Derribemos este muro: el régimen comunista chino

Por Wang Youqun
23 de Julio de 2019 Actualizado: 23 de Julio de 2019

Nota del editor: El Dr. Wang Youqun leyó su discurso en un acto por los derechos humanos en Washington D.C. el 18 de julio de 2019. El Dr. Wang es un exayudante de Wei Jianxing (1931-2015), miembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh de 1997 a 2002. Miles de personas, incluyendo legisladores y defensores de derechos humanos, participaron en la manifestación para pedir el fin de la persecución a la práctica espiritual de Falun Dafa en China. El 20 de julio se cumplieron 20 años desde que el régimen comunista chino inició su amplia campaña para erradicar a Falun Dafa.

Buenos días, señoras y señores:

El 20 de julio de 1999, el exlíder del Partido Comunista Chino (PCCh) Jiang Zemin, por motivos egoístas, inició una campaña a gran escala para perseguir a los practicantes de Falun Dafa, quienes siguen los principios universales de Verdad, Benevolencia y  Tolerancia. Jiang creía que con el ejército de varios millones de personas y las abundantes reservas monetarias del Partido, además de las décadas de experiencia en perseguir a los ciudadanos de China, el PCCh podría erradicar a Falun Dafa en muy poco tiempo.

Sin embargo, 20 años después, en lugar de ser erradicado, Falun Dafa se ha difundido a 110 naciones y regiones de todo el mundo. “Zhuan Falun”, el libro principal de las enseñanzas de Falun Dafa, fue traducido a 41 idiomas y se publica y distribuye en todo el mundo fuera de China. En los 5000 años de cultura china, “Zhuan Falun” ha sido traducido más que cualquier otro libro chino.

El fundador de Falun Dafa, el Sr. Li Hongzhi, recibe el respeto de personas de todas las profesiones y condiciones sociales, naciones, partidos políticos, razas, idiomas y culturas, por su destacada contribución a la salud física y espiritual de las personas.

En contraste, Jiang Zemin se convirtió en la escoria más notoria del mundo, por ser el principal perpetrador de la persecución a Falun Dafa. Más de 210.000 practicantes de Falun Dafa  demandaron a Jiang en el Tribunal Popular Supremo de China y en la Fiscalía Popular Suprema. Jiang está siendo juzgado hace mucho tiempo en el tribunal moral por personas con conciencia que condenan su maldad. Lo que le espera es, sin duda, el juicio más impresionante de la historia de la humanidad.

Otra consecuencia de la persecución a Falun Dafa por parte de Jiang es que el PCCh pronto se enfrentará con su propia desaparición, lo cual puede verse en los siguientes aspectos.

Primero, el PCCh se convirtió en el partido político más corrupto del mundo. Con el propósito de obtener el apoyo de los funcionarios comunistas para sostener la persecución a Falun Dafa, Jiang intencionalmente permitió que los funcionarios se volvieran corruptos. En la China actual, la corrupción es un fenómeno generalizado entre los funcionarios comunistas de todos los niveles. Según los datos públicos que hemos recopilado, desde enero de 2013, más de 480 altos funcionarios de nivel provincial o ministerial y superior han sido declarados culpables de corrupción, y al menos 57 funcionarios malversaron o recibieron sobornos por más de 100 millones de yuan (14,5 millones de dólares).

Segundo, el PCCh se convirtió en el peor partido traidor del mundo. La tierra que Jiang entregó a Rusia es más grande que 40 veces el tamaño de Taiwán.

Tercero, el PCCh se convirtió en partido el responsable de las muertes más sangrientas del mundo. Durante los 70 años del régimen, el PCCh asesinó a más de 80 millones de chinos. En los últimos 20 años, la sustracción de órganos a gran escala de practicantes de Falun Dafa mientras aún están vivos constituye una nueva forma de crimen horrendo, que los activistas de derechos humanos describen como una “maldad nunca antes vista en este planeta”.

Cuarto, el PCCh se convirtió en el partido más malvado del mundo en términos de destrucción de la cultura tradicional china. Desde que el PCCh tomó el poder derrocando a la República de China, la espléndida cultura tradicional china de 5000 años sufrió un golpe devastador. La destrucción por parte del PCCh del legado cultural dejado por los antepasados chinos superó cualquier desastre natural en la historia. Su objetivo final es convertir a los chinos del continente en marxistas que persiguen “la deshonestidad, la maldad y la violencia” y cometen todo tipo de atrocidades en el país y en el extranjero, lo que a su vez destruirá a toda la nación china.

