Descubren misteriosa ciudad de 4000 años de antigüedad en el Kurdistán iraquí

Por Jack Phillips - La Gran Época
02 de Abril de 2019 Actualizado: 02 de Abril de 2019

Una ciudad perdida de 4000 años de antigüedad ha sido descubierta en el Kurdistán iraquí, según los investigadores.

“No esperábamos descubrir una ciudad aquí en absoluto”, dijo Christine Kepinski, que exploró el sitio, según la revista del Centro Nacional Francés de Investigación Científica.

La excavación del yacimiento, conocido como Kunara y situado cerca de la ciudad de Sulaymaniyah, solo fue posible después de que el dictador iraquí Saddam Hussein fuera depuesto en 2003. Los investigadores además señalaron que la presencia del grupo terrorista ISIS en Irak también obstaculizó sus esfuerzos.

“La situación es mucho más favorable ahora”, dice en la revista Aline Tenu, líder del proyecto.

Según la revista, “esta ciudad estaba en el corazón de un reino desconocido: el de los montañeses, que hasta entonces habían permanecido a la sombra de sus poderosos vecinos mesopotámicos”, incluidos los akadios. El Imperio Akkadiano es considerado el primer imperio antiguo de Mesopotamia y alcanzó su apogeo hace unos 4000 años bajo el gobierno de Sargón de Akkad. Después de su caída, los historiadores creen que se dividió en Asiria y Babilonia.

Los arqueólogos teorizaron que la gente vivía en la ciudad, situada cerca de las montañas de Zagros, alrededor del 2200 a.C.

“La ciudad de Kunara aporta nuevos elementos sobre un pueblo hasta ahora desconocido que ha permanecido en la periferia de los estudios mesopotámicos”, añadió Tenu.

Paralelamente, también se descubrieron docenas de tablillas de arcilla recubiertas de escritura cuneiforme, uno de los sistemas de escritura más antiguos conocidos, que detallan sobre el comercio de harina.

Los investigadores señalaron que la ciudad sufrió un periodo de declive después de haber sido devastada por un incendio hace 4000 años, según se especula.

El especialista en escritura cuneiforme Philippe Clancier dijo que la gente que vivía en la ciudad tenía buen “conocimiento de la escritura acadia y sumeria, así como de la de sus vecinos mesopotámicos”.

“Las primeras tablas se encontraron en un edificio de la parte baja de la ciudad y registran un gran número de entradas y salidas de harina”, continuó Clancier.

“En realidad era una especie de oficina de comercio de harina”, explicó Tenu, añadiendo que era para el gobernador de Kunara.

Objetos asirios originarios de Mosul se exhiben en el Museo Nacional de Irak en Bagdad el 4 de abril de 2016. (AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images)

“La ciudad incluso debe haber sido bastante próspera”, señaló Tenu. “Ya que piedras raras como la obsidiana [y la cornalina, una piedra de gemas semipreciosas] eran usadas para fabricar herramientas completamente comunes”.

Los residentes de la ciudad “probablemente se aprovecharon de su ubicación estratégica en la frontera entre el reino iraní en el este y el reino mesopotámico en el oeste y el sur”, también teorizó Kepinski.

Los investigadores además descubrieron en las ruinas de la ciudad herramientas y cerámicas que eran compradas y comercializadas.

“Fue sin duda la riqueza agrícola de la zona la que promovió su ascenso. Los arqueólogos han descubierto restos de cabras, ovejas, vacas y cerdos, lo que sugiere la existencia de un importante sistema de cría de ganado. La presencia de una red de riego en el sur de la ciudad es también un recordatorio de la maestría que los habitantes de la región lograron en el cultivo de granos, especialmente de cebada y malta”, señaló la revista.

Ciudad de Babilonia, a unos 100 kilómetros al sur de Bagdad, el 25 de septiembre de 2015. (HAIDAR HAMDANI/AFP/Getty Images)

No han encontrado nada sobre el nombre original de la ciudad, que sigue siendo un misterio.

“Pero seguiremos buscando”, añadió Tenu.

************************************

Te puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS