Detienen a un menor en Florida por decir que quiere ser el próximo tirador de escuelas

Por Jesús de León - La Gran Época
28 de Marzo de 2018 Actualizado: 28 de Marzo de 2018

Un adolescente de 13 años en Florida-Estados Unidos, fue detenido el sábado por la mañana después de decirle a los agentes de policía que quería “ser el próximo tirador de un colegio” y “matar” a otros chicos.

El menor hizo estas declaraciones cuando fue encontrado desmayado en la calle en Davenport el sábado por la mañana, después de haber bebido una botella de licor que le robo a sus padres y de haber tomado varias de lo que llamó “píldoras felices”, dijeron los agentes, según el diario Orlando Sentinel.

Según las declaraciones del muchacho: “Quería matar y ver a Dios”, disparar en el colegio Westside K-8  porque quería ser el próximo tirador de la escuela y “matar a muchos niños” porque lo delataron y por su culpa lo expulsaron.

El Sheriff del condado de Polk, Grady Judd, dijo: “Es importante que el niño reciba el tratamiento médico que necesita para lidiar con los deseos de herirse a sí mismo y a otros”.

“No podemos permitir que cualquier persona de cualquier edad se salga con las amenazas criminales de matar”, dijo Judd. “Especialmente cuando apuntan a niños en edad escolar”, según Bay News 9.

Las autoridades dieron a conocer que la expulsión del colegio se debió justamente por amenazar con matar a compañeros de clase, una semana después de la masacre de en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas High School.

Nikolas Cruz se presenta en la corte para una audiencia de estado ante el juez de circuito de Broward, Elizabeth Scherer, el 19 de febrero de 2018 en Ft. Lauderdale, Florida. Cruz enfrenta 17 acusaciones de asesinato premeditado en el tiroteo masivo en Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida. (Foto por Mike Stocker-Pool / Getty Images)

Ante ese incidente, fue hospitalizado para realizarle evaluaciones psiquiátricas en virtud de la Ley Baker de Florida que permite a las autoridades retener temporalmente a alguien que se considera una amenaza para él mismo o para otros.

Ahora fue nuevamente internado involuntariamente en el condado de Polk, bajo la acusación de acoso agravado, un delito grave de tercer grado.

En sus respuestas a la policía también dijo que había enterrado un arma cerca de su casa. Durante la búsqueda, las autoridades no encontraron el arma pero sí encontraron fotos de los tiradores de Parkland y Columbine en su computadora y teléfonos.

TE RECOMENDAMOS