo que consideró un Ecocidio con efecto mundial que pudo y debió ser evitado:

“Fue provocado y ejecutado ‘legalmente’ por Evo Morales que impulsó y autorizó el ‘desmonte y la quema’ y el ‘chaqueo’ para ampliar cultivos de coca ilegal, ejecutar migraciones internas para cambiar el mapa sociopolítico del país y dar beneficios a grupos económicos de su régimen”.

Según Berzain, quien también es abogado y politólogo, el Ecocidio realizado por Evo implica la destrucción del medio ambiente “en especial de manera intencionada”.

“Es la acción de matar el ecosistema con todos sus componentes vivos, como exactamente sucede con la devastación que producen los incendios forestales en Bolivia, con la agravante que Morales no quiere pedir ayuda internacional para sofocarlos y rechaza la que le ofrecen como hizo con la oferta del Presidente Piñera de Chile”, denunció.

También señaló que desde hace 30 años Evo promueve y defiende la implantación y expansión de cultivos ilegales de coca como materia prima de la cocaína y del narcotráfico, y de esta manera siempre ha estado destruyendo el medio ambiente.

Un bombero trabaja durante un incendio forestal cerca de Robore, región de Santa Cruz, este de Bolivia, el 22 de agosto de 2019. Foto de leer STR/AFP/Getty Images.

Según Sánchez Berzain, el ecocidio de Evo Morales y su régimen queda probado por sus acciones concretas, por medio de la aprobación y ejecución de diferentes leyes y políticas.

El 29 de septiembre de 2015, por ejemplo, Evo Morales firmó la Ley 741 que “autoriza el desmonte hasta de 20 hectáreas (…) para el desarrollo de actividades agrícolas y pecuarias”.

A ello se suma, la firma el pasado 10 de Julio de 2019 del Decreto Supremo 3973 que ordena que “en los departamentos de Santa Cruz y Beni, se autoriza el desmonte para actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias (…). En ambos departamentos se permite las quemas controladas”.

Asimismo, el 25 de agosto de 2017 el vicepresidente de Morales repudió la protección del ecosistema afirmando que “las áreas protegidas fueron elaboradas por los gringos para guardarse nuestros recursos naturales para el día que se hagan cargo del país”.

Bomberos caminan por un campo quemado mientras combaten un incendio en los alrededores de Robore, en el oriente boliviano, el 23 de agosto de 2019. Foto debe leer STR/AFP/Getty Images.

Luego, el 16 de julio de 2019, el Viceministro de Sustancias Controladas en su informe oficial “admitió que hay tala y quema de árboles para ampliar el cultivo ilegal de coca en la reserva del TIPNIS”, denunció el director del IID.

La política del régimen socialista de Evo llevó a que las áreas dedicadas al cultivo de coca ilegal en Bolivia crecieran de 3000 hectáreas en el año 2003 hasta más de 80.000 hectáreas que existen hoy en día, dijo Sánchez Berzain.

Un soldado en una zona de cultivos de coca en la región central boliviana del Chapare, en Chimore, Bolivia, el 18 de enero de 2019. Foto de AIZAR RALDES/AFP/Getty Images.

En el mismo sentido que el exministro se pronunció Irma Arguello, presidente del centro de estudios  ‘NPSGlobal’, quién compartió en Twitter la denuncia del Ecocidio para ampliar la coca ilegal.

“¡Bolivia se quema porque hay intención de deforestar para extender los cultivos de coca! ¡Para que las quemas intencionales sean legales, Evo Morales dictó el decreto supremo 3973 el pasado 9 de julio! En Bolivia hay tres veces más incendios por unidad de superficie que en Brasil”, escribió.

Al menos 4 leyes contra los bosques

La prensa nacional también ha estado denunciando la práctica del gobierno de Evo para destruir los bosques.

Los cocaleros cargan un camión con hojas de coca en el mercado de coca de La Paz el 23 de agosto de 2018. Foto de AIZAR RALDES/AFP/Getty Images.

En 13 años de gobierno, Evo Morales aprobó al menos cuatro leyes, además de decretos y modificaciones de reglamentos técnicos, que suponen una afectación directa sobre los bosques y tierras del territorio nacional, reportó Página Siete.

Como resultado, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) hizo notar en un informe que “a partir de 2015, la deforestación se incrementó en 200% debido a la Ley 337 y la flexibilización del sistema de aprobación (de los planes de desmonte)”, citó este medio.

Un hombre observa un incendio forestal cerca de Robore, Santa Cruz, Bolivia, el 24 de agosto de 2019Foto de AIZAR RALDES/AFP/Getty Images.

En cuanto a la Ley 741 de 2015 mencionada arriba por Sánchez Berzain, se dio lugar a las “quemas legales” que se incrementaron sin control.

“En 2017 se llegó a deforestar algo más de 228.000 hectáreas, mientras que el año pasado se superó las 259.000 hectáreas desmontadas”.

Alza de la coca ilegal

A principios de agosto EE. UU. descertificó a Bolivia por haber incumplido de manera “demostrable” sus obligaciones bajo los compromisos internacionales antidrogas en los últimos 12 meses.

Miembros de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) de Bolivia custodian 582 kg de clorhidrato de cocaína, incautados en un rancho -donde supuestamente se iba a refinar- en la localidad de Guayaramerín, el 17 de abril de 2018. Foto debe leer AIZAR RALDES/AFP/Getty Images.

La semana pasada Thierry Rostán, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), brindó su informe anual en la Cancillería, acto al que concurrió el propio presidente boliviano.

Según el funcionario, entre el 28% y el 42% de la hoja de coca en Bolivia se comercializó en mercados no autorizados y “para otros propósitos”, eso equivale a una cantidad de entre 9222 y 17.422 toneladas de coca, según El Deber.

El representante en Bolivia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Thierry Rostan, habla sobre el proceso de incineración y destrucción de las drogas ilegales incautadas en Bolivia en 2019, el 14 de agosto de 2019 en La Paz. Foto de AIZAR RALDES/AFP/Getty Images.

Desde junio se conoce que los cocaleros afines al Gobierno abrieron mercados paralelos de coca en distintos puntos de La Paz, y el dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) Gerardo Ríos, recordó que fue el propio Gobierno el que fomentó la apertura de un mercado ilegal de coca en La Paz.

La sociedad boliviana denuncia a Evo

La iglesia, la sociedad civil, así como legisladores bolivianos, responsabilizan directamente a Evo por los incendios.

El domingo las personas salieron a las calles de diferentes ciudades de Bolivia con la misma denuncia.

“Ni soya, ni coca, el bosque no se toca”, fue el estribillo de la ciudadanía en Cochabamba durante la concentración que realizaron el domingo en contra de los incendios.

La Iglesia Católica calificó de “irresponsable” la promulgación del Decreto Supremo 3973 el 10 de julio de 2019.

“Con mucha tristeza y dolor vemos una vez cómo nuestra casa común está herida de muerte por los incendios forestales en la Chiquitania y el Chaco, con enormes daños a la salud humana y las formas de vida de las comunidades indígenas, biodiversidad y servicios ambientales”, dijo en una carta el Arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, según Eju.tv.

***

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS