Desaceleración china: Causa de riesgo para las economías emergentes

26 de Enero de 2016 Actualizado: 27 de Enero de 2016

La desaceleración de China es una causa de “riesgo” para las economías emergentes y en desarrollo, particularmente las referentes a los países de América Latina y del Caribe, quienes, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), volverán a contraerse en 2016.

La última Actualización de Perspectivas de la economía mundial del FMI sostiene que si bien el crecimiento de las economías emergentes sería de solo un 4,3% en 2016, la situación podría tornarse aún más adversa para la región de América Latina y el Caribe, que se contraería un 0,3% este año.

Recientemente, la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, señaló en un discurso –citado por el informe- que este menor crecimiento -respecto al reflejado tradicionalmente- se debe a que “las fuerzas cíclicas y estructurales” lo minaron.

El organismo reportó que esta nueva realidad se debe a que los países en desarrollo tienen que enfrentarse a la desaceleración de China, una mayor apreciación del dólar y condiciones financieras más restrictivas.

Además, para el caso de América Latina y el Caribe, el organismo destacó la influencia de la recesión económica que atraviesa Brasil en la actualidad, aunada a los problemas económicos que viven los países latinoamericanos.

Párrafo aparte merece el análisis que hace el organismo multilateral sobre la actual desaceleración económica que atraviesa China, que se suma a un contexto de apreciación del dólar, tensiones geopolíticas y mayor aversión al riesgo. Es “más drástica de lo esperado”, advirtió el FMI en su informe.

“Podría provocar mayores efectos de contagio a nivel internacional por la vía del comercio, los precios de las materias primas y una disminución de la confianza”, agregó.

El año pasado, las  exportaciones de la región se contrajeron un 14 por ciento, sumando una nueva caída por tres años consecutivos, debido a fuertes bajas en los precios de las materias primas y la disminución de la demanda internacional de los productos que la región exporta, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para este 2016 la CEPAL prevé otra caída en la región, derivada de una menor capacidad de los países emergentes que no cuentan con la capacidad para absorber los impactos externos, como la desaceleración de China.

Desde el 2012, según la CEPAL, la desaceleración de la economía china explica en parte la caída de las exportaciones latinoamericanas y caribeñas. Esto se da fundamentalmente en los países que se especializan en productos primarios y que el gigante asiático importa.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, destacó que la caída en el valor de las exportaciones continuará y el deterioro de los intercambios se agudizarán más en los países y subregiones exportadoras de petróleo y sus derivados, además de las materias primas.

Venezuela tendrá una contracción en sus envíos de -41%, Bolivia -30%, Colombia -29%, Ecuador -25%,  el Caribe -22%, Perú -16%, Argentina y Chile -17%, Brasil -15%, Paraguay -14%, Uruguay -12%, y México y América Central cercana a -4%.

TE RECOMENDAMOS