Departamento de Justicia de EE. UU. inicia investigación por muertes por COVID-19 en asilo de veteranos

Por Janita Kan
11 de Abril de 2020
Actualizado: 11 de Abril de 2020

El Departamento de Justicia inició una investigación en un asilo de ancianos de Massachusetts donde al menos 30 veteranos han muerto a causa del virus del PPCh.

La división de derechos civiles del departamento anunció el viernes que abrió una investigación en el Hogar de Soldados en Holyoke, una instalación financiada por el estado a unas 90 millas de Boston, para averiguar si la instalación no había proporcionado una atención médica adecuada en general y durante la pandemia del virus del PCCh. La oficina del fiscal del distrito de Massachusetts también participará en la investigación.

El Hogar de Soldados ya está enfrentando otras dos investigaciones del gobernador del estado Charlie Baker, quien nombró a un abogado independiente para investigar los eventos que llevaron a las muertes, y la fiscal general del estado, Maura Healey, quien está determinando lo que “salió mal en esta instalación y determinar si se justifica realizar una acción legal”.

La administración del Hogar de Soldados ha sido objeto de un intenso escrutinio después de que no se informara inmediatamente a los funcionarios locales y estatales de las primeras muertes en el hogar de ancianos. Hasta la fecha, la Oficina Ejecutiva de Salud y Servicios Humanos del estado reportó 35 muertes en la instalación, incluyendo 30 muertes de veteranos que dieron positivo en la prueba del COVID-19, la enfermedad causada por el virus, según Western Mass News. Además, 76 residentes y 73 empleados dieron positivo en las pruebas de la enfermedad.

“Nuestros corazones están con las familias de los veteranos que fallecieron”, dijo Eric Dreiband, Asistente del Fiscal General para los Derechos Civiles, en un comunicado. “Le debemos a los veteranos, a sus familias y al público realizar una investigación de los hechos, determinar qué sucedió, asegurar el cumplimiento de la Ley de Derechos Civiles de las Personas Institucionalizadas y proteger a los veteranos que siguen residiendo en el Hogar de Soldados”.

El Fiscal de Estados Unidos Andrew Lelling coincidió con los comentarios de Dreiband, diciendo que “investigarían agresivamente los recientes acontecimientos en el hogar” y harían los cambios necesarios en las instalaciones para garantizar la seguridad de los pacientes en el futuro.

Los funcionarios estatales dijeron que el personal de la residencia de ancianos no les había notificado las primeras muertes por el virus del PCCh durante al menos media semana a finales de marzo.

“El [29 de marzo] me puse directamente en contacto con el superintendente de la instalación, Bennett Walsh”, dijo el alcalde de Holyoke, Alex Morse, en una conferencia de prensa realizada por Facebook. “Me sorprendió durante la llamada telefónica cuando el superintendente me informó que se produjeron ocho muertes de veteranos entre el miércoles y el domingo sin ninguna notificación pública, sin ninguna notificación a mi oficina, y tampoco ninguna notificación al gobierno estatal, que supervisa esta instalación en primer lugar”.

Morse dijo que se enteró de las muertes en la instalación el 27 de marzo y recibió pistas anónimas de “gente afiliada al Hogar de Soldados describiendo las condiciones y la gravedad de la situación” el 28 de marzo.

El superintendente del Hogar de Soldados de Holyoke, Bennett Walsh, quien desde entonces está en licencia administrativa remunerada, refutó la afirmación de los funcionarios, diciendo que la instalación notificó a los funcionarios del estado el 27 de marzo que 28 veteranos habían presentado síntomas y dos veteranos habían muerto.

“Los funcionarios estatales sabían que Holyoke necesitaba toda la ayuda posible. Nadie lo ocultó”, dijo Walsh a WBUR en una declaración.

El incidente también llamó la atención de los legisladores, quienes expresaron su preocupación por la posible propagación del virus en otras instalaciones de hogares de ancianos administrados por el estado.

“Seguimos profundamente preocupados por la salud y la seguridad de los residentes veteranos y el personal de los centros de cuidados a largo plazo de toda la Mancomunidad”, escribieron los legisladores en una carta a Ryan Lilly, director del Sistema de Salud de Nueva Inglaterra de Asuntos de Veteranos. “Aunque nos alientan los esfuerzos que se están realizando para detener la propagación en ambas instalaciones, el Hogar de Soldados, como las instalaciones de VA, los hospitales y los proveedores de atención médica en todo Massachusetts, siguen careciendo de los suministros y la orientación que tanto necesitan”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Estallan disturbios en China cuando la gente intentaba salir de Hubei

TE RECOMENDAMOS