Develan el misterio de una tumba de 5000 años con 15 familiares asesinados

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época
17 de Mayo de 2019 Actualizado: 17 de Mayo de 2019

En un misterioso caso de asesinato en masa, se encontraron 15 cuerpos enterrados en una fosa común en Polonia en 2011. A través de la evidencia genética, un equipo internacional de investigadores descubrió que todos los individuos estaban relacionados entre sí y perecieron como una familia.

“No sabemos quién fue el responsable de esta masacre”, dijo el genetista Hannes Schroeder de la Universidad de Copenhague en un comunicado de prensa el 10 de mayo.

“Pero es sugerente que ocurriera hace 5000 años, cuando el período neolítico tardío estaba entrando en la Edad de Bronce. Durante este período, las culturas europeas se estaban transformando fuertemente por las culturas Yamnaya que emigraban desde el este. Es fácil imaginar que estos cambios de alguna manera precipitaron violentos choques territoriales”, dijo.

Se cree que la cultura Yamnaya, también llamada cultura de los sepulcros, posiblemente estuvo involucrada en una migración masiva al centro y norte de Europa que condujo a la dispersión de las lenguas indoeuropeas hace unos 5000 años, según un estudio realizado en 2018.

Una reconstrucción del artista polaco, Michał Podsiadło muestra que los cuerpos en la tumba fueron colocados cuidadosamente uno al lado del otro y con regalos para su último viaje. Pero todos los cadáveres tenían marcas en el cráneo y fueron asesinados brutalmente. (Comunicado de prensa de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Copenhague)

El misterioso lugar de enterramiento masivo fue descubierto en el pueblo de Koszyce, en el sur de Polonia. Los esqueletos eran de mujeres, niños y hombres, y fueron encontrados en la tumba junto con regalos. Se descubrió que todos murieron por golpes.

“Un estudio más detallado de los esqueletos reveló que todos los individuos habían sido asesinados por golpes en la cabeza, posiblemente durante una redada en su asentamiento”, dice un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS).

A través de las pruebas de ADN, un equipo internacional de investigadores de las universidades de Copenhague y Aarhus, y del Museo Arqueológico de Poznan, descubrió que se trataba del asesinato de una gran familia de tres generaciones.

“Al analizar el ADN antiguo de los esqueletos, pudimos trazar un mapa de cada una de las relaciones familiares. Podemos ver que las madres son colocadas al lado de sus hijos y hermanos. Los que enterraban a los muertos los conocían bien”, dijo Morten Allentoft, biólogo evolutivo de la Universidad de Copenhague.

Representación esquemática de las parcelas de entierro y linaje que muestran las relaciones de parentesco entre los individuos de Koszyce encontrados en el sitio de entierro masivo. (Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos de América)

“También vemos que la mayoría de los padres de esta familia están ausentes en la tumba. Nuestra sugerencia es que no estaban en el asentamiento cuando ocurrió la masacre y que regresaron más tarde, y posteriormente enterraron a sus familias de una manera respetuosa”, dijo Allentoft.

Los investigadores dijeron que la tumba y su trágica historia demuestran que el cuidado de la familia significaba mucho para la gente de la región en ese momento.

“Sabemos por otros descubrimientos de tumbas que en esta época se produjeron conflictos violentos entre diferentes grupos culturales. Sin embargo, nunca han sido tan claramente documentados como aquí. Aparte de toda la violencia y la tragedia, nuestro estudio demuestra claramente que la unidad familiar y la atención significaron mucho para estas personas, hace unos 5000 años, tanto en vida como en muerte”, dijo el arqueólogo Niels N. Johannsen, de la Universidad de Aarhus.

El estudio genético publicado en el PNAS identificó cuatro familias nucleares en la tumba, la mayoría representadas por las madres y sus hijos.

“Una madre fue enterrada acunando a su hijo, y los hermanos fueron colocados uno al lado del otro”, dice el estudio.

Solo un padre fue puesto en la tumba. En cuanto a la forma única en que los cuerpos fueron enterrados unos a otros, el estudio dijo: “El único padre presente en la tumba es el individuo 10, cuyo compañero e hijo son colocados juntos frente a él en la tumba. Además, hay un niño (individuo de 7 años), de 2 a 2 años y medio de edad, cuyos padres no están en la tumba, sino que es colocado al lado de otros individuos con los que está estrechamente relacionado a través de varias relaciones de segundo grado”.

En el estudio también se hablaba de la presencia de mujeres y hombres no emparentados y se decía que la comunidad de la aldea polaca estaba organizada a lo largo de las líneas patrilineales de ascendencia.

*****

Mira a continuación:

Palden Gyatso, un monje tibetano perseguido por su fe

En la cárcel, sufrió las formas más brutales de tortura a manos del régimen chino. Esta es la historia de un monje tibetano perseguido y su fe inquebrantable.

TE RECOMENDAMOS