Diferencia en la eficacia entre vacunas COVID-19 de Moderna y Pfizer aumenta con el tiempo: estudio

Por Tom Ozimek
18 de Septiembre de 2021
Actualizado: 18 de Septiembre de 2021

Un nuevo estudio que pretende arrojar luz sobre la eficacia de la vacuna COVID-19 en el mundo real muestra una diferencia cada vez mayor entre las vacunas de Moderna y la de Pfizer, cuatro meses después de la segunda inyección.

Entre los más de 3600 adultos estadounidenses sin problemas de inmunidad que participaron en el estudio, la eficacia de la vacuna contra la hospitalización por COVID-19 en los primeros cuatro meses de la vacunación completa fue mayor en el caso de la vacuna Moderna (93 por ciento) que en el de la vacuna Pfizer-BioNTech (88 por ciento) y la de J&J (71 por ciento), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Mientras que la eficacia de la vacuna Moderna se redujo ligeramente hasta el 92 por ciento tras 120 días de vacunación completa (con una mediana de 141 días), la de Pfizer disminuyó significativamente hasta el 77 por ciento (con una mediana de 143 días), según los investigadores.

Dado que solo un número limitado de pacientes recibió la vacuna de J&J más de 120 días antes del inicio de la enfermedad, su eficacia no se estratificó por tiempo en el estudio, que se realizó entre el 11 de marzo y el 15 de agosto de este año. Además, los intervalos de confianza para estimar la eficacia de la vacuna J&J eran amplios debido al número relativamente pequeño de pacientes vacunados con el producto, según los investigadores.

“Aunque estos datos del mundo real sugieren cierta variación en los niveles de protección según la vacuna, todas las vacunas contra COVID-19 aprobadas o autorizadas por la FDA proporcionan una protección sustancial contra la hospitalización por COVID-19”, señalaron los CDC.

El estudio no evaluó la eficacia de la vacuna por variante, incluida la Delta, ni midió la eficacia contra COVID-19 que no dio lugar a hospitalización. El análisis tampoco tuvo en cuenta la eficacia en niños y adultos inmunodeprimidos.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como SARS-CoV-2 o nuevo coronavirus.

El estudio se publicó el 17 de septiembre, el mismo día en que el panel asesor sobre vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos votó 16 a 3 a favor de recomendar las inyecciones de refuerzo de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer para las personas de 65 años o más y para aquellas con alto riesgo de exposición laboral. Al mismo tiempo, el panel votó 18-0 para recomendar que no se apliquen vacunas de refuerzo a las personas de 16 a 65 años.

El Dr. James Hildreth, miembro con derecho a voto en el panel de expertos de la FDA, dijo que “[tiene] una gran preocupación por la miocarditis en los jóvenes”. La FDA ya había advertido que, aunque es poco frecuente, las vacunas de Pfizer y Moderna, ambas basadas en la tecnología del ARN mensajero, podrían causar miocarditis o pericarditis entre los más jóvenes.

Otra asesora de la FDA, la Dra. Melinda Wharton, coincidió con las preocupaciones de Hildreth y dijo que “no se sentiría cómoda” recomendando refuerzos a los jóvenes debido al riesgo de miocarditis. Señaló durante el panel que las personas más jóvenes tienen un riesgo muy bajo de desarrollar una enfermedad grave a causa de COVID-19 o de convertirse en casos graves.

Mientras que las autoridades sanitarias de EE.UU., algunos otros países y los fabricantes de vacunas han argumentado que los refuerzos son necesarios para todo el mundo, muchos científicos, incluidos algunos dentro de la FDA y los CDC, no están de acuerdo. Los CDC recomendaron anteriormente dosis de refuerzo para personas inmunodeprimidas.

Con información de Jack Phillips.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS