Hubo “causa probable” antes de redada del FBI a Mar-a-Lago, dice declaración jurada del DOJ

Por Jack Phillips
26 de Agosto de 2022 3:01 PM Actualizado: 26 de Agosto de 2022 3:29 PM

Los fiscales del Departamento de Justicia afirmaron que creen que hay “causa probable” de que en la casa de Florida del expresidente Donald Trump se guardaban documentos y materiales presuntamente clasificados antes de la incursión sin precedentes del FBI el 8 de agosto, según muestra una declaración jurada publicada el viernes.

En una sección con muchas partes tapadas (pdf) de la declaración jurada, los fiscales del Departamento de Justicia afirmaron que “hay causa probable para creer que los documentos que contienen ND clasificado y registros presidenciales permanecen en las instalaciones”, en referencia a Mar-a-Lago. Y debido a las tachaduras, no está claro qué documentos presuntamente clasificados y registros presidenciales se guardaban allí y por qué el Departamento de Justicia creía que era necesario realizar una redada en la casa de un expresidente en busca de esos materiales.

“En consecuencia, esta declaración jurada solicita autorización para registrar la ‘Oficina 45’ y todas las salas de almacenamiento y cualquier otra sala o lugar donde se puedan guardar cajas o registros dentro de la INSTALACIONES”, decía el documento legal.

“Las instalaciones están actualmente cerradas a los miembros del club durante el verano; sin embargo, como se especifica en el Anexo A, si en el momento de la búsqueda, hay áreas de las instalaciones que están siendo ocupadas, alquiladas o utilizadas por terceros, y que no son utilizadas o están disponibles para ser utilizadas por FPOTUS y su personal, la búsqueda no incluiría dichas áreas”, añadía.

Finalmente, el juez federal Bruce Reinhart, que revelo la declaración jurada, aprobó una orden de registro para la propiedad de Trump a principios de este mes.

El exasesor de la Casa Blanca, Kash Patel, reveló recientemente que el material presuntamente clasificado que se llevó tenía que ver con la investigación Crossfire Hurricane del FBI de 2016, que finalmente no arrojó ninguna prueba que apoyara las acusaciones de que Trump se confabuló con el gobierno ruso para ganar las elecciones de ese año.

“La conclusión fue que dijo que esta información tiene que salir al público estadounidense”, dijo Patel a The Wall Street Journal. Patel dijo que no sabía específicamente qué había en las cajas que los agentes del FBI se llevaron de la casa de Trump.

Esos documentos, añadió, “tenían que ver con el Rusiagate. Tenían que ver con el escándalo de los correos electrónicos de Hillary. Tenía que ver con un montón de otras cosas”.

“Y [Trump] dijo: ‘Todo esto está desclasificado'”, dijo Patel, desafiando los argumentos centrales del Departamento de Justicia de que había que tomar medidas urgentes porque el material sensible estaba en riesgo.

Hasta ahora, ni el Departamento de Justicia ni el FBI han ofrecido una explicación a los medios de comunicación sobre por qué los agentes del FBI registraron la casa de Trump o qué buscaban exactamente.

Una orden judicial y un recibo de lo incautado que fueron revelados por Reinhart días después de la redada muestran que los agentes se llevaron 11 cajas de documentos presuntamente clasificados. La orden indica que Trump está siendo investigado por posibles violaciones de la Ley de Espionaje y obstrucción de la justicia.

Días después de la redada, Trump posteó en su página Truth Social que, cuando era presidente, desclasificó una serie de documentos relacionados con la investigación Crossfire Hurricane. En un caso, señaló un enlace archivado de una orden de desclasificación que emitió el 19 de enero de 2021, el día antes de dejar el cargo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.