Departamento de Estado nombró 5 medios de comunicación chinos como misiones extranjeras, pero no CCTV

Por Nathan Su
26 de Febrero de 2020
Actualizado: 26 de Febrero de 2020

El Departamento de Estado de los Estados Unidos exigió recientemente que cinco medios de comunicación de propiedad estatal china en los Estados Unidos se registraran como misiones extranjeras. Sin embargo, no requirió que la Televisión Central de China (CCTV) lo hiciera.

CCTV es un medio de comunicación de propiedad estatal china y portavoz oficial de propaganda del Partido Comunista Chino (PCCh). CCTV tiene 50 canales, y su Canal 9 (CCTV-9) fue rebautizado como CGTN (Cadena Global de Televisión de China) en 2015. La CGTN es propiedad y está operada por CCTV.

Aunque el Departamento de Estado de los Estados Unidos exigió que la CGTN se registrara como misión extranjera, la propia CCTV no ha tenido que someterse a este registro.

El Canal 4 de CCTV (CCTV-4) ha estado operando en los Estados Unidos y proporcionando emisiones en chino directamente a las comunidades chino-americanas. Otros canales de CCTV tienen una presencia en Internet para las comunidades de habla china en los Estados Unidos.

El régimen comunista chino es conocido desde hace mucho tiempo por imponer la censura de los medios de comunicación. En 2019, Reporteros sin Fronteras (RSF) clasificó a China en el puesto 177 de 180 en el Índice Mundial de Libertad de Prensa de RSF.

En los últimos años, el PCCh ha hecho esfuerzos rigurosos para ampliar su propaganda a la sociedad internacional.

En marzo de 2019, RSF publicó un informe titulado “La búsqueda por parte de China de un nuevo orden mundial de los medios de comunicación”. El informe dice: “China se ha esforzado mucho en la última década para establecer un ‘nuevo orden mundial de los medios de comunicación’ bajo su control, con el fin de disuadir y prevenir cualquier crítica a sí misma”.

El informe añade que esta expansión “plantea una amenaza a la libertad de prensa en todo el mundo”.

“Los canales de televisión estatales chinos han emitido al menos 83 confesiones forzosas desde 2013, de las cuales 19 involucraban a periodistas o bloggers”, afirma el informe.

RSF es una de las principales organizaciones internacionales sin fines de lucro y no gubernamentales con la misión de salvaguardar el derecho a la libertad de información.

En enero de 2020, Freedom House (FH) publicó un informe titulado “El megáfono global de Beijing: La expansión de la influencia de los medios de comunicación del Partido Comunista Chino desde 2017”. En el informe se afirma que, a medida que el régimen chino amplía su influencia en los medios de comunicación de ultramar, realiza “actividades que socavan las normas democráticas, reducen la soberanía nacional, debilitan la sostenibilidad financiera de los medios de comunicación independientes y violan las leyes de algunos países”.

Fundada en 1941, FH es una organización no gubernamental financiada por el gobierno de los Estados Unidos que defiende los derechos humanos, la democracia y la libertad política.

El informe de FH describe tres objetivos de la influencia del PCCh en los medios de comunicación mundiales: “1) promover una visión positiva de China y del régimen autoritario del PCCh; 2) fomentar la inversión extranjera en China y la apertura a la inversión china y el compromiso estratégico en el extranjero; y 3) marginar, demonizar o suprimir por completo las voces anti-PCCh, los comentarios políticos incisivos y las exposiciones que presentan al gobierno chino y a sus líderes de forma negativa”.

Ejemplos de informes de CCTV

A través de una breve búsqueda en Internet, The Epoch Times encontró varios ejemplos del trabajo de difusión de CCTV.

El 1 de enero, CCTV informó que el departamento de policía de Wuhan estaba tomando medidas para detener los rumores sobre una neumonía no diagnosticada, y ocho “chismosos” que habían difundido el rumor se enfrentaban a consecuencias legales.

Uno de estos ocho chismosos era el Dr. Li Wenlian, que más tarde se convirtió en un héroe porque intentó dar una alerta temprana al público sobre la propagación del virus que causa el COVID-19.

Li murió en febrero después de ser infectado por el virus. Antes de morir, publicó en las redes sociales una foto suya en su lecho de muerte, sosteniendo el papel que la policía le había obligado a firmar para admitir la propagación de los rumores.

La CCTV ha jugado un papel importante en el encubrimiento de la gravedad de la epidemia de COVID-19 en la ciudad de Wuhan y el resto de China. Para evitar que los informes fácticos sobre el virus se pongan a disposición de la comunidad internacional, el régimen ha utilizado una serie de tácticas, incluyendo la reciente expulsión de tres reporteros del Wall Street Journal.

En otro ejemplo, el 30 de diciembre, CCTV emitió un programa que mostraba cómo un campo de reeducación en la provincia china de Xinjiang convertía a un uigur “extremista musulmán”. El programa llamó al campo de reeducación “Centro de Educación y Formación Profesional”.

Los uigures son un grupo étnico predominantemente musulmán que vive principalmente en Xinjiang. Según se informa, los campamentos de reeducación de Xinjiang han funcionado fuera del sistema legal desde 2017 con el fin de adoctrinar a los uigures.

Las autoridades locales han mantenido cautivos a cientos de miles de uigures con el fin de “contrarrestar el extremismo y el terrorismo y promover la sinificación”.

El 9 de agosto, CCTV publicó una noticia que acusaba a los agentes de la CIA de EE.UU. de proporcionar entrenamiento a los manifestantes de Hong Kong para participar en la violencia contra las autoridades locales.

El 15 de abril, CCTV subió a YouTube un programa documental de dos episodios llamado “La nueva vida en la prosperidad del Tíbet” (traducido del chino). El programa, originalmente producido por Beijing TV (BTV), describe cómo el Dalai Lama “mintió” a los oficiales militares chinos para huir de China y cómo “traicionó abiertamente a su patria” en 1959.

El Dalai Lama recibió el Premio Nobel de la Paz en 1989 y la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos en 2006. Es uno de los líderes espirituales del budismo tibetano y huyó a la India en 1959 para escapar de la persecución política y religiosa del PCCh.

El 15 de julio, CCTV emitió noticias defendiendo los esfuerzos del régimen para construir nuevas islas en el Mar de la China Meridional. El informe de la noticia afirmaba que la crítica del Secretario de Defensa de EE.UU. al esfuerzo de construcción de islas de China era un ataque de desprestigio contra China.

CCTV también emitió un documental de seis episodios titulado “Mar de la China Meridional” en julio de 2019, con el objetivo de demostrar la soberanía de China en la región.

China construyó al menos siete islas artificiales llenando los arrecifes del Mar de la China Meridional a mediados de 2015. El tamaño total de estas islas artificiales es de unos 2000 acres. Una de las islas tiene una pista para el posible uso de aviones militares.

En 2016, un tribunal internacional en La Haya falló contra las reclamaciones territoriales de China en el Mar de China Meridional.

El 22 de noviembre, CCTV informó que la marina china había expulsado a los barcos de la marina americana de las aguas territoriales de China en el Mar del Sur de China.

Desde octubre de 2015, los buques de guerra de la armada estadounidense han llevado a cabo operaciones de libertad de navegación en el Mar de China Meridional. El gobierno de los Estados Unidos ha declarado que estas operaciones solo cuestionan las excesivas reclamaciones de derechos marítimos y no las reclamaciones territoriales.

The Epoch Times envió un correo electrónico y realizó llamadas telefónicas al Departamento de Estado de los EE.UU., preguntando por qué CCTV no está obligada a registrarse como una misión extranjera, pero no recibió comentarios al cierre de la edición de este artículo.

CCTV-4 ha sido seleccionada por la Oficina del Censo de los EE.UU. como uno de sus socios mediáticos y ha recibido el dinero de los contribuyentes de EE.UU. del programa de divulgación del Censo 2020.

Descubra

#Coronavirus: Policía usa gas pimienta por presunta violación a la regla de aislamiento en #China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS