Después de las críticas recibidas Yale facilitará 300 camas y pruebas COVID-19 a policías y bomberos

Por GQ Pan
29 de Marzo de 2020
Actualizado: 29 de Marzo de 2020

La Universidad de Yale dijo que proporcionaría 300 camas y agilizaría las pruebas de COVID-19 a los integrantes de los cuerpos de socorro y de seguridad de su ciudad que pudieran haber estado expuestos al virus.

La medida se produjo después de que, en New Haven, Connecticut, el alcalde Justin Elicker criticara a Yale por negarse a poner una residencia a disposición de los policías y bomberos de la ciudad. Elicker dijo el viernes, durante una conferencia de prensa por Internet, que la escuela Ivy League rechazó la solicitud del alcalde porque “todas las salas de residencia del campus están llenas de pertenencias de estudiantes”.

“Nuestras habitaciones para estudiantes aún contienen sus pertenencias, pero tenemos equipos que planean empacar y almacenar todas las pertenencias de los estudiantes para que las habitaciones puedan ser utilizadas”, respondió Yale en un comunicado, informó New Haven Register. “Estamos llevando a cabo planes que involucran expertos en mudanzas y empacadores profesionales, para hacer un almacenamiento temporal. El proceso tomará semanas, ya que todas las habitaciones de la residencia en el campus están llenas de pertenencias de los estudiantes”.

Elicker luego pidió a la Universidad de New Haven (UNH) que apoye a la ciudad en esos esfuerzos. Steve Kaplan, presidente de la universidad, aceptó rápidamente la solicitud.

“UNH nos ha abierto las puertas. Han trabajado para sacar rápidamente las pertenencias de los estudiantes de los dormitorios, y están trabajando con nosotros para abordar otros obstáculos logísticos y de responsabilidad”, dijo Elicker. “Estamos bastante cerca de finalizar un acuerdo con ellos para que nuestros policías y bomberos puedan comenzar a mudarse al lugar en los próximos días”.

El presidente de Yale, Peter Salovey, anunció el sábado por la tarde que la residencia y las pruebas aceleradas ya están listas para los integrantes de seguridad y socorro de New Haven.

“Ayer, el alcalde de New Haven, Justin Elicker, expresó su frustración con la falta de una respuesta positiva de la Universidad de Yale a su solicitud de que la universidad proporcione viviendas para los oficiales y bomberos de la ciudad con COVID-19”, dijo Salovey en un comunicado. “Estamos ansiosos por ayudar a New Haven con esta necesidad. Hemos estado trabajando para que esto sea posible, y estamos de acuerdo en que debemos avanzar lo más rápido posible”.

También enfatizó que Yale está recaudando un fondo de USD 5 millones para ayudar a abordar las consecuencias de la pandemia en New Haven.

“Ahora más que nunca, Yale y el Ayuntamiento deben estar en sintonía”, dijo. “Sé cuán comprometidos estamos todos en la ciudad y en la universidad para implementar una respuesta efectiva frente a COVID-19, y haré todo lo que pueda para apoyar este trabajo compartido”.

Hasta el sábado, el departamento de salud de Connecticut reportó más de 1500 casos confirmados de COVID-19 en todo el estado. El condado de New Haven, donde se encuentra la Universidad de Yale, tiene 236 casos y 6 muertes.

Descubra

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS