Departamento de Estado de EE.UU.: El PCCh manipula el ciberespacio para ahogar críticas sobre Xinjiang

Por Mary Hong
25 de Agosto de 2022 6:37 PM Actualizado: 25 de Agosto de 2022 6:37 PM

El Departamento de Estado ha publicado una advertencia sobre las tácticas que el Partido Comunista Chino (PCCh) está utilizando para dominar el discurso global sobre Xinjiang.

Según el informe del 24 de agosto, las tácticas del PCCh buscan inundar Internet con narrativas a favor del PCCh para ahogar los mensajes que percibe como desfavorables a sus intereses, y para crear la apariencia sus políticas son apoyadas.

El PCCh pretende desacreditar a las fuentes independientes que informan sobre el genocidio y los crímenes contra la humanidad que se están cometiendo contra los uigures, predominantemente musulmanes, y los miembros de otros grupos étnicos y religiosos minoritarios de la Región Autónoma de Xinjiang, según el informe.

Tácticas de comunicación

Titulado “Esfuerzos de la RPC para manipular la opinión pública mundial sobre Xinjiang”, el informe examina cómo el PCCh manipula el ciberespacio en su beneficio.

Por ejemplo, los funcionarios de propaganda en Xinjiang crearon miles de videos de uigures que aparentemente negaban los abusos en la región y afirmaban que eran “muy libres”. Estos aparecieron primero en plataformas controladas por el PCCh y luego se extendieron a YouTube y Twitter, con el fin de manipular la opinión pública.

El PCCh también utiliza sofisticadas imágenes generadas por inteligencia artificial para que los perfiles de los usuarios falsos parezcan auténticos. Algunas de estas cuentas falsas niegan repetidamente las atrocidades del PCCh en Xinjiang, afirmando que las pruebas abrumadoras y objetivas de las atrocidades son una invención de Estados Unidos y sus aliados.

El régimen chino trabaja para silenciar la disidencia mediante la “represión digital transnacional”, el trolling y el ciberacoso, según el informe. Especialmente en las comunidades de la diáspora china, el acoso dentro y fuera de Internet tiene como objetivo impedir que los usuarios compartan sus historias o intimidarlos para que se autocensuren. Las campañas de trolling suelen derivar en amenazas de muerte, violación o agresión.

China recurre a empresas privadas de medios de comunicación y a influencers multilingües en las redes sociales para llegar a audiencias globales. Según el informe, los trolls desempeñan un papel principal en “atacar, suscitar controversias, insultar y acosar a los internautas, con el fin de envenenar el entorno informativo” y distraer de las narrativas críticas.

Epoch Times Photo
Un manifestante con una máscara pintada con los colores de la bandera del Turkestán Oriental participa en una protesta de partidarios de la minoría uigur en la plaza Beyazid de Estambul el 1 de abril de 2021. (Ozan Kose/AFP vía Getty Images)

Tácticas para distraer y desviar la atención

El informe señaló que el PCCh utiliza el “y tú más” y las falsas equivalencias para distraer de sus políticas en Xinjiang y para presentar a los acusadores como hipócritas. “Sus argumentos no defienden la inocencia de la República Popular China, sino que señalan que otros países son igualmente culpables de los abusos”, afirma el informe.

Ampliar las “historias positivas” para contrarrestar/desmentir las acusaciones de genocidio y crímenes contra la humanidad en Xinjiang es otra táctica del PCCh. El informe daba ejemplos como el de los actores del PCCh que utilizan hashtags como #AmazingXinjiang y #Xinjiang para proyectar la imagen de una sociedad multicultural que vive en armonía. Esto contrasta con la realidad de la amplia vigilancia que ejerce China sobre los uigures, incluida su política de que los funcionarios del PCCh se emparejen con familias uigures o kazajas como “parientes”, viviendo en sus casas durante al menos seis semanas al año.

Según el informe, la empresa de análisis Miburo Solutions identificó a más de 200 influencers de terceros países afiliados a los medios de comunicación estatales chinos para llegar al público joven internacional. Estos influencers crean contenidos en las redes sociales en al menos 38 idiomas, incluidos el inglés, el español, el francés, el árabe y el ruso, y llegan a un promedio de 309,000 seguidores. Promueven la narrativa del PCCh sobre Xinjiang ocultando las afiliaciones de los empleados de los medios de comunicación estatales y organizando visitas a Xinjiang para influencers occidentales pro-PCCh, según el informe.

Genocidio y crímenes contra la humanidad

El informe detalla los informes sobre los crímenes del PCCh en Xinjiang. Por ejemplo, la campaña de “ingeniería demográfica” del PCCh pretende aumentar sistemáticamente la población china Han en Xinjiang y “diluir” las concentraciones de población uigur en la región. El PCCh somete a los uigures a trabajos forzados, incluyendo el traslado de unos 100,000 uigures fuera de Xinjiang en “ubicaciones de trabajos coercitivos” para trabajar en fábricas en otros lugares de China. Se calcula que el PCCh ha encarcelado a un millón de personas, con pruebas creíbles de tortura, esterilización forzada y otros abusos.

El informe del Departamento de Estado fue elaborado por su Centro de Compromiso Global, que se ocupa del uso de la desinformación y la propaganda por parte de los adversarios extranjeros para socavar los intereses de Estados Unidos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.