Quinto, el PCCh se convirtió en el partido de terrorismo de Estado más grande del mundo. Según un artículo de The United Daily News, una publicación pro-Beijing, el régimen comunista chino instaló 600 millones de cámaras de vigilancia en todo el país. La firma de inteligencia de mercado IDC publicó un informe que predice que para el año 2022, las autoridades chinas habrán instalado hasta 2760 millones de cámaras de vigilancia, convirtiendo a toda la nación de China en una enorme prisión. En 2019, el gasto de mantenimiento de la estabilidad del Partido fue de casi 1,39 billones de yuan, lo cual supera el gasto militar.

Todos los chinos que reconocen los valores universales y tradicionales son considerados enemigos del PCCh. Algunos civiles desaparecieron repentinamente, otros fueron obligados a declararse culpables de delitos que nunca cometieron, otros presuntamente se suicidaron, otros sufrieron graves torturas y otros fueron víctimas de la sustracción de órganos mientras estaban vivos. El PCCh creó un sinnúmero de casos legales que involucran cargos injustos, falsos o erróneos, y sigue creando nuevos cargos ilícitos todos los días.

Sexto, el PCCh se convirtió en una fuerza maligna que pretende destruir a toda la humanidad. Desde que el PCCh lanzó la persecución a Falun Dafa en 1999, ha difundido mentiras y rumores sobre Falun Dafa por todo el mundo, envenenando a la gente en todos los países. Además, desde que el PCCh se unió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, ha diseminado la ideología de “deshonestidad, maldad y violencia” al resto del mundo.

A nivel nacional, al perseguir a Falun Dafa, Jiang Zemin cometió crímenes de genocidio, tortura y crímenes de lesa humanidad.

A nivel internacional, al entregar grandes extensiones del territorio chino a otros países, puso en peligro la seguridad nacional.

Jiang es la raíz de los principales problemas de la política interna y la diplomacia internacional de China. Si no se elimina este flagelo, no se podrá restablecer la paz en China.

Hoy, en 2019, el PCCh se encuentra en una situación de crisis profunda, tanto en el país como en el extranjero. El PCCh depende completamente de la violencia y el engaño para mantener su poder. Tal como lo describe el pueblo chino: “De arriba a abajo, el superior suprime al subordinado, hasta llegar a los campesinos; de abajo a arriba, el subordinado engaña al superior, hasta llegar al cabecilla del partido”.

El PCCh es como un buque en naufragio, lleno de agujeros: sus privilegiados funcionarios se preparan para el hundimiento del barco enviando a sus familias al extranjero o transfiriendo sus bienes fuera del país.

En noviembre de 2004, La Gran Época publicó una serie editorial, “Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista”, que expone la naturaleza malvada del PCCh que existe desafiando al Cielo, la Tierra, la naturaleza y la humanidad. Los Nueve Comentarios provocaron una gran oleada de gente que renunció al PCCh, un movimiento de despertar espiritual. Según las estadísticas de la plataforma ‘Renunciar al PCCh’ de La Gran Época, hasta la fecha, 330 millones de chinos abandonaron al PCCh y a sus organizaciones afiliadas: la Liga Juvenil y los Jóvenes Pioneros.

El 16 de junio de 2019, dos millones de residentes de Hong Kong salieron a las calles para protestar por un proyecto de ley de extradición, la mayor protesta en la historia de Hong Kong. En la superficie, la gente de Hong Kong protesta contra la ley de extradición; en esencia, le dicen al mundo entero en voz bien alta: “No confiamos en el PCCh”.

La historia progresó hasta el día del juicio final, el día de llevar a Jiang Zemin y al PCCh ante la justicia. En los últimos siete años, después de que el exjefe de policía de Chongqing, Wang Lijun, huyera al consulado de Estados Unidos en Chengdu el 6 de febrero de 2012, las fuerzas malvadas del PCCh lideradas por Jiang se vieron seriamente debilitadas. Los malhechores que persiguen a Falun Dafa recibieron una retribución kármica a gran escala.

En este gran momento histórico en el que todo tipo de señales indican que el PCCh está a punto de morir y el pueblo chino anhela un cambio, yo, frente al Capitolio de Washington, D.C., insto encarecidamente al líder chino Xi Jinping a que siga la voluntad del Cielo y del pueblo, arreste inmediatamente a Jiang Zemin y desintegre al PCCh.

