Toca el violín con su mente luego de 20 años de sufrir una lesión en la cabeza

Por La Gran Época
05 de Julio de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

Para Rosemary Johnson, una talentosa violinista de la Orquesta Nacional de Gales, su vida entera cambió después de un horrible accidente automovilístico en 1988.

El terrible momento la dejó en coma durante siete meses, e incluso después de despertar sufrió graves secuelas de una lesión en la cabeza que la dejó incapaz de hablar o moverse, e impedida para tocar su amado instrumento por el resto de su vida.

Mientras que el destino cambió el curso de su vida para siempre, los avances tecnológicos ahora le ayudarán a crear música una vez más. Plymouth University y el Royal Hospital for Neuro-disability se han unido para crear el software Brain Computer Music Interfacing, que puede leer la mente de Rosemary para componer y llevar su música a la vida según The Telegraph.

A través del programa científico, pudo volver a tocar música por primera vez en años, en julio de 2017 con una orquesta completa en un lugar central de Londres dirigida por su mejor amiga Alison Balfour en la Orquesta de la Ópera Nacional de Gales.

“La idea de volver a tocar con Rosie después de tantos años fue algo que nunca imaginé que fuera posible”, dice Balfour a The Telegraph en una entrevista, que ahora se desempeña con la Filarmónica Bath.

“Me sentí honrada de estar haciendo esto con ella, de ser su sonido, su música, su violín y tenerla junto a mí de nuevo fue maravilloso, realmente maravilloso”, continuó. “La música tiene un poder extraordinario para mover a la gente. Puede darles una voz, puede darles una oportunidad de expresarse. Puede ser una liberación de emoción y una conexión con otras personas”.

El software funciona por tener a Rosemary centrada en diferentes luces de colores, lo que le ayuda a controlar las notas que se presentan en la pantalla que los músicos pueden leer. Dependiendo de su intensidad, puede controlar la velocidad y el volumen de la pista también.

El líder del proyecto científico, el profesor Eduardo Miranda, de la Universidad de Plymouth, explicó a The Telegraph cómo funcionaba el programa y cómo se sentía viendo cómo todo cobraba vida.

“El sistema está leyendo las ondas cerebrales de Rosie. Tardó veinte años. No habría sido logrado si no tuviera la oportunidad de trabajar con Rosie. Estábamos todos en lágrimas. Podíamos sentir la alegría que proviene de ella al poder hacer música”.

Él continuó diciendo: “Ese momento fue mágico. No puedo describirlo. Fue un sueño que tuve y un sueño que parecía imposible”.

Rosemary continuará siendo galardonada, ya que en 2017 recibió un premio con un MBE por todo su trabajo en música. El equipo continuará ampliando su tecnología para llegar a más gente como Rosemary, y ayudarlos a expresarse a través de la música.

Mira la vida de Rosemary en video:

[epoch_video][/epoch_video]

Mira estas divertidas reacciones de los bebés ante la música

TE RECOMENDAMOS