Departamento de Estado dice que Irán sigue siendo el mayor patrocinador mundial del terrorismo

Por La Gran Época
03 de Noviembre de 2019
Actualizado: 03 de Noviembre de 2019

Irán sigue siendo el “peor estado patrocinador del terrorismo en el mundo”, según un nuevo informe publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos el 1 de noviembre.

El Informe por Países sobre Terrorismo 2018 dice que Irán ha gastado casi 1000 millones de dólares anuales para “apoyar a grupos terroristas que sirven como sus representantes y expanden su influencia maligna en todo el mundo”.

En particular, la capital del país, Teherán, apoya al movimiento chiíta libanés, Hezbolá, y a los grupos islámicos fundamentalistas palestinos Hamas y Yihad Islámica, señala.

Añade que Irán “también ha participado en sus propias conspiraciones terroristas en todo el mundo, especialmente en Europa”.

“En enero, las autoridades alemanas investigaron a 10 presuntos agentes de la Fuerza Qods del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica. Durante el verano, las autoridades de Bélgica, Francia y Alemania frustraron un complot iraní para bombardear un acto político cerca de París, Francia”, indica. “En octubre, un operario iraní fue arrestado por planear un asesinato en Dinamarca; y en diciembre, Albania expulsó a dos funcionarios iraníes por conspirar ataques terroristas”.

El informe dice que Teherán ha seguido permitiendo que una “red facilitadora” de Al Qaeda opere en Irán, que según ellos envía combatientes y dinero a zonas en conflicto en países como Afganistán y Siria.

Al Qaeda también continúa sobreviviendo, a pesar de los “esfuerzos sostenidos” de Estados Unidos desde los ataques del 11 de septiembre.

“Los miembros regionales de Al Qaeda siguen ampliando sus filas, conspirando y llevando a cabo ataques, así como recaudando fondos e inspirando a nuevos reclutas a través de las redes sociales y las tecnologías virtuales”, aseguró el Departamento de Estado.

Además, señaló que la presencia global de ISIS también continuó evolucionando, “con afiliados y redes que llevan a cabo ataques en el Medio Oriente, Asia del Sur y del Este, y África”.

El informe dice que esto se debe en gran medida a las tácticas terroristas y a la evolución del uso de la tecnología a lo largo de 2018.

“Por ejemplo, el mayor uso de drones comerciales y comunicaciones encriptadas, así como los ataques con vehículos y cuchillos de baja tecnología, presentaron desafíos adicionales para la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo. Además, los terroristas siguen intentando atacar a la aviación civil, aunque en 2018 no hubo ningún atentado de este tipo que haya tenido éxito”, señala el informe.

A pesar de la presencia cambiante de los grupos terroristas, el informe destaca que Estados Unidos ha tenido éxito en su lucha contra el terrorismo durante el año, señalando que “Estados Unidos y sus socios dieron grandes pasos para derrotar y degradar a las organizaciones terroristas internacionales en 2018”.

Explica: “Juntos, liberamos casi todo el territorio que ISIS tenía anteriormente en Siria e Irak, liberando 110.000 kilómetros cuadrados y aproximadamente 7,7 millones de hombres, mujeres y niños del brutal gobierno del grupo.

“Estos éxitos prepararon el escenario para la destrucción final del llamado ‘califato’ en 2019”.

Estados Unidos también continúa combatiendo al grupo terrorista Al Qaeda, aplicando “la máxima presión sobre el terrorismo respaldado por Irán, ampliando significativamente las sanciones a los actores y representantes estatales iraníes y construyendo una voluntad política internacional más fuerte para contrarrestar esas amenazas”, apunta.

Al anunciar el informe en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 1 de noviembre, el embajador Nathan Sales, coordinador de la lucha contra el terrorismo, también advirtió sobre el aumento del terrorismo “por motivos raciales” y “por motivos éticos”.

Sales dijo: “Sabemos que los supremacistas blancos y otras organizaciones o redes con motivaciones raciales se comunican a través de las fronteras internacionales.

“Sabemos que en cierto modo están aprendiendo de sus predecesores yihadistas, en términos de su capacidad para recaudar dinero y mover dinero, en términos de su capacidad para radicalizarse y reclutar”.

El informe estatal de Estados Unidos llega apenas una semana después de que el líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, se suicidara durante una operación de las fuerzas norteamericanas en un complejo en el norte de Siria.

*****

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS