Consumir una dieta correcta es importante para un buen control de la diabetes

08 de Noviembre de 2016 Actualizado: 09 de Noviembre de 2016

La Diabetes 2 es una enfermedad crónica que se presenta a cualquier edad y es causada por la poca producción de insulina (hormona producida por el páncreas). Este descontrol del azúcar en la sangre causa muchos síntomas como sed excesiva, fatiga, micción frecuente, visión borrosa, hambre o pérdida de peso, etc.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), la diabetes tipo 2 afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, se presenta mayormente en adultos mayores, en personas con antecedentes familiares y en aquellos con sobrepeso.

La agencia SINC destaca un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, realizado por el investigador Sanchez-Muniz, éste destaca que “las mujeres durante la gestación no cambian la forma de comer ni la calidad de su dieta, consumen alimentos de baja calidad, muchos productos de origen animal ricos en grasas saturadas y pocos hidratos de carbono procedentes de verduras o legumbres”. El resultado es que el niño nace con perfil diabetogénico. La dieta materna es fundamental en el crecimiento del feto y en los niveles de insulina y glucosa al nacer, señala el especialista.

La dieta que consume la madre durante el embarazo puede influir en la probabilidad de desarrollar diabetes de su hijo. (Foto: JGI / Jamie Grill )
La dieta que consume la madre durante el embarazo puede influir en la probabilidad de desarrollar diabetes de su hijo. (Foto: JGI / Jamie Grill )

En cuanto a los pacientes diabéticos con retinopatía diabética, ese mismo portal de noticias señala que mediante un estudio de Investigadores del Instituto de Recerca del Hospital universitario Vall d´ Hebrón (VHIR), liderado por Rafael Simó, se determinó que existe un déficit de vitamina C en los ojos de estas personas, que es la principal causa de ceguera de la población en edad laboral.

[insert page=’afecta-salud-consumo-edulcorantes’ display=’template-relacionadas.php’]

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, citado por SINC, analiza la influencia de la dieta mediterránea sobre la calidad de vida de las personas y la disminución en el riesgo de sufrir diabetes. En la investigación participaron 13,380 universitarios sin diabetes  durante 4, 4 años. El resultado fue que aquellos que consumieron fielmente la dieta mediterránea presentaban menor riesgo de Diabetes.

La dieta mediterránea es rica en grasas vegetales como aceite de oliva virgen extra y frutos secos. (Fotolia)
La dieta mediterránea es rica en grasas vegetales como aceite de oliva virgen extra y frutos secos. (Fotolia)

La dieta mediterránea se caracteriza por el consumo de frutas, legumbres, verduras, pescado, aceite de oliva y frutos secos, una baja ingesta de ácidos grasos y el uso abundante de aceite de oliva virgen para cocinar, freír, untar en el pan y aliño para ensaladas.

Una dieta saludable para combatir la diabetes

El plan es comer todos los días a la misma hora y en base a alimentos diversos. Una forma de comprobar su efecto es revisar los niveles de glucosa 2 horas después de una comida para ver cómo afectaron al organismo los diferentes alimentos que se consumieron; con el tiempo se aprenderá  acerca de cómo influye cada alimento y cómo poder combinarlos para obtener una dieta saludable.

[insert page=’azucar-de-coco-alternativa-saludable-azucar-blanco’ display=’template-relacionadas.php’]

Por su parte, la Asociación Americana de Diabetes ofrece una guía de una buena alimentación:

  • Granos Integrales: arroz integral y fideos integrales, estos no han sido procesados por lo tanto son más sanos.
  • Carnes Magras: Los cortes llamados Lomo de res o lomo de cerdo contienen menos grasas. En los pollos y pavos retirar su piel.
  • Pescado y marisco: son más sanos que la carne roja, pero si es alérgico a estos no los coma. Consumir 2 ó 3 veces a la semana.
  • Productos lácteos sin grasa: leche descremada, yogurt y queso bajo en grasa.
  • Frutas: manzana, naranja, plátanos y uvas son buenos. Informe a su médico si es alérgico a alguna fruta.
  • Verduras: que no contengan almidón como lechugas, espinaca, tomates y brócoli.
  • Agua: tomar abundante agua, bebidas sin calorías. No tome refrescos de frutas y cualquier otra bebida que contenga azúcar.

Su médico, su nutricionista o asesor nutricional experto en diabetes pueden enseñarle la forma de crear y seguir un plan de alimentación para diabetes.

TE RECOMENDAMOS