Desaparecen 228.000 armas del ejército de Maduro ante creciente presencia de paramilitares y colectivos

Por Jesús de León – La Gran Época
26 de Abril de 2019 Actualizado: 26 de Abril de 2019

Esta semana fue presentada ente la Fiscalía General de Venezuela una denuncia por la desaparición de 228 mil 294 armas y municiones de las guarniciones, polvorines, batallones y cuerpos policiales venezolanos que podrían estar en manos de guerrilleros, colectivos, criminales y milicianos chavistas.

La denuncia fue presentada por el director general de Fundaredes, Javier Tarazona, que aseguró que el Estado venezolano a pesar de conocer esta grave situación, hasta el momento no emprendió algún tipo de acción al respecto.

Tarazona indicó que su denuncia la hizo “con la data en mano para que no vengan con mayor lentitud de la que hasta ahora han demostrado frente a las denuncias de faltantes de municiones y armas de guerra que hay en los parques de guerra y batallones del territorio”, según FundaRedes.

Para ello, el director de FundaRedes presentó una lista con fecha de corte del 19 de marzo de 2019, que contiene “el tipo de arma, el serial, y la marca de cada arma una a una”.

Ante la inacción de régimen, la información sobre las armas desaparecidas fue puesta en manos de la Fundación por los propios miembros de las Fuerzas Armadas Venezolanas.

“Muchas de ellas han servido para la comercialización o entrega a grupos irregulares, bandas criminales, hampa común, entre otras organizaciones ilícitas”, según la denuncia.

Con la demanda se instó al Ministerio Público a efectuar las investigaciones para averiguar “dónde están estas armas que aparecen como solicitadas y que están faltantes en las guarniciones y polvorines de los cuerpos policiales venezolanos”.

¿En manos de los colectivos?

En la denuncia se presentan varias interrogantes sobre el destino posible de esas armas y municiones.

“¿Por qué razón … no se da respuesta dónde y quién tiene estas armas oficialmente registradas como solicitadas?, ¿Será que como lo dice el señor que hoy tiene el control y el poder de Venezuela, este armamento se encuentra en manos de los colectivos y milicianos para la defensa de la revolución?”

Los miembros enmascarados de un “colectivo”, las células del régimen Nicolás Maduro, asisten a un mitin en Caracas el 7 de enero de 2019. Los miembros de “Colectivo” son denominados revolucionarios y matones, según YURI CORTEZ/AFP/Getty Images

Además de la sospecha de que hayan sido destinadas para armar a grupos irregulares que apoyan a Maduro, también se sospecha que pudieron haber sido entregadas a grupos criminales en Colombia.

“¿Acaso estas armas están siendo usadas por grupos irregulares para asesinar a ciudadanos en Colombia tal como lo denunciara el fiscal general de la nación colombiana? ¿El arsenal que manejan los grupos irregulares colombianos que operan en Venezuela en más de 12 estados documentados por nuestra organización es parte de ese número?”

Miembros de la milicia bolivariana de Venezuela se manifiestan en apoyo al presidente Nicolás Maduro en la Plaza de Bolívar de Caracas, el 4 de febrero de 2019. (FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images)

“Hemos conocido de algunas detenciones, sobre todo en la frontera, donde sujetos de grupos irregulares terminan manifestando cómo estas armas han sido extraídas del parque militar venezolano”, denunció Tarazona.

También señaló que ven con preocupación “como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la disidencia de las FARC, el EPL, el Frente Bolivariano de Liberación, grupos paramilitares como Los Rastrojos, Los Urabeños, Las Águilas Negras, tienen un arsenal de armas permanente y constante”, de acuerdo con el medio local El Estímulo.

Denuncia ante la Asamblea Nacional

Un día después de presentar su denuncia ante la fiscalía, Tarazona, se dirigió a la Asamblea Nacional que preside el actual presidente encargado Juan Guaidó, para solicitarle al Parlamento que se activen mecanismos de investigación y se presente ante instancias internacionales esta grave situación.

Miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) reciben instrucciones a orillas del río San Juan, departamento del Chocó, Colombia, el 21 de noviembre de 2017. (Luis Robayo/AFP/Getty Images)

El día 23 de abril la Asamblea ordenó a la Fuerza Armada Nacional el desarme de civiles en Venezuela.

Juan Guaidó hizo énfasis a la escalada de violencia que vienen provocando los grupos irregulares contra la población, que de manera pacífica sale a protestar por la constante violación de sus derechos.

Expresó que estos llamados colectivos son financiados por el “régimen” armando a civiles  para  criminalizar las protestas en el país. “Policías han denunciado que en los comandos visten de policía a civiles que han  utilizado el parque de armas de los cuerpos de seguridad  para  tratar de someter y generar miedo a la ciudadanía”, dijo.

Desde el año 2017 Fundaredes ha realizado denuncias al respecto ante el Ministerio Público venezolano, Defensoría del Pueblo e incluso ante el propio Ministerio de la Defensa, así como también se han consignado evidencias de actas policiales donde se cuantifican los faltantes en guarniciones militares.

La “situación trágica, pero además perversa, que complejiza la cultura de la muerte y la violencia como una realidad permanente para nuestra sociedad”, aseguró Tarazona.

***********************************

Mira a continuación:

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS