Detienen a miles de personas en ciudades rusas por protestar contra la invasión a Ucrania

Por Autumn Spredemann
28 de Febrero de 2022 3:04 PM Actualizado: 28 de Febrero de 2022 3:04 PM

El domingo, 2636 manifestantes fueron detenidos en 51 ciudades rusas por protestar contra la invasión a Ucrania por parte del presidente Vladimir Putin. La movilización de los civiles rusos que denuncian la guerra de su gobierno contra la nación vecina es constante desde el 24 de febrero.

Durante las detenciones del 27 de febrero, la policía arrestó a 1223 disidentes en Moscú y al menos 976 en San Petersburgo, según la organización independiente de derechos humanos OVD-Info.

Desde el 24 de febrero, más de 5949 civiles rusos han sido detenidos por manifestarse contra la invasión de Ucrania.

La activista local Marina Litvinoich pronunció un apasionado discurso en Facebook la noche del 24 de febrero, en el que pedía a sus conciudadanos rusos que se unieran en la protesta. “Sé que ahora mismo muchos de vosotros sienten desesperación, impotencia, vergüenza por el ataque de Vladimir Putin a la nación amiga de Ucrania (…) Nosotros, el pueblo ruso, estamos en contra de la guerra que ha desatado Putin. No apoyamos esta guerra, que no se lleva a cabo en nuestro nombre”.

Las autoridades rusas no tardaron en detener a Litvinovich. La policía la capturó fuera de su casa poco después de hacer el posteo en las redes sociales.

Al parecer, la policía moscovita ha confiscado los celulares de los detenidos, impidiendo así que se documenten los abusos o que se llame a los abogados. Los policías de dos departamentos, Severnoe Medvedkovo y Krylatskoye, amenazaron con acusaciones de desobediencia civil y castigos más severos a los manifestantes que no estuvieran dispuestos a entregar sus celulares.

La petición de Litvinoich y una serie de posteos consiguientes en las redes sociales dieron lugar a protestas en todo el país. Las demandas de paz de los manifestantes circularon a las pocas horas de los ataques armados de Putin por aire, tierra y mar contra Ucrania. La invasión de la semana pasada ha sido calificada como el mayor ataque de un Estado europeo a otro desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Policías rusos detienen a manifestantes durante la concentración contra la entrada de tropas rusas en Ucrania, el 24 de febrero de 2022. (EFE/EPA/ANATOLY MALTSEV)

El bombardeo ruso de Ucrania también se considera la acción más agresiva del país euroasiático desde la invasión soviética de Afganistán en 1979.

En menos de una semana, lo que Putin calificó de “operación militar especial” se ha convertido en una guerra total por el apoyo de Rusia a las repúblicas separatistas de Luhansk y Donetsk, situadas en la región de Donbás, en el este de Ucrania.

Las celebridades rusas de la industria del arte y el entretenimiento también se han unido al boicot a la invasión de Putin. El rapero Oxxxymiron, nacido en San Petersburgo y considerado uno de los artistas de la música más influyentes de Rusia, expresó sus objeciones contra la guerra en Ucrania en un video posteado en su página de Instagram el pasado jueves.

“Sé que la mayoría de los rusos están en contra de esta guerra. Creo que cuanta más gente exprese su verdadera opinión sobre esta guerra, más rápido podremos detener esta pesadilla”, dijo el rapero de 37 años.

Oxxxymiron ganó notoriedad ya en 2019 por organizar la protesta antigubernamental Get Jailed for a Text.

La directora del Teatro Nacional de Rusia, Elena Kovalskaya, anunció su renuncia en las redes sociales el 24 de febrero en protesta por el ataque de Putin.

“Es imposible trabajar para un asesino [Putin] y recibir un salario de él”, dijo Kovalskaya.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.