Desempleo hispano rompe otro mínimo histórico en EE. UU. con 260.000 nuevos puestos de trabajo

Por Petr Svab - La Gran Época
03 de Mayo de 2019 Actualizado: 03 de Mayo de 2019

Los hispanoamericanos están disfrutando de la tasa de desempleo más baja de la historia, un 4.2 por ciento en abril, cuando la economía agregó 263.000 puestos de trabajo y el desempleo general cayó a 3.6 por ciento, el más bajo en casi 50 años.

El informe optimista superó fácilmente las expectativas, ya que los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las nóminas no agrícolas aumentarían en 185.000 puestos de trabajo el mes pasado.

“Lo que la gente está presenciando es que la agenda que el presidente [Donald] Trump siguió y que hemos estado cumpliendo en los últimos dos años está funcionando para todos los estadounidenses”, dijo el vicepresidente Mike Pence a Fox News el 3 de mayo.

Llamó a los nuevos datos “una confirmación de lo que el presidente ha dicho todo el tiempo”.

“Que dejen que los estadounidenses se queden con más de lo que ganan, que recorten los impuestos sobre los individuos y las empresas, que reduzcan la burocracia federal, que desaten la energía estadounidense, que luchen por el tipo de acuerdos comerciales que pongan en primer lugar a los puestos de trabajo estadounidenses y a los trabajadores estadounidenses, que la economía estadounidense vuelva a rugir y que la estemos presenciando y que sea verdaderamente inspiradora”, dijo.

Sin embargo, las cifras de desempleo no sólo disminuyeron debido al aumento de las nóminas, sino también porque casi medio millón de estadounidenses abandonaron la fuerza laboral ese mes, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

A los hispanos les ha ido bien en el mercado laboral en los últimos años, con un promedio de desempleo por debajo del 4.8 por ciento en los últimos 24 meses. El único otro período de dos años que estuvo a un paso de ese número fue entre 2006 y 2007, justo antes de la gran recesión, cuando el desempleo promedio de los hispanos cayó por debajo del 5.5 por ciento.

La tasa de desempleo estacional ajustada de abril disminuyó del 3,8 por ciento al 3,6 por ciento, la más baja desde diciembre de 1969.

El crecimiento del empleo fue más marcado en los servicios administrativos y de apoyo (+53.000), contratistas especializados no residenciales (+22.000), servicios individuales y familiares (+26.000) y servicios de alimentación y bebidas (+25.000).

El BLS también corrigió sus datos anteriores, diciendo que la economía creó 16.000 puestos de trabajo más en febrero y marzo de lo que se había informado anteriormente. El crecimiento medio del empleo en los últimos 12 meses aumentó a 218.000, más del doble de los 100.000 necesarios para mantener el ritmo de crecimiento de la mano de obra.

Trabajadores de la construcción en un sitio de construcción en la ciudad de Nueva York el 8 de marzo de 2019. (Spencer Platt/Getty Images)

Las cifras de desempleo sólo incluyen a aquellos que buscaron trabajo en las últimas cuatro semanas. Si se incluye a los que buscaron trabajo en los últimos 12 meses, así como a los que tenían un trabajo a tiempo parcial pero querían uno a tiempo completo, la tasa se situó en el 7,3 por ciento, sin cambios desde marzo.

La contratación sigue siendo fuerte, a pesar de la evidencia anecdótica de la escasez de trabajadores en las industrias de transporte, manufactura y construcción, lo que sugiere que todavía existe cierta capacidad de reserva en el mercado laboral.

El aumento constante de los salarios ha mantenido a los trabajadores en la fuerza laboral y ha hecho retroceder a los que se habían retirado. Las ganancias promedio por hora subieron seis centavos, o el 0,2 por ciento en abril después de aumentar por el mismo margen en marzo. Eso mantuvo el aumento anual de los salarios en el 3,2 por ciento. Los trabajadores trabajan menos horas en abril. La semana laboral media cayó de 34,5 a 34,4 horas.

La economía creció a una tasa anualizada del 3,2 por ciento en el primer trimestre, impulsada por un aumento de las exportaciones y los inventarios, que se aceleró desde el ritmo del 2,2 por ciento del período octubre-diciembre.

El dólar cayó frente a una canasta de divisas tras el informe de empleo, mientras que los rendimientos del Tesoro de EE.UU. fueron ligeramente inferiores.

***

Mira a continuación:

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS