Diplomático de la UE pone en mira a la propaganda que fomenta Beijing en medio de la pandemia

Por Cathy He
25 de Marzo de 2020 Actualizado: 25 de Marzo de 2020

El principal diplomático de la Unión Europea (UE) resaltó recientemente los intentos de Beijing de desviar la atención mundial de su encubrimiento inicial del brote del virus del PCCh.

El principal diplomático de la UE, Josep Borrell Fontelles, señaló en una declaración del 23 de marzo, que el régimen chino ha empezado recientemente a presentarse como un líder mundial en la lucha contra la pandemia. Advirtió que hay un “componente geopolítico que incluye una lucha por la influencia a través del giro y la ‘política de la generosidad'”.

En medio de una “batalla global de narrativas (…) necesitamos defender a Europa contra sus detractores”, dijo.

El régimen ha desplegado recientemente una campaña de propaganda masiva para desviar la culpa del brote, impulsando la teoría infundada de que el virus del PCCh se originó en Estados Unidos, mientras que también afirma que es un ejemplo en los esfuerzos mundiales de contención.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Borrell describió cómo ha evolucionado la narrativa de Beijing desde que comenzó el brote.

“En enero, el marco dominante fue el de una crisis local en la provincia de Hubei, agravada por el encubrimiento de información crucial por parte de los funcionarios del partido chino”, dijo.

En ese momento, “Europa estaba enviando mucho equipo médico para ayudar a las autoridades chinas que estaban abrumadas”, señaló Borrell.

Sin embargo, como el virus se ha propagado rápidamente en el extranjero, en particular en Europa, parece que los papeles se han invertido.

“China está impulsando agresivamente el mensaje de que, a diferencia de los EE.UU., es un socio responsable y fiable”, dijo.

El régimen chino y sus medios de comunicación controlados por el estado han promocionado el envío de expertos y suministros médicos—algunos de los cuales en realidad eran compras en virtud de acuerdos de exportación y no donaciones—a países europeos muy afectados, como Italia, España y Francia.

Bonnie Glaser, asesora principal para Asia y directora del China Power Project en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, dijo anteriormente a The Epoch Times que tales iniciativas formaban parte del plan de Beijing para “avanzar en su objetivo de liderar la reforma de la gobernanza mundial y promover el modelo chino como una opción para que los países en desarrollo lo copien”.

Si Beijing se retrata con éxito por manejar la crisis de manera eficaz, el régimen “puede socavar aún más el atractivo de la democracia y el capitalismo en todo el mundo”, dijo.

Bowen Xiao contribuyó a este informe.

España, su relación con el régimen chino y el virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS