Diputado australiano pregunta si la ABC de Australia está “infiltrada por el Partido Comunista Chino”

Por Caden Pearson
24 de Julio de 2020
Actualizado: 24 de Julio de 2020

Un miembro del Parlamento expresó su preocupación por la influencia de Beijing en la Corporación de Radiodifusión Australiana (ABC), luego de que emitiera un programa de vídeo y radio evocando los puntos de conversación de propaganda comúnmente utilizados por el Partido Comunista Chino (PCCh) para perseguir a Falun Dafa durante las últimas dos décadas.

En respuesta al programa de video transmitido el 21 de julio, el diputado liberal Craig Kelly acudió a Facebook para preguntar: “¿Ha sido la ABC infiltrada por el Partido Comunista Chino?”

“¿De qué otra manera explican el ataque de la ABC sobre la [práctica] pacífica Falun Gong?”, continuó.

Los ataques de la ABC se dieron en el 21° aniversario de la persecución del PCCh contra Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, la cual comenzó el 20 de julio de 1999.

HAVE THE ABC BEEN INFILTRATED BY THE CHINESE COMMUNIST PARTY ?

How else you you explain the ABC’s hit job on the…

Publicada por Craig Kelly en Martes, 21 de julio de 2020

Kelly publicó la foto de un evento de Falun Dafa en donde habló frente a muchas pancartas que decían “Falun Gong: Meditación guiada por Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, y “Un tribunal independiente declaró a China culpable de la sustracción forzada de órganos”.

Una de las pancartas en la foto fue editada digitalmente para que se lea: “Ayuden a detener la persecución de Falun Gong en China”, y el parlamentario añadió las palabras:”y a través de ‘su’ ABC en Australia”.

Kelly también criticó al PCCh por sus actividades de espionaje como el monitoreo de comentarios, incluso fuera de China, y escribió: “Con esta foto estaré marcado en un pequeño libro negro del Partido Comunista Chino (y probablemente también de la ABC)”.

El activista de derechos humanos veterano, Bob Vinnicombe, también comentó en Facebook, calificando a los reportajes de la ABC como “una conspiración típicamente incompetente, sesgada y unilateral por parte de la ABC que hace el trabajo del Partido Comunista Chino en denigrar a Falun Gong”.

“Es fácil denigrar a cualquier organización dando espacio al aire solo a exmiembros desafectos”, añadió, alegando que el programa “nunca comprobó los hechos de ninguna de sus acusaciones”.

“Y por supuesto, no mencionaron el horror de la sustracción de órganos donde miles de prisioneros de Falun Gong durante años han sido asesinados a pedido, como langostas en un estanque de un restaurante, para que sus órganos puedan ser cortados y vendidos para transplantes. Pero entonces, nosotros no querríamos poner en peligro el acogedor acuerdo de la ABC con el Gobierno Comunista chino, ¿cierto?”

The anti-falun gong segment on Foreign Correspondent tonight (Tuesday 21st July) was a typically incompetent, biased,…

Publicada por Bob Vinnicombe en Martes, 21 de julio de 2020

El diputado del Partido Nacional Liberal, George Christensen, también cuestionó la decisión de los productores de la ABC de omitir que los practicantes de Falun Dafa sufren la sustracción forzada de órganos aprobada por el estado a manos del PCCh.

Christensen calificó al programa de video un “hit piece” y escribió: “¡Hablando sobre cruzar la línea!”

“El ataque hacia grupo por ‘nuestra’ emisora nacional está extrañamente programado mientras ellos conmemoran los 21 años de opresión y victimización a manos del PCCh. ¿Prioridades?” escribió.

El 23 de julio, los parlamentarios demócratas liberales Tim Quilty y David Limbrick publicaron un comunicado de prensa en el que piden a la Junta de la ABC que investiguen si los programas de video y audio sobre Falun Dafa violan las propias políticas de la ABC sobre “incitar a una estigmatización inmerecida de una minoría religiosa vulnerable”.

“Hay muchos practicantes de Falun Gong en mi electorado, y me horroriza que hayan sido tergiversados y demonizados por nuestra emisora estatal. Este es el tipo de cosas que vinieron a evitar en Australia”, escribió Limbrick.

El diputado describió al programa de la ABC como “trivial e ingenuo”.

Sobre los productores, dijo: “Ellos parecen ignorar por completo que la información que reunieron pudo ser utilizada por el Partido Comunista Chino como justificación para continuar su persecución”.

La oficina 610, una agencia del PCCh específicamente establecida para perseguir a Falun Dafa, denominada así por la fecha de su creación el 10 de junio de 1999, aprovechó de inmediato el programa de la ABC para justificar su persecución.

El 17 de julio, un sitio web creado bajo el amparo de la oficina 610 con el propósito expreso de difamar a Falun Dafa, alabó al programa de la ABC y afirmó que el PCCh había estado “advirtiendo al mundo” sobre la práctica espiritual.

Limbrick señaló que los representantes de Falun Dafa abordaron la serie de tergiversaciones, incluidas las afirmaciones de que los practicantes no podían buscar tratamiento médico.

En un comunicado de prensa, un portavoz de la Asociación de Falun Dafa de Australia escribió: “El contenido del documental de la ABC (…) sigue de cerca la desacreditada narrativa propagandística del Partido Comunista Chino. El comunicado de prensa [publicado por la ABC] implica que Falun Gong podría no ser merecedor de la simpatía que su difícil situación ha ganado en occidente”.

El integrante de Northern Victoria, Quilty, escribió: “Los periodistas de la ABC no solo ignoraron la carta de Falun Gong antes de que la historia saliera al aire, donde señalaban una serie de inexactitudes básicas, sino que se negaron a reunirse con los miembros de Falun Gong en Australia para conversarlo”.

Quilty quiere una investigación para determinar si el PCCh proporcionó o no el material para el programa de la ABC.

La ABC no respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, es una práctica espiritual que integra ejercicios de meditación y enseñanzas morales basadas en verdad, benevolencia y tolerancia.

Desde julio de 1999, el régimen del PCCh ha perseguido severamente a Falun Dafa, deteniendo a cientos de miles de practicantes en prisiones, campos de trabajo y centros de lavado de cerebro, a menudo mientras también son torturados. De acuerdo con el Centro de Información de Falun Dafa, miles han muerto, aunque el verdadero número de muertes probablemente sea mucho mayor debido a la dificultad de obtener dicha información desde China.

El PCCh apunta a los medios de comunicación en inglés

La ABC estuvo participando en un programa de intercambio periodístico entre China y Australia, conectado a los sistemas del Frente Unido del PCCh, hasta que la pandemia de la COVID-19 interrumpió un viaje previsto para febrero de 2020.

El Frente Unido del PCCh tiene la tarea de llevar a cabo operaciones de influencia en el extranjero, incluido en Australia, y ha sido un instrumento clave en la campaña de guerra propagandística del PCCh desde la época de Mao Zedong (pdf).

En una presentación al Comité Parlamentario Conjunto de Inteligencia y Seguridad el 22 de enero de 2018 (pdf), Clive Hamilton y Alex Joske, escribieron que los principales medios de comunicación en inglés de Australia eran objetivos del Departamento de Propaganda del PCCh.

“El Departamento de Propaganda, a través de su organización principal, la Asociación de Periodistas de China, trabaja con el ACRI (Instituto de Relaciones de Australia y China) para organizar visitas cuidadosamente organizadas de periodistas australianos a China”.

Financiado por Huang Xiangmo, el ACRI se compromete a proporcionar “una visión positiva y optimista de las relaciones entre Australia y China”.

Estos programas de intercambio “cuidadosamente organizados” han funcionado como una iniciativa conjunta entre el Centro de Periodismo de Asia Pacífico (APJC) y la Asociación de Periodismo de China vinculada al Frente Unido.

Desde wl 2013, periodistas de varias organizaciones de medios de comunicación en Australia han participado en los intercambios vinculados al Frente Unido, entre ellos la ABC, The Australian Financial Review, The Australian y más.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS