Descubren montañas a 660 km de profundidad gracias a uno de los terremotos más grandes de la historia

Por Simon Veazey - La Gran Época
16 de Febrero de 2019 Actualizado: 16 de Febrero de 2019

Científicos descubrieron montañas tan escarpadas como las Rocosas a más de 600 kilómetros de profundidad en el interior de la tierra, proporcionando una nueva visión de lo que sucede en las profundidades de la corteza terrestre.

Analizando datos de un terremoto profundo ocurrido en Bolivia hace 25 años, pudo detectarse un terreno escabroso entre dos capas internas líquidas de la tierra. Ese terremoto -el segundo terremoto de mayor magnitud jamás registrado- sacudió el planeta como una campana, enviando ondas de choque que rebotaron en la topografía interna del planeta dejando registros reveladores en sismógrafos dispersos por todo el mundo.

Los investigadores creen que la capa montañosa podría estar formada por losas apiladas del fondo marino que se hundieron intactas a través del manto después de desprenderse de la corteza terrestre mientras se deslizaban bajo las placas continentales, lo que ayudaría a responder a una pregunta largamente debatida.

El estudio, publicado en Science, mostró que había un límite “rugoso” en la base de una capa de 160 kilómetros de espesor que se asienta entre dos capas principales de la tierra conocidas en la mayoría de los libros de texto como el manto superior e inferior.

“Descubren que las capas profundas de la Tierra son tan complicadas como lo que observamos en la superficie”, dijo en una declaración la sismóloga Christine Houser, profesora asistente del Instituto de Tecnología de Tokio que no participó en esta investigación.

“Encontrar cambios de elevación de más de 3 kilómetros en una zona que tiene más de 600 kilómetros de profundidad usando olas que viajan a través de toda la Tierra y de regreso es una hazaña inspiradora. … Los resultados sugieren que a medida que ocurren los terremotos y los instrumentos sísmicos se vuelven más sofisticados y se expanden hacia nuevas áreas, continuaremos detectando nuevas señales a pequeña escala que revelan nuevas propiedades de las capas de la Tierra”.

Capas internas de la tierra, incluyendo el terreno escabroso recién descubierto. (Kyle McKernan, Oficina de Comunicaciones/Princeton)

La investigación fue realizada por sismólogos de la Universidad de Princeton.

Uno de los investigadores, Wenbo Wu, dijo que las montañas del manto tienen “una topografía más acentuada que las Montañas Rocosas o los Apalaches “.

Cae el atardecer sobre las Montañas Rocosas cerca de Denver, Colorado el 5 de mayo de 2012. (Doug Pensinger/Getty Images)

Ultrasonido para planetas

Así como el ultrasonido usa ondas que se curvan y se unen alrededor de diferentes tejidos y densidades para revelar el mundo interno de un útero humano y un bebé nonato, así también puede revelarse el mundo interno de la Tierra, si es que se pueden emitir ondas lo suficientemente grandes.

Sólo los terremotos más poderosos pueden proporcionar ondas así fuertes, dijo la coautora del estudio Jessica Irving, quien señaló que la energía se multiplica por 30 con cada punto de la escala de Richter. Ella obtiene sus mejores datos a partir de terremotos profundos de magnitud 7.0 o superiores.

Los terremotos profundos “en lugar de desperdiciar su energía en la corteza, pueden activar todo el manto”, dijo.

Para el estudio, escogieron el segundo terremoto profundo más grande que se pudo registrar y que sacudió a Bolivia en 1994, alcanzando una magnitud de 8.2 en la escala de Richter.

“Los terremotos de este tamaño no se producen muy a menudo”, dijo. “Ahora tenemos suerte de tener muchos más sismógrafos que hace 20 años. La sismología es un campo diferente al de hace 20 años, entre instrumentos y recursos informáticos”.

Sismóloga Jessica Irving (Denise Applewhite/ Princeton)

Los investigadores dicen que el análisis muestra que la capa montañosa en realidad refleja una diferencia química; en otras palabras, está formada por un tipo diferente de roca.

“¿Qué podría causar diferencias químicas significativas? La introducción de rocas que antes pertenecían a la corteza, ahora descansando tranquilamente en el manto”, dijo un comunicado de la Universidad de Princeton.

“Los científicos han debatido durante mucho tiempo el destino de las losas del fondo marino que son empujadas hacia el manto en las zonas de subducción, las colisiones que se producen en todo el Océano Pacífico y en otras partes del mundo. Wu e Irving sugieren que los restos de estas losas pueden estar justo encima o justo debajo del límite de 660 km”.

Te puede interesa:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS