Detienen más cristianos de iglesias familiares en el suroeste de China

Por Frank Yue
03 de Mayo de 2021
Actualizado: 03 de Mayo de 2021

Informes de Guiyang, la capital de la provincia de Guizhou, en el suroeste de China, indican represión de las iglesias clandestinas por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) después que el pastor Zhang Chunlei fuera puesto bajo detención penal en marzo.

A mediados de marzo, Yang Kaichun y Hou Zeyan —miembros de la iglesia familiar y residentes de la ciudad de Anshun, situada a 90 kilómetros de Guiyang— recibieron cada uno 15 días de detención administrativa ilegal, mientras que a Huang Chen y Cai Sumei, las autoridades les allanaron sus casas y confiscaron algunas de sus posesiones.

Otros miembros de la iglesia en casa, Chen Jianguo, Li Lin y Li Jinzhi, de Guiyang, fueron sometidos a tres días de detención, así como a repetidas comparecencias y acoso por parte de la policía local.

Yang Aiqing, mujer de un pastor que se encuentra encarcelado, Zhang Chunlei, también fue citada ilegalmente y mantenida con esposas y grilletes durante 24 horas antes de ser liberada.

Las esposas y los grilletes solo pueden aplicarse a los delincuentes peligrosos, declaró recientemente el abogado chino especializado en derechos humanos, Sui Muqing, al diario Epoch Times.

Varios abogados, entre ellos Sui, Zhu Shujin, Huang Deqi y Zhao Qingshan, acudieron a las ciudades de Guiyang y Anshun para demandar a la policía local por abuso de poder en nombre de los miembros de la iglesia familiar que se encuentran afectados.

El 27 de abril, Sui presentó una demanda administrativa en nombre del cristiano Chen Jianguo contra las autoridades responsables de asuntos étnicos y religiosos y de seguridad pública del distrito de Yunyan, en la ciudad de Guiyang, ante el tribunal del distrito de Nanming de Guiyang. Sin embargo, el caso de Chen fue desestimado por el tribunal.

De hecho, el régimen del PCCh intensificó sus esfuerzos en la persecución de los cristianos clandestinos desde que el líder chino Xi Jinping asumió el mando en 2012. A su vez, el PCCh derribó más de 900 cruces de iglesias estatales solo en el primer semestre de 2020 en la provincia de Anhui, según Bitter Winter, una revista sobre libertad religiosa y derechos humanos en China.

(Cortesía de Bitter Winter)

El 19 de enero, Niu Guobao, cristiano y residente en el condado de Lushan, en la provincia central china de Henan, recibió una multa de 160,000 yuanes (unos USD 24,712) de parte de la autoridad religiosa local del PCCh por celebrar una fiesta de Navidad el 19 de diciembre de 2020, según un sitio web de derechos en lengua china, conocido como Wei Quan Wang. Todos los libros y calendarios religiosos fueron confiscados a los más de 60 participantes que asistieron a la fiesta, entre ellos 20 niños. Ellos dijeron sentirse intimidados por los funcionarios intrusos, que antes les habían advertido contra esa celebración.

El 20 de febrero de 2019, Li Juncai, pastor de una iglesia familiar cristiana y residente en el condado de Yuanyang, en la provincia de Henan, fue detenido por un presunto cargo de “obstrucción al cumplimiento de los deberes oficiales”, después que se negó a seguir las órdenes de las autoridades locales de retirar la cruz que había en lo alto de su iglesia y de sustituir sus estandartes religiosos por otros aprobados por el PCCh.

Días después, la cruz fue derribada por la fuerza y los estandartes retirados. En su lugar, en el interior de la iglesia se colocó una bandera roja de cinco estrellas para cumplir con los requisitos del PCCh, el cual ha estado aplicando su orden en todo el país durante los últimos años.

Tras 22 meses de detención, el pastor fue condenado a cinco años y medio de prisión por cargos como malversación de fondos y obstrucción al ejercicio de las funciones oficiales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS