Descubren que familia de alcalde corrupto del PCCh posee más de 2700 propiedades inmobiliarias

Por Frank Yue
02 de Abril de 2021
Actualizado: 02 de Abril de 2021

Un reciente caso de corrupción que ha tomado por sorpresa a China continental implica a un alto funcionario del PCCh de la provincia nordeste china de Liaoning, cuya familia fue descubierta como propietaria de 2714 propiedades en nombre de empresas familiares operativas.

Xu Changyuan, exfuncionario de alto rango del PCCh, estaba involucrado en activos vinculados a la mafia con un valor de más de 10,000 millones de yuanes (unos 1520 millones de dólares).

Xu aprovechó su autoridad para cosechar agresivamente dinero para sus negocios familiares, según reportaron los medios de comunicación estatales de China.

Un ejemplo es una propiedad en el distrito de Ganjingzi, en la ciudad de Dalian, provincia de Liaoning, que ayudó a sus hermanos a remodelar. Ganaron 500 millones de yuanes (76.2 millones de dólares) con ese proyecto gracias a la intervención de Xu.

Antes de ser despedido, Xu había ocupado importantes cargos administrativos, como secretario del Comité de Trabajo del Partido, director del Comité Administrativo del Nuevo Distrito de Dalian Jinzhou, alcalde de la ciudad de Zhuanghe, provincia de Liaoning, alcalde y jefe del Partido de la ciudad de Wafangdian y secretario del Comité del Partido del Distrito de Jinzhou.

Xu, su hermana y sus cuatro hermanos habían dirigido más de 20 empresas familiares de logística, hipotecas, promoción inmobiliaria y futuros durante más de 20 años.

Las autoridades afirmaron que sus negocios familiares legalizaban sus ingresos ilegales, según los medios de comunicación estatales de China.

Mientras tanto, la familia Xu empleaba la violencia en el cobro de deudas. Una investigación demostró que cortaron los tendones de Aquiles de algunos deudores, obligaron a algunos a cortarse un dedo como castigo o sometieron a otros a una detención ilegal.

En septiembre de 2020, Xu Changyuan fue condenado a cadena perpetua por cargos de organización y dirección de grupos mafiosos, malversación, fraude y soborno, entre otros.

Según el sitio en lengua china de Minghui.com, de hecho, Xu también cometió abusos contra los derechos humanos al involucrarse en la persecución de Falun Gong, siguiendo las órdenes del PCCh, durante su mandato como jefe del Partido en Wafangdian y en el distrito de Jinzhou, que no fueron mencionados en la acusación contra él.

La implicación de Xu en la represión del PCCh contra los practicantes de Falun Gong condujo al saqueo ilegal de los hogares de los practicantes, al secuestro, a la detención ilegal, al trabajo forzado y al encarcelamiento, reportó Minghui.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china que consiste en ejercicios de meditación sencillos y lentos y en enseñanzas morales que incorporan los principios de verdad, benevolencia y tolerancia en la vida cotidiana. Su popularidad creció durante la década de los 90, con entre 70 y 100 millones de personas practicando Falun Gong en China a finales de la década, según estimaciones oficiales de la época.

El experto en China Heng He dijo a The Epoch Times que los grupos mafiosos de los gobiernos de las aldeas chinas tienen su origen en el Partido Comunista Chino (PCCh), que es su mayor patrocinador.

Señaló que a lo largo de la historia del PCCh, el Partido ha movilizado a delincuentes o matones para avivar la hostilidad pública hacia las élites sociales, como en el Movimiento de Reforma Agraria de China de finales de la década de 1940 y en la Revolución Cultural de las décadas de 1960 y 1970.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS