Desafío de “verdad o reto” deja un chico quemado, su experiencia es una advertencia

Por Robert Jay Watson
04 de Agosto de 2019 Actualizado: 04 de Agosto de 2019

A los adolescentes les encantan los retos. A una edad en la que están explorando el mundo y poniendo a prueba sus límites, el coraje y la estupidez a menudo se confunden. Ya sea el clásico “verdad o reto” o la réplica de las payasadas y acrobacias de la sensación televisiva Jackass, ningún adolescente quiere parecer demasiado tímido para aceptar un desafío.

Pero esta “valentía” y la falta de juicio que la acompaña no sólo conduce a un montón de acciones tontas que se convierten en una fuente de vergüenza si son captadas por la cámara. Asimismo, pueden tener consecuencias desastrosas; como lo demostró una trágica historia de Arkansas en 2017.

Nickolas Conrad, de Sherwood, Arkansas, tenía 15 años en ese momento y estaba en una fiesta de pijamas con seis de sus amigos de la escuela. Se quedó dormido, pero algunos de sus “amigos” se despertaron en las primeras horas de la mañana y decidieron jugarle una mala broma.

La travesura que eligieron, estaba en boga en YouTube en ese momento, pero era potencialmente mortal. El desafío tomó diferentes formas, incluyendo beber agua caliente hirviendo de una pajita o, como en el caso de Nickolas, tirar agua hirviendo sobre una víctima desprevenida.

ambulancia
( Illustration – Shutterstock | Dave Nelson )

En un minuto Nickolas estaba dormido y al día siguiente: “Fue el peor dolor de mi vida”, le dijo a KTHV en Little Rock. No tenía ni idea de que sus amigos habían estado pensando en hacer esto y estaba completamente conmocionado. “Sentí un ardor muy fuerte en mi cuello y cuando me desperté y empecé a gritar y llorar”.

Nickolas terminó en el hospital con quemaduras de primer y segundo grado en el cuello, la última de éstas podría tardar hasta tres semanas en curarse y dejar cicatrices graves. Afortunadamente, aprendió la lección sobre pasar el rato con el tipo de niños que saltarían de un acantilado si alguien los desafiara a hacerlo (o al menos sería capaz empujar a uno de sus amigos).

(Imagen ilustrativa– Shutterstock | Roen)

Como Nickolas le dijo a KHTV, se sintió afortunado de que las lesiones no hubieran sido peores. “Sólo quiero que me dejen en paz. Ya no son mis amigos y no lo serán más”.

Su mamá Mickey Conrad enfatizó la importancia de que los padres tomen medidas para evitar que tales tragedias ocurran. Su mensaje a otros padres fue: “No digas nunca: ‘Mi hijo no hará eso'”. En lugar de confiar en que su hijo será diferente, “Edúquelos”.

Nickolas tuvo suerte de salir con las quemaduras que tenía. Si el agua hubiera salpicado sus ojos, podría haberse quedado ciego. O peor aún, si sus amigos le hubieran echado el agua por la garganta, podría haber muerto como el caso de Ki’ari Pope, de 8 años, en Florida.

Esta joven fue retada por su primo a aceptar el desafío del agua hirviendo y se la bebió a través de una pajita o popote. Las heridas que sufrió en la tráquea y el esófago la llevaron a la muerte después de pasar meses en el hospital.

agua hirviendo consecuencias
( Imagen ilustrativa– Shutterstock | Monkey Business Images)

La tía de Ki’ari Pope, Diane Johnson, hizo eco de la advertencia que la madre de Nickolas hizo sobre este tipo de desafíos en sus comentarios al WPEC en West Palm Beach. “No lo dejes pasar solo dándoles tu teléfono y dejándolos en paz. No. ¡Vigila lo que están viendo!”.

A pesar de toda la prensa que hablaba de lo peligroso que era el desafío, éste continuó aflorando en todo Estados Unidos, hiriendo gravemente a preadolescentes y adolescentes. A principios de este año, durante las duras temperaturas del vórtice polar, surgió una nueva forma.

Algunas personas publicaron vídeos de “experimentos científicos” que incluían lanzar agua hirviendo al aire para ver si se congelaba a temperaturas negativas. Aunque podría haber parecido genial, las unidades de quemados de los hospitales del área de Chicago informaron que los pacientes también tenían quemaduras en los “pies, brazos, manos, cara y quemaduras de diversos grados”, según CNN.

De alguna manera, el mensaje todavía no parece haber salido a la luz. Si le echas agua hirviendo a la gente o incluso cerca de ella, alguien se va a quemar, sin importar la temperatura exterior. La próxima vez que alguien se atreva a desafiar a tus hijos, sólo muéstrales los vídeos de este artículo. Con suerte, verlos los hará creer.

¡ Cariñoso papá consuela a su bebé cuando lo vacunan !

¿Conoces a alguien que haya pasado por una experiencia similar? ¿Habías pensado que esto podría sucederle a alguien cercano a ti? Si te pareció interesante este artículo y crees que puede ayudar a alguien más, por favor, comparte en tus redes sociales para que este mensaje llegue a más personas.

TE RECOMENDAMOS