DeSantis insta a tomar medidas más firmes en extranjeros que entrenan con fuerzas armadas de EE.UU.

Por Katabella Roberts
09 de Diciembre de 2019 Actualizado: 09 de Diciembre de 2019

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió el domingo que se tomen mayores precauciones de seguridad para los extranjeros en las bases militares de Estados Unidos después de los disparos fatales en la base naval de Pensacola el 6 de diciembre.

El ataque del viernes por la mañana de Mohammed Alshamrani, un estudiante de vuelo de 21 años de la Real Fuerza Aérea Saudí, dejó tres muertos y ocho heridos, entre ellos dos oficiales que se espera se recuperen.

En una conferencia de prensa, el gobernador republicano pidió que el programa militar que había permitido al estudiante de aviación saudí entrenar en la Base Aérea Naval de Pensacola realizara una investigación de seguridad más sustancial.

“Tienen personal militar extranjero que viene a nuestra base. No deberían estar haciendo eso si odian a nuestro país”, dijo DeSantis.

“Hablé con el secretario [de defensa Mark] Esper el viernes y están haciendo una gran revisión sobre cómo se hace todo esto en términos de investigación. Pero mi sensación es que hay que hacer más, y creo que esto es algo que no se debería haber permitido que ocurriera”.

“Mi opinión es que para que nosotros traigamos a estos extranjeros, hay que tomar precauciones para proteger al país. Que esta persona pueda eliminar a tres de nuestros marineros, para mí eso es inaceptable, y creo que se podría haber evitado con una mejor investigación”, continuó DeSantis.

El gobernador elogió a las fuerzas de seguridad y a la comunidad por la respuesta al tiroteo antes de añadir que Alshamrani era “alguien que tenía un odio muy arraigado hacia Estados Unidos que era bastante claro”.

El viernes, el pistolero Alshamrani abrió fuego contra tres marineros en dos pisos de un edificio de aulas en la base antes de que fuera abatido a tiros por un ayudante del sheriff.

Las víctimas fueron Cameron Scott Walters, de 21 años; Joshua Kaleb Watson, de 23; y Mohammed Haitham, de 19.

La base de Pensacola tiene una larga historia de ofrecer entrenamiento de aviación a fuerzas militares extranjeras, con pilotos saudíes que comenzaron a entrenar allí en 1995, junto con personal de Italia, Singapur y Alemania.

Mientras el FBI todavía está determinando si clasificar el tiroteo como un acto de terrorismo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, dijo el domingo que “parece ser un ataque terrorista”.

Hablando en Face The Nation de CBS, O’Brien dijo: “Para mí, parece ser un ataque terrorista. No quiero prejuzgar la investigación, pero parece que se trata de alguien que se radicalizó… No está claro si tiene vínculos con otras organizaciones”.

En otra parte de la conferencia de prensa del domingo, DeSantis dijo que Arabia Saudita se ha comprometido a cooperar con la investigación, agregando: “Mi punto de vista sería, confía pero verifica. Si dicen que van a cooperar, asegúrense de que cooperen y no se limiten a hablar de palabra y piensen que eso es suficiente”.

El Presidente Trump dijo que el Rey Salman de Arabia Saudita ofreció sus más sinceras condolencias a las víctimas y sus familias durante una llamada telefónica el fin de semana.

“El rey Salman de Arabia Saudita acaba de llamar para expresar sus sinceras condolencias y dar su pésame a las familias y amigos de los soldados que murieron y resultaron heridos en el ataque que tuvo lugar en Pensacola, Florida”, dijo el presidente en un tuit.

“El Rey dijo que el pueblo saudí está muy enojado por las acciones bárbaras del tirador, y que esta persona de ninguna manera representa los sentimientos del pueblo saudí que ama al pueblo estadounidense”, agregó.

*****

Mira a continuación:

TE RECOMENDAMOS