China fue llamada la Tierra Divina desde la antigüedad. En la historia, todo gran líder que creyó en Dios pudo recibir bendiciones de Dios. Hoy en día, si algún alto funcionario chino tomara la iniciativa de levantarse y abandonar el comunismo en China, Dios le ayudaría y llevaría a cabo una de las hazañas más gloriosas de la historia.

Espero que los líderes chinos finalmente decidan ponerse del lado correcto en esta batalla sin precedentes en la historia de la humanidad entre la justicia y el mal.

Funcionarios del PCCh atrapados en la campaña anticorrupción de Xi Jinping

Desde que Jiang Zemin comenzó a perseguir a Falun Dafa el 20 de julio de 1999, permitió que los funcionarios se involucraran en la corrupción con el fin de obtener su apoyo para sostener la persecución contra la antigua disciplina. En la China actual, la corrupción es un fenómeno generalizado entre los funcionarios comunistas a todos los niveles. Según los datos públicos que recopilé, desde enero de 2013, más de 480 altos funcionarios a nivel provincial, ministerial o superior fueron declarados culpables de corrupción, y al menos 57 funcionarios malversaron o aceptado sobornos que superaban los 100 millones de yuanes (14,5 millones de dólares). El grado de corrupción dentro del PCCh se puede comparar con el cáncer en estado avanzado.

Los 57 funcionarios fueron acusados en la campaña anticorrupción de Xi Jinping, que comenzó en enero de 2013, por haber malversado o aceptado sobornos que superaban los 100 millones de yuan. La siguiente lista no incluye a los 57 funcionarios porque no toda la información se encontraba fácilmente disponible.

Nivel Nacional: 1 Funcionario

Nombre y título anterior: Zhou Yongkang, exmiembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh, presidente del Comité Central de Asuntos Políticos y Legales.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 130 millones de yuan.
Además, Zhou causó una pérdida de 1490 millones de yuan debido a su abuso de poder.

Segundo nivel nacional: 4 funcionarios

Nombre y título anterior: Sun Zhengcai, exmiembro del Politburó del PCCh, secretario del Partido de Chongqing.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 170 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Su Rong, exvicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CPPCC).
Cantidad total de sobornos y corrupción: 190 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Guo Boxiong, exmiembro del Politburó y exvicepresidente de la Comisión Militar Central.
Cantidad total de soborno y corrupción: no revelada; probablemente muy por encima de los 100 millones de yuan, ya que el PCCh no se atreve a revelar la cifra.

Nombre y título anterior: Xu Caihou, exmiembro del Politburó y exvicepresidente de la Comisión Militar Central.
Cantidad total de soborno y corrupción: no revelada; probablemente muy por encima de los 100 millones de yuan, ya que el PCCh no se atreve a revelar la cifra.

Nivel provincial o ministerial: 26 funcionarios

Nombre y título anterior: Fang Fenghui, exjefe del Departamento de Estado Mayor Conjunto de la Comisión Militar Central.
Cantidad total de soborno y corrupción: no revelada; probablemente muy por encima de los 100 millones de yuan, ya que el PCCh no se atreve a revelar la cifra.

Nombre y título anterior: Zhang Yang, exdirector del Departamento de Trabajo Político de la Comisión Militar Central.
Cantidad total de soborno y corrupción: no revelada; probablemente muy por encima de los 100 millones de yuan, ya que el PCCh no se atreve a revelar la cifra.

Nombre y título anterior: Chen Shulong, exvicegobernador de la provincia de Anhui.
Cantidad total de sobornos y corrupción: más de 300 millones de yuan.
Además, Chen causó una pérdida de más de 2900 millones de yuan debido al abuso de poder.

Nombre y título anterior: Zhou Chunyu, exvicegobernador de la provincia de Anhui.
Cantidad total de sobornos y corrupción: más de 360 millones de yuan.
Además, Chen causó una pérdida de más de 665 millones de yuan debido al abuso de poder.

Nombre y título anterior: Yang Zhenchao, exvicegobernador de la provincia de Anhui.
Cantidad total de sobornos y corrupción: más de 81,9 millones de yuan.
Además, Chen causó una pérdida de más de 915 millones de yuan debido al abuso de poder.

Nombre y título anterior: Wang Xiaoguang, exvicegobernador de la provincia de Guizhou.
Cantidad total de sobornos y corrupción: más de 200 millones de yuan.
Además, Chen causó una pérdida de más de 2900 millones de yuan debido al abuso de poder.

Nombre y título anterior: Bai Enpei, exvicegobernador de la provincia de Yunnan.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 246 millones de yuan.
Además, Bai tenía una gran cantidad de activos que no podía explicar.

Nombre y título anterior: Zhu Mingguo, expresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo de la provincia de Guangdong.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 230 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Zeng Zhiquan, expresidente del Frente Unido de la provincia de Guangdong.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 140 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Wan Qingliang, expresidente del Comité del Partido del municipio de Guangzhou.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 111 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Wang Min, expresidente del Comité del Partido de la provincia de Liaoning.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 146 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Wu Changshun, exjefe del Departamento de Seguridad Pública del municipio de Tianjin.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 530 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Mao Xiaobing, expresidente del Comité del Partido del municipio de Xining (provincia de Qinghai).
Cantidad total de sobornos y corrupción: 500 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Chen Xuefeng, expresidente del Comité del Partido del municipio de Luoyang (provincia de Henan).
Cantidad total de sobornos y corrupción: 148 millones de yuan.
Además, Chen causó una pérdida de más de 224 millones de yuan debido al abuso de poder.

Nombre y título anterior: Yang Chongyong, exvicepresidente del Congreso Popular de la provincia de Hebei.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 206 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Zhang Yue, expresidente del Comité Provincial de Asuntos Políticos y Legales de Hebei.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 157 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Jing Chunhua, exsecretario del Comité del Partido de la provincia de Hebei.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 147 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Xiang Baiqun, exvicepresidente del Comité Provincial del Partido de Mongolia Interior.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 140 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Wei Mingzhou, exvicepresidente del Congreso Popular de la provincia de Shaanxi.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 109 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Du Shanxue, exvicegobernador de la provincia de Shanxi.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 169 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Jin Daoming, exvicepresidente del Congreso Popular de la provincia de Shanxi.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 123 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Lu Ziyue, exalcalde de la ciudad de Ningbo (provincia de Zhejiang).
Cantidad total de sobornos y corrupción: 147 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Li Yihuang, exvicegobernador de la provincia de Jiangxi.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 190 millones de yuan

Nombre y título anterior: Xi Xiaoming, exvicepresidente del Tribunal Supremo.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 114 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Wang Bao’an, expresidente del Buró Nacional de Estadística de China.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 150 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Ma Jian, exviceministro de Seguridad Nacional.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 109 millones de yuan.

Por debajo del nivel provincial o ministerial: 18 funcionarios

Casos representativos:

Nombre y título anterior: Wei Pengyuan, exsubdirector del Departamento de Carbón de la ex Administración Nacional de Energía.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 210 millones de yuan.
Además, Bai tenía grandes cantidades de activos que no podía explicar.

Nombre y título anterior: Zhang Zhongsheng, exvicealcalde de la ciudad de Luliang (provincia de Shanxi).
Cantidad total de sobornos y corrupción: 1170 millones de yuan.

Nombre y título anterior: Ma Chaoqun, exgerente general de la Corporación de Suministro de Agua de Beidaihe (provincia de Hebei).
Cantidad total de sobornos y corrupción: Los investigadores encontraron 120 millones de yuan en efectivo, 37 kilogramos de oro y documentos de título de 68 propiedades inmobiliarias al registrar su residencia.

Ejecutivos de empresas estatales: 8 ejecutivos

Caso representativo:

Nombre y título anterior: Yang Chenglin, expresidente del Banco de Mongolia Interior.
Cantidad total de sobornos y corrupción: 600 millones de yuan.

Cabe señalar que las autoridades chinas siempre tratan de restar importancia a la gravedad de la corrupción al reportar las cantidades malversadas por estos funcionarios corruptos. Para funcionarios de alto nivel como Zhou Yongkang, la cantidad real involucrada puede ser muchas veces mayor que la cifra reportada por los canales oficiales chinos.

Wang Youqun se graduó con un doctorado en Derecho de la Universidad Renmin de China. Trabajó como ayudante y redactor para Wei Jianxing (1931-2015), miembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh de 1997 a 2002.

***

¿Sabías?

Este dictador de 92 años tiene 209.000 demandas judiciales en su contra y sus crímenes continúan

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS