Descubren una poderosa baya peruana que rejuvenece y previene el cáncer

Por Romina Valeria García - La Gran Época
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Un fruto silvestre que parece tener propiedades más poderosas que las del arándano y crece de forma natural en Perú, está siendo estudiado por la Universidad Agraria La Molina para su posible exportación a gran escala al mundo.

Pushgay es un fruto tipo baya que mide aproximadamente un centímetro de diámetro y es de un azul intenso o morado, lo que indica su alto contenido de colorantes naturales también llamados antocianinas.

Hasta el momento los resultados de los estudios dicen que el pushgay es un fruto rico en elementos naturales que previenen el cáncer de estómago o de colon y no solo eso, también se le atribuye cualidades antienvejecimiento.

“Las antocianinas retienen los radicales de oxidación que producen las células y de esa manera retardan el envejecimiento celular, convirtiendo al pushgay en un alimento que prolonga la juventud”, explica a la agencia Andina la bióloga Antonieta Gutiérrez, profesora principal de la Universidad Nacional Agraria La Molina (Unalm) y directora del Centro de Investigación de la Facultad de Ciencias Biología (Cirgebb).

Imagen ilustrativa. (Pixnio/CCO)

Hace 3 años un equipo de biólogos y genetistas recolectaron los frutos y los comenzaron a estudiar en la Universidad Unalm.

“Lo ideal es ampliar el conocimiento genético de este fruto, llegar a saber qué cruzas se pueden realizar, por ejemplo, con el arándano, y en un futuro obtener variedades de pushgay y registrarlas como los nuevos arándanos de Perú”, enfatiza la profesora.

Imagen ilustrativa. (MSLids/Wikimedia Commons/ CC BY-SA 3.0)

“Hasta el momento hemos identificado cinco géneros de bayas nativas. Lo primero fue establecer la colecta en un banco in vitro. El trabajo ahora es sacarlos y que crezcan en el suelo, incluso pensamos en llevarlos nuevamente a Cajamarca y ver cómo se comportan”, explica la bióloga.

Ampliando dicho conocimiento genético es posible que las bayas pueda ser más resistente y pueda adaptarse a diferentes suelos para su fácil cultivo. Pero se necesita de un mayor financiamiento.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

La investigación puede hacer que los pequeños agricultores de otras zonas del país como de Huánuco y Amazonas también puedan plantar el pushgay.

“Hasta el momento hemos identificado cinco géneros de bayas nativas. Lo primero fue establecer la colecta en un banco in vitro. El trabajo ahora es sacarlos y que crezcan en el suelo, incluso pensamos en llevarlos nuevamente a Cajamarca y ver cómo se comportan”, explica la profesora Gutiérrez.

El pushgay tiene un gran futuro por delante, ya que al igual que el arándano, este pequeño fruto puede cambiar no solo la salud de las personas sino que puede ser una gran emprendimiento para los agricultores del Perú y sacar adelante al país con su exportación.

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS