Despiden a 127 empleados de Patrulla Estatal de Washington por orden de vacuna contra COVID-19

Por Zachary Stieber
19 de Octubre de 2021
Actualizado: 19 de Octubre de 2021

Más de 100 trabajadores fueron despedidos por no cumplir con la orden de la vacuna contra el COVID-19, anunció el martes la Patrulla del Estado de Washington.

Los 127 trabajadores incluyen 53 funcionarios y 67 policías.

Los trabajadores no aportaron pruebas de que habían recibido la vacuna contra el COVID-19 o una exención por motivos religiosos o médicos.

“Echaremos de menos a cada uno de ellos”, dijo el jefe de la Patrulla Estatal de Washington, John Batiste, en un comunicado.

“Extiendo un fuerte agradecimiento a los que dejan la agencia. Realmente deseo que se queden con nosotros”, añadió.

El número de excepciones concedidas no fue revelado y la patrulla no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. La Asociación de Patrulleros del Estado de Washington, un sindicato que representa a los policías, no quiso hacer comentarios.

La patrulla indicó que puede haber un impacto a corto plazo de las pérdidas, pero dijo que trataría de cambiar los recursos cuando sea necesario para hacer frente a eso. También planea reclutar activamente para llenar tres nuevas clases de la academia, mientras que busca llenar las vacantes de funcionarios públicos tan pronto como sea posible.

“En cuanto a los más de 2000 individuos que eligieron quedarse en nuestra agencia, estoy siempre agradecido. Tenemos que asumir las responsabilidades de la agencia y no voy a pedirles que hagan más con menos. Haremos todo lo posible para que el personal que queda no se vea sobrecargado por estas pérdidas temporales”, dijo Batiste. “Ahora debemos centrar nuestra atención en asegurarnos de que desplegamos nuestros recursos de manera que sigamos manteniendo la seguridad de nuestras carreteras y cumplamos con las demás responsabilidades básicas de las fuerzas policiales que esta agencia ha cumplido con honor durante más de 100 años”.

La orden para la mayoría de los trabajadores estatales, incluidos los policías, fue anunciada por el gobernador Jay Inslee, demócrata, en agosto. La orden exigía que los trabajadores estuvieran completamente vacunados antes del 18 de octubre. Estar completamente vacunado significa que una persona ha recibido dos inyecciones de la vacuna Pfizer o Moderna COVID-19, o la vacuna Johnson & Johnson de una sola inyección, y que han transcurrido al menos dos semanas desde su última inyección.

“La misión de los funcionarios públicos y de los que prestan servicios de salud es servir a nuestros conciudadanos de Washington. Estos trabajadores viven en todas las comunidades de nuestro estado, trabajando juntos y con el público todos los días para prestar servicios”, dijo entonces Inslee. “Tenemos el deber de protegerlos del virus, tienen derecho a ser protegidos, y las comunidades a las que sirven y en las que viven también merecen protección”.

Inslee dijo la semana pasada que más del 91% de los empleados estatales habían sido vacunados completamente contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), causante del COVID-19. Aproximadamente 800,000 trabajadores tienen que cumplir la orden.

La exigencia ha suscitado algunas protestas, incluso de los principales republicanos de la legislatura estatal.

“Ya estamos experimentando precios más altos y estantes vacíos en parte como resultado de los cierres por el COVID y la escasez de trabajadores”, dijo el líder republicano del Senado, John Braun, y el líder republicano de la Cámara, J.T. Wilcox, en una declaración conjunta. “El plazo de hoy, con sus consecuencias innecesariamente duras, solo empeorará la situación cuando cientos, si no miles, pierdan sus puestos de trabajo y se les niegue la prestación por desempleo. También amenaza la seguridad pública al reducir nuestras fuerzas policiales en un momento en que la delincuencia ya está aumentando”.

Otros departamentos aún no han informado cuántos trabajadores han sido despedidos, aunque algunos han comenzado o se están preparando para operar con una plantilla reducida. Los transbordadores del Estado de Washington, por ejemplo, comenzaron un horario reducido durante el fin de semana debido a la falta de trabajadores suficientes para las operaciones normales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS